Estreno en España: 30 Octubre 2009
Puntuación:  61.jpg

sin_nombre-poster.jpg

Sinopsis
Sin nombre cuenta la historia de Sayra, una adolescente hondureña que sueña con un futuro mejor. Al reunirse con su padre, al que no veía desde hacía mucho, Sayra tiene una opción: puede ir con su padre y su tío a México, y de allí, a Estados Unidos, donde su padre tiene una nueva familia. Por otro lado, el Casper, al que también llaman Willy, es un adolescente de Tapachula (México), con un futuro más que incierto. Forma parte de la banda Mara Salvatrucha y acaba de llevar un nuevo recluta a sus hermanos, el Smiley, de doce años, al que hacen pasar por una brutal iniciación. El Smiley no parece tener problemas en adaptarse a la vida de la banda. Casper intenta proteger la relación con su chica, Martha Marlene, escondiéndola de los Mara. Pero cuando Martha conoce a Lil’ Mago, el líder de los Mara en Tapachula, es brutalmente arrebatada de Casper para siempre.

sin_nombre-1.jpg

Crítica de Cine.com por Leo Aquiba Senderovsky

Sin nombre está producido por Gael García Bernal y Diego Luna, las dos estrellas latinoamericanas más importantes del Hollywood actual. Más allá del talento interpretativo de ambos, en muchas de las producciones protagonizadas por ellos aflora el tono de “película realista sobre las clases bajas de Latinoamérica”. Este espíritu, que remarca la necesidad que tiene el mercado mundial de ver sólo retratos de la pobreza latinoamericana, como si fuera lo único que puede mostrar el cine latinoamericano, independientemente de las cualidades de tal o cual película, evidencia el desgaste de cierto tipo de relatos cuando estos parecen estar escritos estrictamente para oficiar de servil banquete al espectador extranjero. Si hacemos un repaso de las películas latinoamericanas más exitosas en Estados Unidos y en Europa, descubriremos rápidamente que la mayoría de ellas responden a una imagen vinculada a la “realidad social” de los respectivos países. La pobreza y, en el caso de películas centroamericanas, el exilio a Estados Unidos, suelen ser los tópicos principales a tocar en una película para poder asegurarse una buena recepción en Europa y Estados Unidos.

Este es claramente el caso de Sin nombre. No es que sea una mala película, ni que su relato sea mediocre, sino que lo que la película cuenta ya se ha contado demasiadas veces, y no sólo la ópera prima de Cary Joji Fukunaga no aporta demasiado a este precepto, sino que es la clara muestra de un cine con la mano extendida, esperando recibir los lauros correspondientes. Así, Sin nombre fue desarrollada en el marco del laboratorio de proyectos de Sundance, marca registrada de lo que Estados Unidos considera como “independiente”, donde luego se ha alzado con los premios a Mejor director y Mejor fotografía. Lo más original que Sin nombre cuenta, o denuncia, es el grupo conocido como la Mara Salvatrucha, una banda de jóvenes delincuentes absolutamente violentos que se ha extendido desde Centroamérica hasta ciertos puntos de México. Sin nombre nos muestra a una facción de esta banda, con sus particulares códigos y su profundo salvajismo, y a Willy, un integrante de la banda que se convierte en un fugitivo desde el momento en el que, en un arranque de impulsividad, venga la muerte de su novia.

En paralelo a la historia de Willy, vemos los padecimientos de Sayra, una joven hondureña que intenta llegar de México a Estados Unidos para reunirse con la familia de su padre. Willy y Sayra se conocen en un momento crítico, y comienzan a escapar juntos hacia un mundo mejor. En el camino se irán acercando a un romance que, imaginamos de entrada, terminará de modo trágico, porque todo hace pensar en un desenlace de semejante calibre. Afortunadamente, la corrección narrativa y formal de Fukunaga permite que entremos de lleno en esta conmovedora historia, aún anticipándonos a lo obvio de la mayoría de los elementos que la conforman. Los adolescentes, pese a intentar huir, se chocan con sus respectivos dramas familiares y con la violencia propagada de la Mara, que no los deja en paz. Estos dramas, tanto los familiares que rodean a Willy y Sayra como los asociados a la pandilla, este exceso de elementos fuertemente dramáticos, refleja la postal “for export” de la película, que atenta contra sus virtudes narrativas.

Mención aparte merece la historia de El Smiley, un niño que es iniciado en la pandilla y termina adoptando lo más violento y bestial de esta. Si bien este es otro elemento que hemos visto en películas similares, la construcción de este personaje posee un color especial que recorre toda la película, y que no sólo se distingue del relato central, sino que es el símbolo principal de la denuncia que hace Fukunaga con respecto a la Mara, amoldándose perfectamente a la trama y sin que parezca un elemento inserto para recrudecer la denuncia.

El resto, tanto en sus virtudes como en sus defectos, determina un relato que suma una larga serie de tópicos comunes del realismo latinoamericano de exportación, sin que ninguno quede desconectado, pero resultando otro film más que, en su construcción del realismo cinematográfico, cae en las redes del evidente oportunismo.

Lo mejor de la película: La pericia visual y narrativa de Cary Fukunaga, y el personaje de El Smiley, reflejo de lo peor de la pandilla.
Lo peor de la película: El oportunismo comercial que se evidencia en el relato, y que se confirma con los tópicos y obviedades del cine latinoamericano de exportación, con un realismo social demasiado transitado.

sin_nombre-2.jpg

 Dirección y guión: Cary Joji Fukunaga.
Países: México y USA.
Año: 2009.
Duración: 96 min.
Género: Thriller, drama.
Elenco: Paulina Gaitán (Sayra), Edgar Flores (Willy, el Casper), Kristyan Ferrer (el Smiley), Tenoch Huerta Mejía (Lil’ Mago), Diana García (Martha), Luis Fernando Peña (el Sol), Héctor Jiménez (Leche).
Producción: Amy Kaufman.
Música: Marcelo Zarvos.
Fotografía: Adriano Goldman.
Montaje: Luis Carballar y Craig McKay.
Diseño de producción: Claudio Contreras.
Vestuario: Leticia Palacios.
Distribuidora: Universal Pictures International Spain.
Estreno en México: 15 Mayo 2009.

cary-joji-fukunaga.jpg

Filmografía de Cary Joji Fukunaga

Sin Nombre (2009)
Chinatown Film Project (2009)
Victoria para chino (2004)
Kofi (2003)