Estreno en España: 13 Agosto 2008

Puntuación: 42.jpg

mamma-mia-poster.jpg
Sinopsis

Donna, una madre independiente y soltera, dueña de un pequeño hotel en una idílica isla griega, está a punto de dejar que se marche Sophie, la hija a la que ha criado sola. Donna ha invitado a sus dos mejores amigas a la boda de su hija: Rosie, una mujer práctica y lógica; y Tanya, rica y multidivorciada. Las dos son ex miembros de su antigua banda, Donna and the Dynamos. Por su parte, Sophie también ha hecho tres invitaciones muy especiales. Decidida a encontrar un padre para que la lleve al altar, invita a tres hombres que visitaron la paradisíaca isla hace 20 años. Durante las siguientes caóticas y mágicas 24 horas, florecerán nuevos amores y se reavivarán viejos romances en una isla llena de posibilidades.

mamma-mia-1.jpg
Crítica de Cine.com
por Leo Aquiba Senderovsky

Ya hemos visto otros «musicales tributo». El inmediatamente anterior a este es el extraño musical Across the universe, una historia que sirve de vehículo para poner en escena canciones de los Beatles. En este caso se trata de la adaptación de una obra de Broadway que funciona de la misma manera. Una historia híper naïf que rinde tributo a la banda sueca ABBA, a través de numerosas canciones (más de las que podrían caber en un «grandes éxitos»), algunas funcionales a la historia, otras con letras adaptadas para la ocasión, y la gran mayoría, impuestas forzadamente en una trama que a medida que va aceptando y asimilando esas interrupciones, comienza a deshilacharse por completo. La simpatía que despierta el comienzo de la película, con una joven que invita a su boda a sus tres posibles padres, sin que su madre ni su novio se enteren, y sin que estos sospechen el propósito de la invitación, no consigue nunca adquirir el encanto propio de las ingenuas y pegadizas canciones de ABBA. La inserción en Mamma mia! de estrellas como Meryl Streep o Pierce Brosnan solo aporta un claro interés comercial, ambos parecen actuar sin creerse demasiado lo que están haciendo ni por qué han elegido formar parte de esta película. Por el contrario, son Colin Firth, Stellan Skarsgård, Christine Baranski, y Amanda Seyfried, en su primer protagónico, quienes se muestran más auténticos, quienes encajan mejor con el tono de la película y quienes resultan más graciosos en sus respectivos papeles. Sin embargo, pese al esfuerzo del elenco, a alguna que otra secuencia musical interesante y a una sola secuencia dramáticamente relevante (aquella que, con fondo de «Gimme! Gimme! Gimme! (A Man After Midnight)», Sophie comienza a sembrar en sus posibles padres la duda sobre su paternidad), Mamma mia! no consigue construir nada interesante con su levedad y superficialidad, dos características constantes del género musical, que necesitan de encanto y talento para distinguir cualquier exponente de este género. Aquí el encanto no se hace presente, y el talento se ve degradado por una muy deficiente dirección, y una historia que termina volviéndose irrelevante frente a la sucesión y agobiante acumulación de canciones de ABBA, en versiones que tampoco hacen honor a la banda. A diferencia de Across the universe, cuya arriesgada puesta en escena la convertía en un pastiche kitsch fallido pero por momentos interesante, en Mamma mia! la falta de riesgo resulta atroz. Si esta película es una excusa para volver a escuchar a la banda, conviene volver a sus discos y ya.

mamma-mia-2.jpg

Dirección: Phyllida Lloyd.
País:
USA.
Año: 2008.
Duración: 108 min.
Género: Comedia romántica, musical.
Elenco: Meryl Streep (Donna), Pierce Brosnan (Sam), Colin Firth (Harry), Stellan Skarsgård (Bill), Julie Walters (Rosie), Dominic Cooper (Sky), Amanda Seyfried (Sophie), Christine Baranski (Tanya).
Guión: Catherine Johnson.
Producción: Judy Craymer y Gary Goetzman.
Música: Benny Andersson y Björn Ulvaeus; basada en las canciones de ABBA.
Fotografía:
Haris Zambarloukos.
Montaje: Lesley Walker.
Diseño de producción: Maria Djurkovic.
Vestuario: Ann Roth.
Estreno en USA: 18 Julio 2008.

phyllida-lloyd.jpg

Filmografía de Phyllida Lloyd

# Mamma Mia! (2008)

# Gloriana (2000) (TV)

CÓMO SE HIZO «MAMMA MIA! LA PELÍCULA»

