Estreno en España: 27 Febrero 2009

Lanzamiento en dvd: 26 Agosto 2009

Puntuación: 5.jpg

pink_panther-2-poster.jpg

Sinopsis

“La Pantera Rosa 2” está protagonizada por Steve Martin, que repite en su papel del intrépido pero torpe detective de policía francés, el inspector Jacques Clouseau. Cuando un tesoro compuesto por piezas de todo el mundo, y que incluye el diamante conocido como la Pantera Rosa, es robado, el Inspector Jefe Dreyfus (John Cleese) es forzado a poner a Clouseau dentro de su equipo de expertos detectives internacionales que tienen como misión atrapar al ladrón y recuperar todas las piezas desaparecidas.

pink_panther-2-1.jpg

Crítica de Cine.com por Leo Aquiba Senderovsky

Sí, está bien, esta era una secuela innecesaria, todos lo sabemos. Ya era un despropósito pretender hacer una remake que le hiciera honor a La pantera rosa, una de las tantas joyas de Blake Edwards y Peter Sellers. La remake en cuestión había demostrado que Steve Martin está en franca decadencia, que difícilmente salga algo interesante de la descarada imitación de la personificación de Sellers, y que algunas remakes solo sirven para ir corriendo a revisar el correspondiente clásico que le dio origen, aunque no hace falta detenernos mucho sobre la remake para notar que tanta mediocridad le falta enormemente el respeto al clásico, y más que renovarlo o “aggionarlo”, desciende en todo sentido. Ahora bien, con semejante conclusión sobre la primera, el comentario respecto a la segunda estaba servido en bandeja. A pesar de eso, debo decir que me gustó más. No más que el clásico original, por supuesto, no nos confundamos, sino más que la primera remake. Olvidémonos por un segundo del pobre Steve Martin, que en su afán de imitar a Sellers sobreactúa descaradamente, evidenciando que, o bien el traje del moreno le queda demasiado grande (afirmación apenas discutible), o bien es incapaz de interpretar a Clouseau de manera mínimamente original (afirmación irrefutable). Nuevamente repiten personajes Jean Reno (que, pese a que el personaje no saca lo mejor de él, cumple bastante), el gran John Cleese (algo desaprovechado, pero cuando aparece, eleva considerablemente el nivel de la película), y Emily Mortimer (gran actriz, aunque algo sobreactuada en este papel). A ellos se les suman en esta secuela Andy Garcia, Alfred Molina, Jeremy Irons y Aishwarya Rai, esta última aportando la cuota de belleza que en la primera recaía en manos de Beyoncé (algunos se quedaran con la belleza de una o de otra, yo no me decido y ambas me parecen de las figuras más bellas del mundo del espectáculo, pero indudablemente Rai actúa mucho mejor). Semejante combo actoral, más la esperable secuencia animada de títulos que abre la película de la misma forma que lo hace en toda la franquicia (y que, junto con los ojos de la Rai es lo mejor de la película), hace que esta secuela, por más que no le haga honor a los méritos cómicos de la serie original (repetir los mismos gags hasta el cansancio de ninguna manera es hacerle honor, aunque la torpeza clouseauniana heredera a su vez del Frank Drebin de Naked gun, nunca deja de ser simpática), se vuelva mucho más llevadera que la primera remake, y algo graciosa, pese a sus lugares harto comunes. Del enorme genio visual y narrativo de Blake Edwards ni hablar, en todo caso es más fácil hablar de esta película si la comparamos con su antecesora (que pierde básicamente por no contar con la solvencia de semejante elenco), y no con la serie original, con la que esta pierde por knock out desde el vamos, a pesar de mantener su tono naïf y sus pequeñas excentricidades. No deja de ser absolutamente convencional y algo mediocre, pero es más interesante y graciosa que la primera, y al menos no le falta tanto el respeto a la serie original, lo cual, a esta altura de las cosas en Hollywood, es todo un mérito. Seguramente si esta renovación de la franquicia hubiese recaído en Judd Apatow o algún otro de los nombres destacables de la comedia americana actual, en vez de recaer en directores con tradición de comedia familiar a lo Disney (Shawn Levy, director de la primera, con los antecedentes de Noche en el museo y Gordo mentiroso, y Harald Zwart, con el antecedente de Agente Cody Banks), otra hubiera sido la historia. Pero naturalmente, esto es una mera especulación únicamente fundada en el argumento de que la comedia americana actual está polarizada entre la genialidad irreverente, y la mediocre tradición de comedias bienintencionadas y políticamente correctas, reflexión en la que entra esta remake, pero sobre la que no viene al caso explayarse demasiado.

