Estreno en Argentina: 20 Agosto 2009

Estreno en España: 23 Abril 2010

mentiras-piadosas-cartel

Sinopsis

Pablo, el hijo preferido de Mamá, viaja a París para ganarse la vida como músico. Las semanas pasan y nadie tiene noticias de él. La incertidumbre agrava el frágil estado de salud de su madre, por lo que sus hermanos, Jorge y Nora, deciden escribir cartas falsas y enviarle regalos, postergando el regreso. Para reforzar el simulacro, le piden a la novia de Pablo que continúe con sus visitas. Como Mamá la nota triste, le propone adelantar los preparativos de la boda, para apurar el regreso de Pablo. La ficción se ramifica involucrando a otros personajes, mientras la casa va siendo desmantelada para afrontar las deudas que generan los envíos de París. Poco a poco, la línea entre la ficción y la realidad se va desdibujando.

[youtube id=»8KVTo0kGjg» width=»600″ height=»350″]

Crítica de Cine.com por Leo Aquiba Senderovsky

Al ver Mentiras piadosas, un conocedor del cine argentino y de la obra de Julio Cortázar puede afirmar que pocos realizadores como Manuel Antin han hecho verdadera justicia con las adaptaciones cinematográficas de sus relatos. Basada, mejor dicho inspirada, en el cuento La salud de los enfermos, esta película de Diego Sabanés se parece demasiado a la película La cifra impar, de Antin, adaptación de Cartas de mamá, otro cuento de Cortázar. Y las similitudes no pasan únicamente porque La salud de los enfermos y Cartas de mamá son cuentos con tópicos similares, sino porque Sabanés toma elementos presentes en el film de Antin y en Cartas de mamá, pero inexistentes en el cuento que origina esta película(un ejemplo de esto es el amor compartido de dos hermanos por una misma mujer).

Si nos atrevemos a hacer un paralelismo entre la película de Sabanés y el cuento de Cortázar, nos encontramos con varias diferencias sustanciales. Más allá de los cambios de nombres, lugares y profesiones, la principal diferencia es que, a poco de comenzar el cuento, se deja asentado que el hermano ausente está muerto, mientras que en la película los familiares le escriben cartas a la madre para llenar la ausencia del hijo, desconociendo su paradero. El juego que sostiene Cortázar durante todo el relato es la conjugación entre la mentira y la verdad, construyendo un espacio en el que la mentira sostenida por toda la familia termina por volverse verdad (el final del cuento así lo advierte, cuando uno de los familiares se pregunta cómo le dirá a Alejandro, el hijo muerto, que ha fallecido su madre).

En el film de Sabanés no hay posibilidad de establecer un juego de esas características, porque ese juego se basa puramente en recursos literarios. Para que Sabanés ingrese al mundo de Cortázar, debería haber optado por reflexionar sobre esos mecanismos de desplazamiento tan propios del estilo cortazariano, así como en su momento lo ha hecho Antin con sus tres adaptaciones del célebre escritor. Mentiras piadosas, sin embargo, se queda en la chatura de lo literal y no consigue ver más allá de lo que la historia original le dicta. El suspenso agregado respecto al paradero del hijo se funde en un desenlace cuasi críptico, un tanto impropio frente a la contundencia del cuento de Cortázar (aunque en ese desenlace pueden hallarse ciertos rasgos de la alienación familiar descripta en el relato).  

De todos modos, Mentiras piadosas no merece ser comparada con el cuento original. Apenas es un pequeño drama con actores de teatro correctamente transportados al cine, cuyos rasgos característicos son una estética arcaica y una soporífera evolución narrativa. Es verdad que el aburrimiento no es una categoría estética, pero cuando no hay virtudes que hagan relucir a la puesta en escena, y ni siquiera encontramos un inteligente trabajo de traslación de la obra literaria, el pulso de la película lo termina marcando el tedio en el que esta nos sumerge. Basta leer el cuento original para encontrarnos con una obra mucho más ingeniosa, entretenida y angustiante que esta adaptación con tufillo a telefilm.

Lo mejor de la película: La interpretación de Marilú Marini y Claudio Tolcachir.

Lo peor de la película: Su lento y tedioso desarrollo narrativo, y la imposibilidad del director de trasladar al cine el juego literario cortazariano, quedándose en una lectura excesivamente literal.

mentiras-piadosas-2

Dirección: Diego Sabanés. 

Países: Argentina. 

Año: 2008. 

Duración: 100 min. 

Género: Drama. 

Elenco: Marilú Marini (Mamá), Walter Quiroz (Pablo), Claudio Tolcachir (Jorge), Paula Ransenberg (Nora), Verónica Pelaccini (Patricia), Hugo Álvarez (tío Ernesto), Claudia Cantero (tía Celia), Mónica Lairana (criada), Ángel Coria (Lito), Víctor Laplace (papá). 

Guión: Diego Sabanés; inspirado en el relato “La salud de los enfermos” de Julio Cortázar. 

Producción: Maximiliano Dubois, Benjamín Ávila y Diego Sabanés. 

Música: Rudy Gnutti. 

Fotografía: Julián Elizalde. 

Montaje: Alberto Ponce.

Dirección artística: Juan Mario Roust. 

Vestuario: Marta Albertinazzi. 

Distribuidora: Séptimo Arte Exhibición. 

Estreno en Argentina: 20 Agosto 2009.