1. El proyecto

  La historia de «Mamma Mía!» empezó en los años 80, cuando la productora Judy Craymer trabajaba con Benny Andersson y Björn Ulvaeus en calidad de productora ejecutiva de «Chess», su primer proyecto después de la disolución de ABBA. Estaba fascinada. «No olvidemos que eran los hombres que habían escrito «Dancing Queen», una de las mejores canciones pop de toda la historia», dice. Inspirada por la teatralidad de sus canciones, decidió crear un musical que incorporase canciones de ABBA dentro de un formato nuevo y original. El detonante fue una canción en especial, «The Winner Takes It All», cantada en la película por Meryl Streep. Fue la canción más desgarradora de ABBA, y la última que llegó a la lista de las Diez Mejores Canciones en Estados Unidos. A pesar de que Judy Craymer les aseguró que no sería un tributo a ABBA ni la historia de la banda, Benny Andersson y Björn Ulvaeus eran reacios al proyecto. Tardó años en convencerles, pero su tenacidad fue recompensada en 1995. Por fin aceptaron, siempre y cuando la historia fuera lo bastante buena como para incluir las canciones. En 1997 conoció a la dramaturga Catherine Johnson, y pensó que tenía el talento y la sensibilidad necesaria para escribir el musical. La productora le explicó a la escritora que las canciones de ABBA se dividían en dos grupos: las canciones de juventud, más inocentes y ligeras, como «Honey, Honey» y «Dancing Queen», y las canciones de la segunda etapa, más maduras y emotivas, como «The Winner Takes It All» y «Knowing Me, Knowing You». Judy Craymer estaba convencida de que las canciones sugerían una historia que gustaría a varias generaciones. También le explicó a Catherine Johnson que las letras de Björn Ulvaeus sugerían bodas y vacaciones, pero que la historia debía funcionar sin las canciones. Y así fue. La escritora empezó leyendo todas las canciones de ABBA. A continuación diseñó las bases de la historia y escogió las canciones que podrían encajar con la narración. El resultado fue una emotiva y alegre historia acerca de dos generaciones de mujeres, nuevos amores, segundas oportunidades y amistad. La productora y la escritora sabían que la historia tenía un atractivo universal que podía borrar las fronteras de la edad, del sexo y de los países, como pasa con las canciones de ABBA.

  Con el guión en la mano, Judy Craymer empezó a buscar un director. La respetada directora de teatro y de ópera Phyllida Lloyd no tuvo inconveniente en unirse a la aventura después de leer la obra. Dice: «Era el musical que Benny y Björn habían escrito sin darse cuenta».

  Björn Ulvaeus trabajó muy de cerca con las tres. El equipo también incluyó al coreógrafo ANTHONY VAN LAAST, y a varios diseñadores: MARK THOMPSON (decorados y vestuario); HOWARD HARRISON (iluminación); MARTIN KOCH (supervisor musical y orquestación), y ANDREW BRUCE y BOBBY AITKEN (diseñadores de sonido). La preparación y los ensayos duraron un año antes del estreno en Londres.

  Benny Andersson esperó al último ensayo general para ver el musical y se quedó impresionado. «Creo que la mayor sorpresa para el espectador que entra con una idea preconcebida es salir con otra totalmente diferente», dice. «Las canciones son buenas, pero encontraron una forma inteligente y divertida de incluirlas en el contexto para que apoyasen la historia. Soy el fan número uno de Catherine Johnson».

  El estreno tuvo lugar el 6 de abril de 1999 en el Prince Edward Theatre de Londres, lo que parecía una buena señal ya que ABBA había ganado Eurovisión ese mismo día en el año 1976. Fue el primero de una interminable lista de éxitos. «Mamma Mia!» se estrenó en Estados Unidos en noviembre de 2000 en el Orpheum Theatre de San Francisco. Llegó a Broadway en octubre de 2001, y la venta anticipada alcanzó los 27 millones de dólares, una de las cifras más elevadas de la historia del teatro. En 2002, el musical fue nominado a cinco Tony.

  El musical «Mamma Mia!» ha hecho historia, convirtiéndose en un fenómeno global del mundo del espectáculo. Se han montado 20 producciones del musical. Actualmente hay nueve en cartel, que generan más de 8 millones de dólares semanales. Lo han visto más de 90 millones de personas en todo el mundo. Más de 17.000 personas lo ven cada noche, y ha recaudado más de 2.000 millones de dólares. Ningún otro musical se ha estrenado con tanta rapidez en tantas ciudades del mundo, exactamente 170 desde su estreno en Londres hace casi diez años.

  Judy Craymer explica este fenómeno diciendo: «No importa el tipo de espectadores ni la edad que tengan, se ven reflejados en la obra. Se sumergen totalmente en la experiencia. Las canciones son mágicas, intemporales».

Noticias relacionadas:

Llega Meryl Streep a San Sebastián para recibir el Premio Donostia