Estreno en España: 13 Noviembre 2009

Puntuación: 51.jpg

fifty-dead-men-walking_poster.jpg

Sinopsis

Belfast, finales de los 80. Martin, un gamberro de los barrios dominados por el IRA, es testigo de la brutal ejecución de un soldado. Gracias a ello, las autoridades británicas le convencen para que trabaje como informador. Fergus, su tutor en el MI5, se convierte en una figura paterna para él y le ofrece toda la protección que puede, pero Martin vive en un mundo de constante peligro. Su información vital salva muchas vidas hasta que es descubierto. Las autoridades británicas se desentienden de él y lo abandonan a una muerte segura. “50 hombres muertos” está basada en la novela autobiográfica de Martin McGartland “Fifty dead men walking”, en la que relata sus experiencias como agente infiltrado en el IRA durante la época más sangrienta del conflicto irlandés.

fifty-dead-men-walking_1.jpg

Crítica de Cine.com por Leo Aquiba Senderovsky

Después de ver 50 hombres muertos, lo que uno más recuerda es la particular peluca de Ben Kingsley. Esto es un grave problema, que refleja dos hechos concretos. El primero, que la razón por la que se ha optado darle al personaje de Kingsley semejante look es directamente inexplicable, y el segundo, que si esta fuese una película suficientemente buena, un detalle como este no llamaría tanto la atención. Lo que cuenta esta película de Kari Skogland es muy interesante, difícilmente podría hacerse un mal film con un thriller protagonizado por un agente infiltrado en el IRA, es decir, con fuertes implicancias históricas y políticas.

50 hombres muertos no es una mala película, no sólo es un film con ajustadas dosis de suspenso, sino que funciona de principio a fin como un producto de entretenimiento con apuntes políticos mínimamente decente. No es una mala película, pero falla. Y falla por algunas razones puntuales: Por un lado, en las placas del final se detalla de qué manera termina la historia para los personajes reales, pero tanto allí como al comienzo se subraya el hecho de que buena parte de los hechos y personajes se han tergiversado o inventado para la ocasión, y que esta no es una adaptación del libro homónimo escrito por Martin McGartland, que en la película es interpretado por Jim Sturgess, esto último porque McGarland no aprobó la versión cinematográfica de su libro y de su historia. Esta imposibilidad de que el film pueda reconocerse como una genuina adaptación del libro, y de los hechos reales aquí ficcionalizados, hace que 50 hombres muertos no pueda convencer desde su abordaje de los aspectos políticos, que constituyen la base de lo que aquí se narra. Esta falta de convencimiento se potencia por una indefinición en la lectura de las dos facciones opuestas, el IRA y el MI5, el servicio de inteligencia del Reino Unido. Skogland no se inclina por un bando u otro, pero tampoco se enfoca en un retrato humano y complejo de ambos, no juzga directamente, pero tampoco establece un discurso que habilita esa indefinición, sencillamente suma escenas en las que muestra algunas miserias de un lado y otras miserias del otro.

Otro elemento bastante molesto es la forma en que la película privilegia el drama personal de Martin, incluyendo la intimidad de su matrimonio y una relación peligrosa con una miembro del IRA, dos elementos que pretenden darle otros condimentos a la historia, pero que frenan la evolución del thriller, y hacen que la profundidad que puede aportarle el contexto político termine siendo relativizada por los aspectos más convencionales y más comerciales de este producto.

Finalmente, Jim Sturgess (Across the universe) en la piel de Martin, ofrece una interpretación apenas correcta, con algunos momentos álgidos, pero con varias escenas en las que no termina de dar en la tecla, y a Ben Kingsley se lo ve afectado, a lo mejor por esa llamativa peluca que ostenta, aunque lo que más sorprende es la poca o nula intensidad que demuestra en su papel, tal vez en un rol carente del espesor dramático que suele exponer Kingsley en gran parte de su carrera.          

 

Lo mejor de la película: Un thriller ajustado con algunas buenas escenas, y que logra cierto espesor a partir del contexto que recrea.

Lo peor de la película: La indefinición discursiva, la ambigüedad entre la adaptación de hechos reales y lo netamente ficcional, el protagonismo que adquiere la vida privada del protagonista, y actuaciones que están muy lejos de descollar.   

fifty-dead-men-walking_2.jpg

Título original: Fifty dead men walking.

Dirección: Kari Skogland.

Países: Reino Unido y Canadá.

Año: 2008.

Duración: 118 min.

Género: Thriller, drama.

Elenco: Ben Kingsley (Fergus), Jim Sturgess (Martin), Kevin Zegers (Sean), Natalie Press (Lara), Rose McGowan (Grace), Tom Collins (Mickey), William Houston (Ray).

Guión: Kari Skogland; inspirado en el libro de Martin McGartland y Nicholas Davies.

Producción: Peter La Terriere, Kari Skogland, Stephen Hegyes y Shawn Williamson.

Música: Ben Mink.

Fotografía: Jonathan Freeman.

Montaje: Jim Munro.

Diseño de producción: Eve Stewart.

Vestuario: Stephanie Collie.

Distribuidora: Festival Films.

Estreno en Reino Unido: 10 Abril 2009.

 

kari-skogland.jpg 

 

Filmografía de Kari Skogland

 

Fifty Dead Men Walking (2008)

The Stone Angel (2007)

Chicks with Sticks (2004)

Liberty Stands Still (2002)

Men with Guns (1997/I)

The Size of Watermelons (1996)