Get him to the Greek

Leo Aquiba Senderovsky 3 octubre, 2010 0

Estreno en España: 27 Agosto 2010

Título: Todo sobre mi desmadre

Estreno en Argentina: 15 Diciembre 2010

Gethimtothegreekcartel1 

Sinopsis

Aaron Green sabe cumplir sus objetivos. Este ambicioso joven de 24 años trabaja en una discográfica que le encarga una misión: volar a Londres y acompañar a una estrella del rock hasta el Greek Theatre de Los Ángeles, donde dará el primer concierto de una importantísima gira después de un tiempo alejado de los escenarios. El roquero Aldous Snow es un músico brillante, pero debido a una dolorosa separación, su carrera ha bajado en picado y se ha convertido en un borracho sin rumbo. Harto de que siempre le digan que sí a todo y asustado de no poder volver a sacar un éxito, ha entrado en un espiral nihilista descendente. Al enterarse de que su gran amor, la modelo y estrella del pop Jackie Q, está en California, Aldous decide hacerlo todo para recuperarla. El concierto se acerca y el ingenuo representante de la discográfica se ve obligado a recorrer un campo de minas poblado por camellos londinenses, barriobajeros neoyorquinos y bailarinas de Las Vegas antes de entregar al cantante más o menos sano y salvo.

Crítica de Cine.com por Leo Aquiba Senderovsky

De la amplísima factoría Apatow, ahora tenemos lo nuevo de Nicholas Stoller, el director de Paso de ti (Forgetting Sarah Marshall). En aquella comedia aparecía un personaje con ansias de protagonismo y muchísimo carisma, el rockero británico Aldous Snow, interpretado fantásticamente por Russell Brand. Los excesos de Aldous merecían una comedia propia, y aquí Stoller se la otorga, compartiendo cartel con Jonah Hill, quien aparecía en aquella pero con otro personaje.

En Get him to the Greek, o Todo sobre mi desmadre (la palabra “desmadre” es la que mejor le cabe, ¿pero era necesaria esta alusión al film de Almodóvar?), Aldous Snow es un músico en decadencia luego de un lamentable último disco, que es recuperado por Aaron Green, un joven empleado de una discográfica que tiene la fabulosa idea de organizar un concierto para recuperar la gloria de su músico favorito, y de paso, salvar de la quiebra a la empresa. A Aaron le es encomendada la tarea imposible de llevar al rockero hasta el lugar del recital en el mejor estado posible, esto es, no demasiado borracho ni drogado, pero tampoco completamente sobrio. Así, Aaron debe combatir el estado depresivo del músico, sin perder su propia estabilidad, al oficiar de compinche para ganar su confianza.

Russell Brand parece fusionarse con su personaje de Aldous Snow de una manera brillante, dotando al músico de un perfil diametralmente opuesto al robusto y heavy estereotipo impuesto por Jack Black, pero con igual dosis de parodia. Aldous Snow es un músico que disfruta de las fiestas, del sexo y de las drogas, y se divierte a pleno con su faceta de rockstar, pero su decadencia musical es ostensible, y esta decadencia les sirve a Snow, a Brand y a Stoller para reírse de muchos músicos que son capaces de renunciar a la calidad musical en pos de insistir con discursos demagógicos. Snow es de esos músicos que, como esas reinas de belleza que se manifiestan preocupadas por el medio ambiente, son capaces de hablar de los niños africanos de tal modo que terminan insultando a toda la comunidad negra. Aaron Green es el pobre empleado que se prende sistemáticamente en todos los excesos del rockero, en una de las mejores interpretaciones de Jonah Hill hasta el momento.     

La enorme pericia cómica del trío Stoller-Brand-Hill permite que la película se suba a caballo de las delirantes situaciones en las que se sumerge Snow, arrastrando a Green y haciéndolo cómplice de su alocado estilo de vida. Así, ambos viajan a Las Vegas a visitar al padre del rockero y ambos se combinan para que Snow recupere a su amor, todo antes de poder desembarcar en el dichoso recital. Esta comedia, que sortea los excesos grotescos (por ejemplo, la enorme cantidad de vómitos) y es graciosa a pesar de ellos, llega a mantener un mayor equilibrio cómico que otras películas que, como esta, hacen un permanente elogio del consumo de drogas (sin duda, ésta es mucho más cómica que Pineapple express, e igual de delirante, quizás porque aquí las drogas no son el tema exclusivo).

La comedia se resiente cuando se acerca al final, y se opta por un discurso sensiblero sobre la amistad entre dos opuestos complementarios como Snow y Green, antes que continuar de manera coherente con el desmadre planteado durante el desarrollo. Sin embargo, esta sensiblería no llega a hacer demasiado ruido y no le resta puntos a una comedia por demás lograda, y cuyo mayor logro radica en la química actoral de Brand y Hill, en dos papeles que les calzan como anillo al dedo.

Lo mejor de la película: Russell Brand en un papel, a esta altura, antológico, haciendo dupla perfecta con un estupendo Jonah Hill.

Lo peor de la película: Algunas concesiones sensibleras sobre el final, y un exceso de gags grotescos que no aportan demasiado.

Gethimtothegreek1 

Dirección y guión: Nicholas Stoller.

País: USA. 

Año: 2010. 

Duración: 110 min. 

Género: Comedia.

Elenco: Jonah Hill (Aaron Green), Russell Brand (Aldous Snow), Elisabeth Moss (Daphne Binks), Rose Byrne (Jackie Q), Colm Meaney (Jonathan Snow), Sean Combs (Sergio Roma). 

Producción: Judd Apatow, Nicholas Stoller, David Bushell y Rodney Rothman. 

Música: Lyle Workman.

Fotografía: Robert D. Yeoman. 

Montaje: William Kerr y Michael L. Sale. 

Diseño de producción: Jan Roelfs. 

Vestuario: Leesa Evans. 

Distribuidora: Universal Pictures International Spain. 

Estreno en USA: 4 Junio 2010. 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Comentarios »

*