Título: The trap (La trampa)

Estreno en Argentina: 13 Enero 2009 (TV)

Estreno en España: 28 Mayo 2010

the-trap-cartel 

Sinopsis

Belgrado en la era post-Milosevic: una capital en lucha por encontrar una nueva identidad en una nación donde el pasado reciente ha dejado a sus ciudadanos en un desierto moral y existencial. En este contexto se sitúa el hogar de Mladen, su esposa Marija y su hijo Nemanja. Cuando se le diagnostica a Nemanja una insuficiencia cardiaca, los doctores insisten en que sea operado en el extranjero. Pero, ¿cómo puede la familia conseguir los 26.000 euros que necesita? Justo cuando los padres del chico están a punto de perder la esperanza, Mladen conoce a un hombre que promete darles esta cantidad, pero a cambio tendrá que matar a un hombre.

[youtube id=»OXRM6WfSq5g» width=»600″ height=»350″]

Crítica de Cine.com por Leo Aquiba Senderovsky

The trap llevaba tres años de demora en su estreno en España, que se saldan en el momento en que la vemos, y agradecemos que al menos se haya estrenado. Este es un drama duro, asfixiante, que funciona tanto dentro de su contexto, como un retrato espeluznante de una Belgrado arrasada por los conflictos armados y económicos, como fuera de él, ya que el debate moral que plantea es tan radical como universal. Este planteo fue tomado por el cine americano en varias oportunidades. Podríamos hacer una larga lista de las películas que plantean hasta dónde es capaz de llegar un hombre por salvar a su hijo. Sin embargo, The trap toma esta base y la incorpora a un relato de una creciente desolación, donde el thriller es parte de la realidad que se construye en torno a esta situación límite, con un padre que necesita dinero para operar a su hijo y es tentado por un extraño para matar a un hombre a cambio de la suma que necesita.

A diferencia de cualquier thriller americano, no vemos un debate sostenido en torno a la posibilidad de cometer ese acto, sino que el drama se acentúa al exponer las consecuencias de haber cometido el hecho. Mladen mata al hombre señalado, y a partir de allí la culpa lo atormenta, el dinero por el trabajo sucio no aparece nunca, la desesperación aumenta y esta acción lo lleva a Mladen a convertirse en un sujeto definitivamente enajenado, que, enceguecido por haber caído en la trampa de un estafador, se vuelve incapaz de sostener a su familia. El sentimiento desgarrador de Mladen se acrecienta cuando entra en juego la hija del hombre al que mató, quien resulta ser compañera de colegio de su hijo (esta casualidad es una concesión de la trama que se tolera como un dato más dentro del clima sórdido del relato) y, especialmente, cuando aparece la mujer de éste, y Mladen busca ayudarla en el intento vano de lavar sus culpas.

Lo interesante de este film es que toma de la versión americana de este tipo de historias solamente lo que le es útil en su planteo desencantado de la realidad que se vive en una Serbia devastada. Esto implica que la película no decanta en un vehículo al servicio del entretenimiento, ni llega a una resolución pretendidamente feliz. No hay nada en la película que augure un final concesivo, y el desenlace se apoya en ese desarrollo angustiante y desgarrador.

La interpretación que sostiene Nebojsa Glogovac en la piel de Mladen, consigue que nos identifiquemos con la desesperación de su personaje, aunque su rostro, permanentemente gravitando entre lo apocado y lo desencajado, no nos llega a transmitir del todo la transformación del personaje, producto de la forma en que actúa para salvar a su hijo. Sin embargo, este elemento vital no desluce una película inteligente en su construcción de género, que se sostiene plenamente en el desolador contexto que refleja. El conflicto que se narra, en cambio, no depende de ese contexto, porque es de naturaleza universal, y el correlato geográfico y temporal le aporta mayor autenticidad al drama.

Lo mejor de la película: Un planteo habitual en el cine de suspenso americano, reinventado en este caso para ofrecer un retrato crudo y sórdido de Belgrado.

Lo peor de la película: El rostro de Nebojsa Glogovac, que no llega a volcar toda la expresividad necesaria para componer a un personaje en crisis constante.

the-trap2 

Dirección: Srdan Golubovic. 

Países: Serbia, Alemania y Hungría. 

Año: 2007. 

Duración: 108 min. 

Género: Drama, thriller.

Elenco: Nebojsa Glogovac (Mladen), Natasa Ninkovic (Marija), Anica Dobra (Jelena), Miki Manojlovic (Kosta Antic), Marko Durovic (Nemanja), Dejan Cukic (Ivkovic).

Guión: Srdan Koljevic y Melina Koljevic; basado en la novela de Nenad Teofilovic. 

Producción: Jelena Mitrovic, Natasa Ninkovic, Alexander Ris y Jörg Rothe. 

Música: Mario Schneider. 

Fotografía: Aleksandar Ilic. 

Montaje: Marko Glusac y Dejan Urosevic. 

Diseño de producción: Goran Joksimovic. 

Vestuario: Ljiljana Petrovic. 

Distribuidora: Festival Films.