Estreno en España: 4 Septiembre 2009

Puntuación: 81.jpg

frozen-river-poster.jpg

Sinopsis

Ray Eddy (Melissa Leo) está a punto de comprar la casa de sus sueños para su pequeña familia. Pero su marido, gran aficionado a las apuestas, huye con el dinero y la deja arruinada y sola con los niños. Mientras trata de encontrar a su marido, conoce a Lila Littlewolf (Misty Upham), una chica mohawk que le propone una manera de ganar dinero fácil. El plan es arriesgado: pasar inmigrantes ilegalmente por el helado río Saint Lawrence, con patrullas fronterizas en las dos orillas. La desesperación por ganar dinero empuja a Ray a aceptar la oferta. Ray conducirá el coche y se repartirán las ganancias. Al principio, la capa de hielo es gruesa, pero a medida que siguen con su negocio y el hielo se hace más delgado, Ray y Lila descubrirán que trasladar inmigrantes tiene un precio.

frozen-river-1.jpg

Crítica de Cine.com por Leo Aquiba Senderovsky

La familia disfuncional ocupa un lugar privilegiado en el ámbito del cine independiente americano. Sin embargo, este tipo de dramas se dan en un marco generalmente costumbrista, apelando a la deconstrucción del cosmos familiar a partir de pequeños elementos cotidianos. El realismo como tal, con su solidez dramática y su indagación social, es un género poco visto en el panorama americano de los últimos años. En este contexto, una película tan dura como digna en su realización como Frozen river, merece ser destacada.

Courtney Hunt coloca a su personaje en un espacio desolador, la nieve incesante no hace más que potenciar el conmovedor drama de una mujer que debe luchar por mantener a sus hijos frente a la desaparición de su marido, adicto al juego, con todo el dinero que tenían ahorrado. Un drama que parte de esta situación, y no hace más que avanzar en el decadente trayecto de su protagonista, acumulando situaciones excesivamente graves (la mayor de las cuales es, indudablemente, la del bebé en el bolso), podría haber sido presa fácil del golpe bajo, regodeándose en el dolor de la protagonista. Afortunadamente, esto no sucede, y el drama, aún en sus momentos más desmedidos, se sostiene en un loable equilibrio, gracias a un guión que apela más a un crudo realismo que a la vil exposición del dolor de los personajes, permitiendo que este dolor se vea compensado por la humanidad de la madre y sus dos hijos. Frozen river se apega a la humanidad de los personajes para narrar su drama, y de esas muestras de nobleza se destacan especialmente las escenas en las que el hijo mayor se desvive por conseguirle a su hermanito el regalo que tanto ansía para navidad. A fin de cuentas, todo Frozen river es un relato humano, precisamente porque el drama parte de la necesidad de una madre que es capaz de cualquier cosa por asegurarles una mínima cuota de bienestar a sus hijos. De este guión también se agradece su condensación en pocos elementos (una casa, dos autos, dos mujeres, un móvil policial, un “río congelado”, un paisaje enteramente blanco) para trazar un relato contundente sobre los riesgos que corren los inmigrantes ilegales, y el drama de quienes los transportan, menos inmersos en una vida delictiva que en una simple y llana necesidad de sobrevivir.

De todas maneras, un guión de estas características demanda una interpretación a la altura, y Frozen river no sería nada sin la sorprendente interpretación de Melissa Leo en el rol de Ray, la mujer que se interna en el accionar ilegal para que sus hijos puedan al fin vivir en una casa decente, que hace evidente su dolor por la situación de sus hijos, mientras sufre internamente por la partida de su marido. El rostro de Leo es capaz de llenar cualquier silencio, a punto tal que su personaje podría no pronunciar palabra en toda la película, y aún así nos seguiría transmitiendo la misma desolación. La película logra respirar por la humanidad de su guión, pero mucho más aún por el talento de esta brillante actriz, capaz de mostrarse sorprendentemente aguerrida, empuñando un arma a todo aquel que intenta doblegarla, y segundos más tarde, hacer lo imposible por contener el llanto. La interpretación de Melissa Leo honra tanto a su noble personaje como a la película toda, que no podría ser nada sin su presencia, y sin la presencia subyugante de la nieve, una nieve que afortunadamente no llega a congelar los corazones azotados de los protagonistas de este drama estupendo y conmovedor, una perla en el panorama del cine independiente americano.

                                                                                                                                                                                          

Lo mejor de la película: Un guión que enfatiza la nobleza de los personajes, haciéndole frente a un contexto desgarrador, y una brillante Melissa Leo.

Lo peor de la película: Que, pese a la extensa carrera de Leo, tanto en cine como, especialmente, en la televisión americana, muchos recién la descubrimos en esta película. Como suele decirse, más vale tarde que nunca.

frozen-river-2.jpg

Dirección y guión: Courtney Hunt.
País:
 USA.
Año: 2008.
Duración: 97 min.
Género: Drama.
Elenco: Melissa Leo (Ray Eddy), Misty Upham (Lila), Charlie McDermott (T.J.), Mark Boone Junior (Jacques Bruno), Michael O’Keefe (Trooper Finnerty), Jay Klaitz (Guy Versailles), John Canoe (Bernie), Dylan Carusona (Jimmy), Michael Sky (Billy Three Rivers), Nancy Wu (Chen Li).
Producción: Heather Rae y Chip Hourihan.
Música: Peter Golub y Shahzad Ismaily.
Fotografía:
 Reed Morano.
Montaje: Kate Williams.
Diseño de producción: Inbal Weinberg.
Vestuario: Abby O’Sullivan.
Estreno en USA: 1 Agosto 2008.

courtney-hunt.jpg

Filmografía de Courtney Hunt

«In Treatment» (1 episodio, 2009)

Frozen River (2008)