Estreno en España: 24 Abril 2009

Puntuación: 62.jpg

fuga-de-cerebros-poster.jpg

Sinopsis

Emilio (Mario Casas), un humilde estudiante de instituto de barrio, lleva toda su vida enamorado en secreto de Natalia (Amaia Salamanca), la chica guapa y lista de la clase. Cuando el último día de curso, por fin se decide a declararse, a Natalia le conceden una beca para estudiar Medicina en Oxford. Todo parece perdido para Emilio, pero sus colegas marginados del Instituto no están dispuestos a rendirse. Tras falsificar expedientes y becas, esta pandilla de descerebrados desembarcan en Oxford revolucionando la apacible vida del Campus.

fuga-de-cerebros-1.jpg

Crítica de Cine.com por Leo Aquiba Senderovsky

No hay demasiado para decir respecto a esta película. Fuga de cerebros es otra comedia para adolescentes, en este caso española, pero con un fuerte anclaje en las comedias hollywoodenses de este estilo. Los personajes, (un grupo de frikis, algunos discapacitados físicos, otros algo descerebrados, pero todos simpáticos y graciosos, que deciden viajar a Oxford para perseguir a la enamorada de toda la vida de Emilio, uno de ellos, hasta que este se decida a declararle su amor), responden a la lógica de exaltación del adolescente más patético y desvalido, propio de todas las comedias americanas. Si hay algo que distingue a Fuga de cerebros, y la aleja de este modelo de comedias, es la absoluta ingenuidad que recorre todas las situaciones. El grupo se interna como si nada en la Universidad de Oxford, y comienza a hacer de las suyas, con un Emilio siguiendo al pie de la letra los insólitos consejos de sus amigos, y siendo víctima de todas las situaciones absurdas que generan estos consejos. No faltan guiños directos a American Pie, y un tono de humor tan grotesco y burdo como su referente directo. Pero Fuga… no suma puntos cuando apunta los cañones hacia esa dirección (más bien, resta), su fuerte es la ingenuidad que suscita gran parte de esas situaciones y que, unida a la simpatía que despierta el grupo de amigos, permite que los momentos más absurdos y disparatados se tornen medianamente verosímiles, que uno no se cuestione demasiado cómo hicieron estos jóvenes para introducirse en la universidad sin ser reconocidos como intrusos, cómo sobreviven allí a las situaciones más extremas sin ser expulsados, o cómo la bella Natalia puede caer rendida a los pies del pobre Emilio (esto ocurre de manera más realista en las comedias de Hollywood), entre otras cosas. Fuga de cerebros es una comedia llana y burda, con algunos momentos intolerables (la escena con el tenista travesti), y otros francamente innecesarios (la aparición de los padres de los jóvenes no suma absolutamente nada, salvo algunas caras conocidas), pero aún con todos sus defectos y con todos los convencionalismos del género, no pierde gracia y se mantiene firme gracias a la honesta construcción de la amistad del grupo de protagonistas, y a la crítica descarnada de la mirada de los adolescentes que necesitan sentirse parte de la “norma”, y sufren al no aceptar su naturaleza. Tal vez esta reflexión parezca inapropiada para esta película, o que solo puede haberse disparado de forma involuntaria en el sencillo desarrollo de la trama, pero lo cierto es que gran parte de la dinámica de estos personajes se sustenta en la imposibilidad de aceptar lo que son (desde el amigo parapléjico y el amigo no vidente que intentan disfrazar sus discapacidades para conseguir chicas, hasta aquel que esconde algo más), lo cual nos lleva a pensar que en esta comedia, por más vulgar que parezca y por más que la mayoría de sus gags ya se hayan visto hasta el hartazgo, hay algo concreto y complejo que justifica el patetismo del grupo y su absurda y grotesca forma de actuar.      

 

Lo mejor de la película: La forma en que la película plasma la imposibilidad de estos jóvenes de aceptarse a sí mismos.

Lo peor de la película: El humor grotesco y convencional, y la injustificada aparición de los padres de los jóvenes.

fuga-de-cerebros-2.jpg

Dirección: Fernando González Molina.
País:
España.
Año: 2009.
Duración: 104 min.
Género: Comedia.
Elenco: Mario Casas (Emilio), Amaia Salamanca (Natalia), Alberto Amarilla (Chuli), Canco Rodríguez (el Cabra), Gorka Lasaosa (el Ruedas), Pablo Penedo (Corneto), Sarah Mühlhause (Claudia), Joan Dalmau (abuelo de Emilio), Álex Angulo (Cecilio), José Luis Gil (Manuel), Loles León (Rita), Antonio Resines (padre de Natalia), Fernando Guillén (abuelo de Natalia), Asunción Balaguer (abuela de Emilio).
Guión: Curro Velázquez y Álex Pina.
Producción: Daniel Écija y Mercedes Gamero.
Música: Manel Santisteban.
Fotografía:
Sergio Delgado.
Montaje: Irene Blecua.
Dirección artística: Juan Pedro de Gaspar.
Vestuario: Bubi Escobar.

fernando-gonzalez-molina.jpg

Filmografía de Fernando González Molina

# Fuga de cerebros (2009)

# «Los hombres de Paco» (14 episodios, 2007-2008)