 

Lo mejor de la película: La secuencia animada de inicio, el rostro de Aishwarya Rai, y un elenco de pesos pesados.

Lo peor de la película: Su mediocre forma de entender la comedia, y Steve Martin.

pink_panther-2-2.jpg

Dirección: Harald Zwart.
País:
USA.
Año: 2009.
Duración: 92 min.
Género: Comedia.
Elenco: Steve Martin (inspector Jacques Clouseau), Jean Reno (Ponton), Emily Mortimer (Nicole), Andy Garcia (Vicenzo), Alfred Molina (Pepperidge), Yuki Matsuzaki (Kenji), Aishwarya Rai Bachchan (Sonia), John Cleese (Inspector Jefe Dreyfus), Lily Tomlin (Sra. Berenger), Jeremy Irons (Avellaneda), Johnny Hallyday (Milliken), Geoffrey Palmer (Joubert).
Guión: Scott Neustadter, Michael H. Weber y Steve Martin; basado en un argumento de Scott Neustadter y Michael H. Weber; sobre los personajes creados por Maurice Richlin y Blake Edwards.
Producción: Robert Simonds.
Música: Christophe Beck.
Fotografía:
Denis Crossan.
Montaje: Julia Wong.
Diseño de producción: Rusty Smith.
Vestuario: Joseph G. Aulisi.
Estreno en USA: 6 Febrero 2009.

harald-zwart.jpg

Filmografía de Harald Zwart

# The Pink Panther 2 (2009)

# Lange flate ballær II (2008)

# Lange flate ballær (2006) (co-director)

# Agent Cody Banks (2003)

# One Night at McCool’s (2001)

# Hamilton (2001) (TV)

# Hamilton (1998)

# Hytta (1996)

# Gull og grønne skoger (1993)

# Parents (1992)

# Gabriel’s Surprise (1990)

pink_panther-2-3.jpg

CÓMO SE HIZO “LA PANTERA ROSA 2”

1. El proyecto

  Después del éxito que Steve Martin aportara a la legendaria saga de comedia, La Pantera Rosa (The Pink Panther), una secuela era una feliz consecuencia para el actor. “Me encanta interpretar a Clouseau”, dice Martin. “Tuve que practicar mi acento un poco, pero fuera de eso, fue como la visita de un viejo amigo. Este papel me da la oportunidad de hacer comedia física; Clouseau es en verdad un personaje caricaturizado, inocente e ingenuo. Pero al mismo tiempo, cree que domina todas las situaciones, lo que creo que siempre es divertido. Así que cuando la oportunidad de hacer una secuela se presentó, la respuesta, naturalmente, fue sí”. El productor Robert Simonds señala que Martin es el arma ‘no tan secreta’ de la película. “Steve personifica por completo al personaje, aportando mucho más que lo que incluso está escrito, y eso que él además también ha escrito el guión”, dice. “No podríamos haber hecho una secuela si Steven no hubiera estado al frente. Él entiende a Clouseau. Escribe para Clouseau. Él crea ese mundo. Parte de la carga de hacer una secuela es que tienes que hacer algo más grande, mejor, más gracioso y a la vez más novedoso que la primera entrega. Trabajamos realmente duro para asegurarnos de que los personajes, el sentido del humor y todo lo que nos gustaba de la primera película se pudiera superar en ésta”. “Steve le da a Clouseau una interesante combinación de vulnerabilidad y seguridad en sí mismo”, continúa Simonds. “Tiene un don para la comedia física, pero también es un gran erudito. Posee un sentido del humor increíblemente sofisticado a la vez que te hace morir de risa. Y lo que es más importante, su humor es irónico e inteligente pero jamás mezquino. Todo el humor en las películas de La Pantera Rosa es a expensas de Clouseau, que simplemente trata de mantener su dignidad a salvo en todas esas situaciones en las que se ve envuelto. Gracias a la interpretación de Steve, la película no sólo es muy graciosa, sino que el público se liga emocionalmente a Clouseau”. Harald Zwart, el director, agrega, “la gente adora a Clouseau. Él tiene un gran corazón, y a pesar de que comete muchísimos errores, todo eso viene de una torpeza naif. Él siempre trata de hacerlo lo mejor que puede, lo que ocurre es que lo mejor de lo que él es capaz nunca llega a ser suficiente”.

