Estreno en España: 1 Enero 2010

Título: El mejor (The Greatest)

Estreno en Argentina: 14 Abril 2011

Título: Prueba de amor

el-mejor-cartel

Sinopsis

Bennett y Rose son dos adolescentes que son vecinos desde que eran niños. Se han visto cada día durante años, pero ninguno de los dos se ha decidido a confesar su amor por el otro. El último día de clase, Bennett se declara a Rose y pasan la noche más maravillosa de sus vidas, pero cuando Bennett regresa a casa tiene un accidente de coche y muere. Los padres del chico, destrozados, no saben cómo superar la pérdida; es entonces cuando Rose aparece y les dice que espera un hijo de Bennett.

[youtube id=»TfjNuq9Yq3s» width=»600″ height=»350″]

Crítica de Cine.com por Leo Aquiba Senderovsky

El mejor nos presenta su drama desde el minuto cero. Apenas comenzada la película vemos cómo un auto choca contra el de un joven, justo en el momento en el que este se aprestaba a declarar su amor a una chica. Lo siguiente es el drama de los padres por la pérdida del hijo, la noticia imprevista de que la chica en cuestión está embarazada del muchacho fallecido y las reacciones opuestas del padre y de la madre del joven a raíz de ambas situaciones.

Semejante arranque no ayuda a que esperemos un drama equilibrado, con escenas conmovedoras. Todo lo contrario, El mejor empieza sumergida y no amenaza con reflotar en ningún momento, aunque el seguimiento del embarazo de la chica pueda suponer lo contrario. Esta lágrima extendida durante poco más de hora y media cuenta con un minucioso desarrollo de algunos personajes, como la madre y el hijo menor, los dos seres que más difícil se les hace lidiar con la pérdida de Bennett. Sin embargo, son estos dos personajes los que evidencian el sospechoso parentesco de este film con Gente corriente, la celebrada primera película de Robert Redford detrás de las cámaras. Aquella mostraba la difícil relación de un adolescente con su madre luego de la muerte del primogénito. El dolor por la pérdida del hijo mayor llevaba a la madre a despreciar al menor por considerarlo responsable de la muerte del hermano. Aquí no hay aparentes responsabilidades que signen el destino de una familia (de hecho, Grace, la madre, se ocupa de visitar al hombre que chocó a su hijo mientras este está en coma, sólo para esperar a que despierte y poder preguntarle por los últimos minutos de su hijo), lo que sí hay es una madre aferrada al recuerdo de su hijo, un padre que lucha por salir adelante, aunque esto implique silenciar su recuerdo, y un adolescente que carga alguna que otra culpa.

Dentro del acertado desarrollo de los personajes se destaca el conflicto que se suscita entre Grace y Allen, su esposo, a raíz de la aparición de la chica y del futuro hijo que espera. Mientras Allen apoya totalmente el embarazo de la chica, a Grace no le interesa vincularse con ella y está en contra del embarazo. Un personaje sin duda polémico, aunque Susan Sarandon logra que Grace jamás pierda humanidad y que podamos entender su dolor y los celos que le produce la aparición de Rose. Pierce Brosnan, en cambio, consigue convencernos mientras se sostiene en la dureza del personaje, no así luego de su previsible quiebre (mucho menos su historia de infidelidad, que importa demasiado poco y sólo está allí para llenar minutos y para dotar de un tono gris al personaje). Curiosamente, el personaje mejor trabajado es el de Ryan, el hermano menor, un adolescente que vive soportando el peso de no haber adquirido jamás el protagonismo que tuvo su hermano en la familia. Su errática historia con una chica que también arrastra varios problemas es uno de los aspectos más genuinos de una película que no se permite alejarse demasiado de la tragedia central.

Por momentos el film puede acercarnos al drama que atraviesan sus personajes, pero es el constante primer plano del dolor el que hace de este un drama bienintencionado pero mal trabajado. Ya desde el inicio se percibe la manera en que esta película se acerca a la complejidad de un drama como Gente corriente, pero la forma en que ambas narran la muerte del hijo mayor, exhibe dos concepciones distintas acerca del drama que cuentan. Este film con buenas actuaciones se acerca bastante al recuerdo de aquella película de Redford, pero se muestra mucho más simplista, explícito y concesivo, con un relato amargo y aparentemente irremontable, al que se le suma un desenlace forzado e innecesariamente tranquilizador.

Lo mejor de la película: Susan Sarandon y el personaje del hermano adolescente, con sus propios problemas a cuestas.

Lo peor de la película: Gente corriente en una versión más llana y tranquilizadora.

el-mejor-1

Dirección y guión: Shana Feste. 

País: USA.

Año: 2009. 

Duración: 99 min. 

Género: Drama. 

Elenco: Pierce Brosnan (Allen Brewer), Susan Sarandon (Grace Brewer), Carey Mulligan (Rose), Johnny Simmons (Ryan Brewer), Aaron Johnson (Bennett Brewer), Zoë Kravitz (Ashley), Michael Shannon (Jordan Walker). 

Producción: Lynnette Howell y Beau St. Clair. 

Música: Christophe Beck. 

Fotografía: John Bailey.

Montaje: Cara Silverman. 

Diseño de producción: Judy Rhee. 

Vestuario: Luca Mosca.

Distribuidora: DeAPlaneta.