Estreno en España: 14 mayo 2010

gentlemen-broncos-cartel1

Sinopsis

A Benjamin Purvis, un chico solitario que vive con su excéntrica madre, le apasiona escribir. Esta vocación artística le hará emprender un viaje hilarante y poco convencional cuando una de sus historias sea robada por el legendario novelista Ronald Chevalier y, después, adaptada en forma de película desastrosa por el cineasta más prolífico de su pueblo.

[youtube id=”qdpFpfIBkXc” width=”600″ height=”350″]

Crítica de Cine.com por Leo Aquiba Senderovsky

Luego de Nacho libre, Jared Hess (Napoleon Dynamite) profundiza en un estilo de comedia muy cercano al trazado por Wes Anderson, con un evidente parentesco estético, aunque con tópicos narrativos diferentes.

La clave de Hess siempre parece ser la extravagancia de sus personajes, que en el caso de Gentlemen Broncos definen los distintos trayectos que recorre el protagonista, el joven Benjamin Purvis, forzado por las personas que lo acompañan. Su madre, un peculiar cineasta con espíritu amateur, la chica que lo acompaña y que establece el contacto entre Benjamin y Lonnie, el director, Ronald Chevalier, el soberbio y pretencioso escritor de novelas exitosas y Dusty, el “ángel guardián” de Benjamin. Todos ellos construyen una aventura alocada y patética que nunca intenta acercarse al desborde, porque encuentra el equilibrio perfecto entre la apatía del protagonista y las particularidades de los personajes que conforman su entorno.

De los secundarios, los rostros más conocidos y los más convincentes son Jennifer Coolidge, en el papel de la madre de Benjamin, y Mike White, un genial socio creativo de Hess, brillando sin más armas que sus habituales señas particulares. Tal vez el mayor riesgo que comete Hess aparece en las ridículas escenas de la ficción de Benjamin, mezcladas con los aun más ridículos pasajes que representan el plagio de Chevalier. Allí la extravagancia que ostenta el elenco termina canalizándose en unas ficciones que, a diferencia de la naturaleza de los personajes excéntricos de la película, carecen de encanto, y poseen como único elemento humorístico su desprejuiciada ridiculez, que nunca llega a generar la gracia que pueden despertar los personajes definidos a trazo grueso.

Hess logra que su puesta en escena brille a partir de los elementos más reconocibles de su cine, y aunque muchos de estos poseen un fuerte vínculo con la estética de Wes Anderson, en Gentlemen Broncos esa extravagancia encuentra su cauce ideal en los apuntes pueblerinos (en Nacho libre ya podía verse esa inteligente composición de aldea) y en el especial vínculo entre Benjamin y su madre, que define el resto de los vínculos, y que termina adquiriendo más presencia que el duelo entre Benjamin y Chevalier, con un demorado desarrollo y resuelto magistralmente en pocas escenas.

Para aquellos a quienes les resultaron desconcertantes los films anteriores de Hess, esta última película, sin caer en concesiones inútiles, desarrolla una historia con un humor más concreto y abierto, y con las constantes que se destacan en una filmografía corta, pero por demás lúcida, y tan extravagante como sus personajes.

Lo mejor de la película: Los excéntricos personajes y situaciones que desarrolla Jared Hess.

Lo peor de la película: Algunos pasajes en los que la ridiculez le gana terreno al humor.

gentlemen-broncos-1

Dirección: Jared Hess. 

País: USA. 

Año: 2009. 

Duración: 91 min. 

Género: Comedia. 

Elenco: Michael Angarano (Benjamin), Jennifer Coolidge (Judith), Jemaine Clement (Chevalier), Sam Rockwell (Bronco/Brutus), Mike White (Dusty), Hector Jimenez (Lonnie Donaho). 

Guión: Jared Hess y Jerusha Hess. 

Producción: Jared Hess, Jerusha Hess, Mike White y John J. Kelly. 

Música: David Wingo. 

Fotografía: Munn Powell. 

Montaje: Yuka Ruell. 

Diseño de producción: Richard Wright. 

Vestuario: April Napier. 

Distribuidora: Hispano Foxfilm.

Estreno en USA: 30 Octubre 2009.