Estreno en España: 25 Diciembre 2009

Puntuación: 71.jpg

its_complicated-poster.jpg

Sinopsis

Jane, madre de tres hijos mayores, es propietaria de una popular panadería en Santa Bárbara. Lleva diez años divorciada y aún mantiene una buena relación con su ex marido, Jake, que ahora está casado con una mujer mucho más joven. Todo se complica cuando Jane y Jake se desplazan fuera de la ciudad para asistir a la ceremonia de graduación universitaria de su hijo. Una cena inocente acaba en una aventura amorosa… y ahora Jane es “la otra”. Por otro lado, Adam, el arquitecto al que Jane ha contratado para remodelar su casa, está en pleno proceso de divorcio y le gusta Jane, pero no tardará en descubrir que forma parte de un triángulo amoroso.

its_complicated-1.jpg

Crítica de Cine.com por Leo Aquiba Senderovsky

Nancy Meyers, la directora de ¿En qué piensan las mujeres? y Cuando menos te los esperas…, muestra en su última película un relato mucho más rico del universo romántico de los adultos que pasaron la barrera de los cincuenta. La película retrata a Jane, una mujer divorciada, de muy buena posición, que un día vuelve a sentirse viva en brazos de su ex marido. Es fácil confundirse a priori con esta película y creer antes de verla, o antes de leer una sinopsis como la que se encuentra aquí, que el ex de Jane se transforma en su amante una vez que ella se encuentra de novia con Adam. Lo cierto es que el conflicto a partir del reencuentro con su ex sucede mucho antes de que Adam tenga cierta relevancia en la trama, por lo que el enredo no es el perfecto y cómodo opuesto al más rancio cliché de la comedia romántica, sino un giro bastante saludable, que hace que las situaciones no giren permanentemente en base al terceto principal, sino que todo se nuclea en Jane y en su peculiar vínculo con su ex.

Lo que hace esta elección narrativa es relegar de entrada a un segundo plano a Adam, el personaje encarnado por Steve Martin, y esta decisión puede ser celebrada o criticada. Celebrada porque Steve Martin solo puede aportar un mínimo de simpatía, su oficio de comediante se muestra desgastado, y aquí solo cuenta con una escena de lucimiento, para colmo compartido con Meryl Streep y Alec Baldwin (Jane y Jake, el ex). A diferencia de Martin, Baldwin está a sus anchas, su cuerpo expandido hace años (lejos quedó el galán de su etapa más famosa pero menos interesante) aprovecha cada situación para el lucimiento cómico, llegando incluso a opacar el brillo permanente de la gran Meryl Streep, y logrando que uno como espectador lo ame y lo odie intermitentemente, con un personaje tan embaucador como tierno e impulsivo. Y criticada porque la película parece funcionar tan bien sin el personaje de Adam, que hasta la última parte sólo es un mero relleno, una excusa narrativa que viene a mostrarle a Jane la posibilidad de otra realidad, frente al eventual regreso con su ex.

Habíamos dicho que el reencuentro con el ex, en el momento y en la forma en que se desarrolla, es un giro saludable. Pero esta decisión, que beneficia enormemente a la comedia, y a la candente sonrisa de Meryl Streep, no es la única decisión saludable. También lo es algunos gags muy bien construidos, algunas situaciones que sortean el conservadurismo típico en esta clase de comedias, particularmente el tratamiento de la marihuana como un elemento de la juventud de los protagonistas, que aparece en el intento de Jane y Jake de recuperar la juventud perdida, y que no da lugar a escenas patéticas, sino a momentos de comedia un tanto obvios pero efectivos, y un estupendo secundario a cargo de John Krasinski, que al principio da la sensación de que su personaje, el yerno de Jake y Jane, no tendrá mayor relevancia en la historia, y sin embargo Meyers le termina guardando un rol secundario privilegiado, con escenas cómicas que recaen directamente sobre él, y que sabe llevar sin un histrionismo excesivo. Otra decisión saludable es el evitar caer en muchos lugares comunes. Meyers le da al divorcio el peso que tiene, y no lo relativiza ni lo condena, lo comprende. De ahí que la mejor escena cómica de la película, termina con la confesión de Jake a sus hijos del affaire que mantiene con la madre de ellos, y sus hijos, lejos de gustarles la idea del reencuentro de sus padres, terminan tan traumados como cuando se separaron. Como anuncia el título de la película, algunas situaciones son suficientemente complicadas como para que terminen en finales felices y, sobre todo, fáciles.

Nancy Meyers consigue con esta película lo que ya había iniciado con Vacaciones, salir de la chatura de las anteriores, y presentar una comedia a la medida de dos grandes actores como Meryl Streep y, especialmente, Alec Baldwin, quien ha comenzado a ser mejor actor desde que aprendió a reírse de sí mismo, aunque Meyers no logra encontrar que el terceto protagónico encuentre un equilibrio adecuado por la excesiva simpleza del personaje de Steve Martin. Con esta película, Meyers demuestra que sabe manejar con buen humor y madurez los conflictos románticos de cincuentones divorciados, cuyo único conflicto parece ser el romántico (fácilmente podemos apreciar el envidiable nivel de vida que llevan), y apelando a lugares comunes pero sin centrarse en ellos, logrando un relato agudo de la compleja realidad de ciertos vínculos, que la película sabe que no son tan fáciles de describir como se supone, pero aún así logra envolverlos con un humor incesante.

 

Lo mejor de la película: Meryl Streep, Alec Baldwin, algunos gags particulares (especialmente los que recaen en manos de John Krasinski, y la última gran escena cómica), y la forma poco conservadora con la que se trata la vida después del divorcio y las segundas oportunidades,

Lo peor de la película: La casi innecesaria presencia de Steve Martin, que cobra relevancia recién en la última parte.

its_complicated-2.jpg

Título original: It’s complicated. 

Dirección y guión: Nancy Meyers. 

País: USA. 

Año: 2009. 

Duración: 118 min. 

Género: Comedia, romance.

Elenco: Meryl Streep (Jane), Alec Baldwin (Jake), Steve Martin (Adam), John Krasinski (Harley), Lake Bell (Agness), Caitlin Fitzgerald (Lauren), Koe Kazan (Gabby), Hunter Parrish (Luke), Rita Wilson (Trisha), Mary Kay Place (Joanne). 

Producción: Nancy Meyers y Scott Rudin. 

Música: Hans Zimmer y Heictor Pereira. 

Fotografía: John Toll. 

Montaje: Joe Hutshing y David Moritz.

Diseño de producción: Jon Hutman. 

Vestuario: Sonia Grande. 

Distribuidora: Universal Pictures International Spain. 

Estreno en USA: 25 Diciembre 2009. 

nancy-meyers.jpg 

Filmografía de Nancy Meyers

 

The Holiday (2006)

Something’s Gotta Give (2003)

What Women Want (2000)

The Parent Trap (1998)