  Emily Mortimer, que repite en el papel de Nicole, el objeto de las inoportunas atenciones de Clouseau, observa que las dos películas con Martin como Clouseau encajan perfectamente con el resto de la saga. “El personaje que tuvo tanto éxito en los años 60 conserva su atractivo hoy. Hay algo en este tonto que se las arregla para salvar las situaciones que a la gente le atrae”.

  “Lo que ha hecho Steve y que es brillante, no es un homenaje a Peter Sellers sino que ha sido capaz de atrapar el espíritu de Clouseau y quedarse con lo mejor de él, su esencia”, dice Alfred Molina, que se une al reparto como Pepperidge, un miembro del equipo de detectives de ensueño que se forma cuando el maestro de los ladrones, Tornado, abandona su retiro para apoderarse del tesoro más famoso del mundo. “Él ha cogido el personaje que todos conservamos en la memoria y lo ha hecho propio”.

  No todo el mundo está encantado con las peculiaridades del personaje. “He conocido a gente como Clouseau en Inglaterra”, cuenta John Cleese. “Los llamamos ‘pronoicos’, lo opuesto a paranoicos. Creen que le caen bien a todo el mundo y que todos están de su parte cuando no hay ninguna evidencia por ningún sitio de que esto sea así. Creo que Clouseau es así. Clouseau no tiene ni idea de que la gente no lo aguanta, no se da cuenta que es una peste”.

  Es difícil de negar que Clouseau pueda ser una plaga, pero el actor que lo interpreta es admirado por todos sus colegas. “Me encanta trabajar con Steve”, cuenta Simonds, con quien Martin también trabajó en Doce en casa (Cheaper by the Dozen). “Es un hombre brillante. Es inteligente, honorable, trabajador y totalmente comprometido a hacer de cada una de las bromas algo nuevo”.

  Jean Reno enfatiza, “no sólo fue el personaje lo que hizo que quisiera volver a interpretar a Ponton, es la amistad que nos une a Steve Martin y a mí. Me gusta mucho como actor, como ser humano, como filósofo, en resumen, como el artista que es. Es alguien que conoce por completo el oficio de hacer reír a la gente. Formamos un gran equipo en la primera Pantera Rosa, así que me sentí muy feliz de poder hacer esta película con él, ser parte de la aventura, ser Ponton otra vez”.

  “Steve es sencillamente fabuloso y en la vida real definitivamente estoy prendada de él como lo está Nicole”, dice Mortimer. “A él le encanta ser Clouseau, es contagioso. Es un verdadero placer y un honor sólo mirar todo lo que hace. Lo más interesante es que él interpreta a Clouseau y cuando el director dice ‘corten’, se transforma en el Steve de la vida real, un hombre increíblemente sofisticado, una persona seria que sabe muchísimo de arte y que escribe novelas y escribe para New Yorker. Es difícil encontrar a alguien con todo eso”.

  “Creo que Steve tiene una de las mejores mentes para la comedia”, dice John Cleese. “Cuando estaba montando Un pez llamado Wanda (A Fish Called Wanda), él vino a uno de los visionados y cuando luego salimos a cenar, me dio las mejores notas que nadie me haya dado en toda mi vida. Este es un hombre con un gran sentido de la comedia. Siempre estamos comentando lo rápido que se ve su talento, como dice una frase y como crea una situación, un momento mágico, y te hace reír y no sabes por qué”.

  A la cabeza de la película está Harald Zwart. “La saga de La Pantera Rosa es familiar para todo el mundo”, dice. “El enfoque de esta película, con este equipo de detectives de primera teniendo que lidiar con Clouseau, fue fantástico, y sé que Steve estaba aún más familiarizado con el personaje que la primera vez. Por todas esas razones, este fue un proyecto apasionante”.