Estreno en Argentina: 21 Julio 2010 (DVD)

Título: Negocios brillantes

Estreno en España: 23 Julio 2010

sunshine-cleaningcartel 

Sinopsis

Rose Lorkowski es una madre soltera que necesita dinero para llevar a su hijo a un centro de educación especial. Con la ayuda de su hermana decidirá abrir un negocio que ofrece un servicio muy peculiar: limpiar escenarios de crímenes.

[youtube id=”iHDXkV6T_N8″ width=”600″ height=”350″]           

Crítica de Cine.com por Leo Aquiba Senderovsky

En la actualidad, el cine independiente americano (últimamente este rótulo despierta muy poca confianza) tiende a pisarse la cola más de la cuenta. Parecería ser el correlato tristemente natural de una industria consolidada, y gastada en lo que respecta a las ideas, como la de Hollywood, que domestica a su hermana menor, hasta moldearla a su gusto. Lo cierto es que, a la moda cada vez más habitual de las remakes en la franja principal de la producción, eso que antes llamábamos el “cine de estudio” y que podríamos entender como el cine ¿dependiente?, se le suma un cine de menor presupuesto que, a medida que empezó a ser conocido y difundido como indie, comenzó a mostrar signos de sus vicios recurrentes y de una falta de riesgos temáticos y estéticos que iría en crecimiento constante.

Sunshine cleaning no es LA exponente de esta tendencia del cine que vive a la sombra del rótulo indie (un término que debería representar pluralidad de formas e ideas, pero termina respondiendo a la homogeneización de dicho cine), sino que es una de las tantas muestras del modo en que el cine americano que más vitalidad y originalidad debería tener, en realidad no deja de repetir los esquemas ya probados. No por nada los últimos realizadores que rompieron con la idea de que el cine independiente americano está compuesto únicamente por meras historias de dramas familiares, aquellos que se atrevieron a impregnarse de riesgo, mostrando nuevas voces y narrativas totalmente diferentes a lo tradicional, por caso, Aronofsky o Nolan, hoy ya son cineastas maduros y están muy alejados del terreno independiente que los vio nacer. No quiero decir con esto que no haya nuevos realizadores americanos que arriesguen, pero son muchos menos y no generan tanto ruido (o no llegan a ser tan originales o tan talentosos) como aquellos.

Centrémonos en la película que nos convoca, un film que ha sido asociado por muchos como una reposición de tópicos que ya se encontraban en Pequeña Miss Sunshine, una película que, ubicada dentro del género habitual del cine indie, se permitía cierta frescura y solidez narrativa. No es casual que en el afiche se anuncie “De los productores de…” ni que repita la palabra “sunshine” en el título, un poco para repetir el discurso de aquella. Desde ya que no hay nada peor para una película independiente que terminar siendo objeto del oportunismo de sus productores, lo cual en un film con cualidades singulares podría ser un mero escollo, pero en uno que no puede valerse por sí mismo puede ser un problema realmente grave, casi diríamos su “talón de Aquiles”.

La premisa inicial (dos hermanas que, por dificultades económicas, se ven obligadas a limpiar escenarios de crímenes) no deja de ser interesante, y el tono con el que se toma a este aspecto de la trama tampoco está mal. Los problemas, sin embargo, no están muy lejos de estas consideraciones. Por empezar, una película como ésta merecía que el tono de comedia negra propio de las escenas “de limpieza” se extendiera y no terminara siendo consumido por el drama familiar. La premisa se ve minimizada por el contexto, a punto tal que todas las escenas que las muestran trabajando evidencian el pudor de un drama que no sabe cómo manejar este otro registro. El único elemento peculiar de la propuesta termina anulándose por el tono general que adopta la película, que inhabilita el potencial de comedia, y de esa manera, todo rastro de humor termina pareciendo involuntario.

El personaje de Rose Lorkowski está interpretado estupendamente por Amy Adams, quien sabe colocarse perfectamente en el punto medio perfecto entre la comedia y el drama, intentando hacer equilibrio en una película que, de por sí, se instala en un género determinado, y no busca el mismo equilibrio que logra Adams con su actuación. Emily Blunt, en cambio, sufre con un rol más débil, que corre con desventaja, y a la que le pesa la imposición de una subtrama (la que une a su personaje con el de Mary Lynn Rajskub) que merecía un mayor desarrollo.

No hay mucho más para decir de este film, un relato demasiado sencillo para un punto de partida arriesgado y prometedor, que desemboca en un drama sin demasiadas pretensiones y con un perfil aleccionador. Semejantes resultados la colocan como una de las tantas propuestas indies que muestran hasta qué punto el cine independiente americano está más dependiente que nunca.

Lo mejor de la película: Amy Adams, perfecta para un papel a medio camino entre la comedia y el drama.

Lo peor de la película: Que el disparador termina minimizándose en pos de privilegiar un tono de drama familiar demasiado convencional y hasta reiterativo para los estándares del cine indie.

sunshine-cleaning2 

Dirección: Christine Jeffs.

País: USA.

Año: 2008.

Duración: 95 min.

Género: Comedia dramática.

Elenco: Amy Adams (Rose Lorkowski), Emily Blunt (Norah Lorkowski), Alan Arkin (Joe Lorkowski), Jason Spevack (Oscar Lorkowski), Steve Zahn (Mac), Mary Lynn Rajskub (Lynn), Clifton Collins Jr. (Winston), Kevin Chapman (Carl Swanson), Judith Jones (Paula), Lois Geary (Sra. Davis).

Guión: Megan Holley.

Producción: Jeb Brody, Peter Saraf, Marc Turtletaub y Glenn Williamson.

Fotografía: John Toon.

Montaje: Heather Persons.

Diseño de producción: Joseph T. Garrity.

Vestuario: Alix Friedberg.

Distribuidoras: Emon y Baditri.

Estreno en USA: 27 Marzo 2009.