El mal ajeno

Leo Aquiba Senderovsky 7 octubre, 2010 0

Estreno en España: 18 Marzo 2010

Estreno en Argentina: 31 Marzo 2011

el-mal-ajenocartel 

Sinopsis

Diego es un médico tan acostumbrado a manejar situaciones límite que se ha inmunizado ante el dolor de los demás. Se ha desconectado de su trabajo, de su pareja y de su compromiso como padre. Durante un inquietante encuentro, a Diego le amenazan con una pistola. Horas después sólo recuerda el sonido de una detonación y la extraña sensación de haber recibido algo más que un disparo. Diego deberá tomar una decisión irreversible que afectará a su propia vida y a la de sus seres queridos.

 

Crítica de Cine.com por Leo Aquiba Senderovsky

La presentación de la película por parte de Amenábar da lugar a una comparación algo odiosa pero necesaria. Es verdad que el cine fantástico puede convivir con el drama, pero son muy pocas las películas que logran un muy buen drama con elementos fantásticos. Abre los ojos, la mejor obra de Amenábar, es un gran ejemplo de esto. Una película de corte esencialmente fantástico, pero con un núcleo dramático fuerte y movilizante, que aprovechaba al máximo la premisa fantástica que disparaba la trama. Las posibilidades de hacer que el fantástico se desprenda de un drama, con la dosis de verosimilitud requerida para que lo dramático fluya sin inconvenientes, pueden ser muchas, pero están sujetas al talento del director y, fundamentalmente, del guionista de turno.

En este caso, el guionista es Daniel Sánchez Arévalo, el realizador de Gordos, una película que odié por su tratamiento de los personajes. Es un tanto imposible establecer una relación entre Gordos y El mal ajeno, porque ésta última no posee una construcción indigna y condenatoria de sus personajes. Sin embargo, podría decirse que en El mal ajeno, lo principal que debería funcionar falla de raíz. Para que su planteo argumental sea efectivo, debería haber un equilibrio saludable entre el drama y el fantástico, y a los pocos minutos, podemos ver que hay una clara preferencia por el drama, que impide el posterior desarrollo de lo sobrenatural.

Estamos ante un argumento protagonizado por Diego, un médico marcado por su escepticismo, que un día es interceptado por un hombre que le dispara y se suicida tras pedirle que salve a una joven embarazada que se encuentra internada en el hospital. Este hecho desencadena una serie de acontecimientos que terminan evidenciando las incipientes propiedades sanadoras de Diego, y mientras éste se pregunta cuál es la razón por la que cuenta con este don, todos sus seres queridos comienzan a debilitarse o a caer enfermos, sin posibilidad de ser sanados por Diego.

La película funciona como un relato conmovedor sobre la pérdida y la recuperación de la sensibilidad y de la fe de un médico anestesiado por el “mal ajeno” que lo rodea día a día. Sin embargo, en este cuento, el aspecto fantástico sólo puede convivir como una metáfora que desemboca en la transformación del protagonista, ya que carece de fuerza y de autonomía para regir el destino de la trama. E incluso si queremos supeditar lo fantástico a la función simbólica, tampoco termina de encontrar su lugar en ese rol. Desde el momento en que los aspectos sobrenaturales comienzan a hacerse presentes, ansiamos que se apoderen del relato, sin que eso signifique quitarle protagonismo al drama. Cuanto más ansiamos que esto suceda, más terreno gana lo dramático, y más cercenado queda lo fantástico, sin posibilidades de salir de la mera premisa.

Así es como pierde fuerza un drama que, de haber establecido un equilibrio con los elementos fantásticos que presenta, podría haber dado lugar a una película sólida y mucho más conmovedora. En el resultado final, notamos que su mayor virtud es la estupenda interpretación de Eduardo Noriega, pero esto no nos sorprende en absoluto.

Lo mejor de la película: Eduardo Noriega, estupendo en su personaje.

Lo peor de la película: La imposibilidad de establecer un equilibrio correcto entre el drama y lo fantástico. El drama se apodera del relato de entrada y le impide a lo sobrenatural que tenga su merecido espacio.

el-mal-ajeno1

Dirección: Oskar Santos.

País: España.

Año: 2009.

Duración: 107 min.

Género: Drama.

Elenco: Eduardo Noriega (Diego), Belén Rueda (Isabel), Angie Cepeda (Sara), Cristina Plazas (Pilar), Clara Lago (Ainhoa), Marcel Borrás (Juanjo), Carlos Leal (Armand), Luis Callejo (Carlos), José Ángel Egido (Vicente), Chema Ruiz (Héctor), Dritan Biba (Tariq).

Guión: Daniel Sánchez Arévalo.

Producción: Fernando Bovaira, Alejandro Amenábar y Álvaro Augustin.

Música: Fernando Velázquez.

Fotografía: Josu Inchaustegui.

Montaje: Carlos Agulló.

Dirección artística: Isabel Viñuales.

Vestuario: Tatiana Hernández.

Distribuidora: Alta Classics.Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedin

Comentarios »

*