Estreno en España: 11 Julio 2008

Puntuación: 8.jpg

zavet-poster.jpg
Sinopsis

Tsane (Uros Milovanovic) vive con su abuelo y su vaca en la remota cima de una montaña. Exceptuando a su vecina, la profesora (Ljiljana Blagojevic), ellos son los únicos habitantes del pueblo. Un día, el abuelo de Tsane le dice al chico que se está muriendo, y le hace prometer que irá al otro lado de las tres montañas, a la ciudad más próxima, y venderá su vaca en el mercado. Con el dinero tendrá que comprar un icono religioso, después algo que él realmente quiera y, finalmente, deberá encontrar una esposa.

zavet-1.jpg
Crítica de Cine.com
por
Leo Aquiba Senderovsky

Kusturica sigue en el tren de las comedias saturadísimas de color, alegría y locura, una constante en la folklórica filmógrafía del director serbio. En este caso, nos cuenta una historia alejada de la toma de posición histórico-ideológica que caracterizaba a Underground, su insuperable obra maestra. Aquí el discurso puede desprenderse de la diferencia campo-ciudad, más allá de algunos apuntes cómicos que asemejan a los habitantes de ambos espacios (el abuelo espía igual que la vecina de Jasna, por ejemplo), el espacio del campo brilla por su inocencia y su carga de bondad, frente a la locura de la ciudad, espacio en el que sobresalen los prostíbulos, la perversión de cualquier tipo, y la esclavización de mujeres. No hay mucho más subrayado ideológico que ese. Prométeme, más allá de ser una digna y lógica continuación dentro de la serie de alocadas y explosivas películas de Kusturica, puede recordar el humor grotesco y exacerbado de otros realizadores y otras obras, como El secdleto de la tlompeta, aquel magistral cortometraje de Javier Fesser realizado el mismo año que Kusturica se consagraba con Underground. Probablemente puedan hallarse más de un punto de encuentro entre Fesser y Kusturica, más allá de la «importancia» que ha adoptado el nombre de Emir Kusturica, no solo en el ámbito cinematográfico, sino también en la difusión de la música de raíces gitanas, gracias a la fama que ha adquirido la No Smoking Orchestra (con Kusturica como maestro de ceremonias). Kusturica y Fesser comparten cierto gusto por la comedia desaforada, pero el director serbio ha ganado un lugar único en el cine, al haberse convertido en el principal realizador en plasmar en la gran pantalla todo el folklore balcánico, según su propia y particular óptica, una óptica que nunca pasa desapercibida. Volviendo a Prométeme, difícil es no verla como una sucesión de momentos y personajes desquiciados, extremos y por demás absurdos. Así lo es, y en todo momento. Este conjunto, sazonado con la música de Stribor Kusturica (música que, a diferencia de la de Goran Bregovic, el mejor colaborador que ha tenido Kusturica, no termina de integrarse completamente en la historia, y queda como un elemento más, que sirve solo a los efectos de intensificar el desborde permanente), denota por momentos esa forzada intención de darle a todo el paquete un tono de imparable desquicio, y este tono quizás funcione solo en la catarata de gags físicos y en la simpatía que generan varios de estos personajes, quienes no paran de mostrar con todo el abanico posible de gestos, su enorme felicidad. De esta fastuosa clase de sobreactuación, no se salva Miki Manojlovic, el farsante de Underground, acá interpretando a otro farsante, un poco más violento y perverso, y más desbordado que nunca. Kusturica nos recuerda a Underground en un diálogo hacia el final de la película, cuando uno de los personajes dice que la Segunda Guerra Mundial no ha terminado, pero se ha alejado de la contundencia ideológica de aquella para consolidarse en una contundencia estética, que genera simpatía, provoca carcajadas, y traspira felicidad, aunque no deja de mostrar cierta considerable afectación.

zavet-2.jpg
Dirección: Emir Kusturica.
Países:
Serbia y Francia.
Año: 2007.
Duración: 137 min.
Género: Comedia.
Elenco: Marija Petronijevic (Jasna), Uros Milovanovic (Tsane), Ljiljana Blagojevic (profesora), Aleksandar Bercek (abuelo), Kosanka Djekic (madre de Jasna), Miki Manojlovic (jefe), Stribor Kusturica (Topuz), Vladan Milojevic (Runjo).
Guión: Emir Kusturica y Ranko Bozic; basado en un argumento de Rade Markovic.
Producción: Olivier Delbosc, Marc Missonnier, Maja Kusturica y Emir Kusturica.
Música: Stribor Kusturica.
Fotografía:
Milorad Glusica.
Montaje: Svetolik Mica Zajc.
Diseño de producción: Radovan Markovic.
Vestuario: Nebojsa Lipanovic.

kusturica-1.jpg
Biofilmografía de Emir Kusturica

Emir Kusturica es un director de cine y músico serbio nacido el 24 de noviembre de 1954 en Sarajevo en la República Socialista Federal de Yugoslavia (hoy Bosnia Herzegovina). Con una impresionante serie de largometrajes internacionalmente aclamados, Kusturica devino en uno de los más creativos directores de cine durante las décadas del ’80 y del ’90.

Luego de finalizar en 1978 sus estudios en la distinguida Academia de Artes Interpretativas (FAMU) de Praga (donde rodó la película Guernica, por la que en 1978 recibió su primer premio en el Festival de Cine de Karlovy Vary, Kusturica comenzó a dirigir para la Televisión Yugoslava. Tuvo un auspicioso debut en el cine con ¿Te acuerdas de Dolly Bell? (Sjecas li se, Dolly Bell) de 1981, film con la cual ganó ese año el premio León de Oro en el Festival de cine de Venecia.

Con Cuando mi padre salió en viaje de negocios (Otac na sluzbenom putu) de 1985, ganó la Palma de Oro en el Festival de cine de Cannes, cinco premios yugoslavos, y fue nominada a los premios Oscar por la categoría «mejor película en lengua extranjera». Tanto ‘¿Te acuerdas de Dolly Bell? como Cuando mi padre salió en viaje de negocios fueron realizadas con la colaboración de Abdulah Sidran, un importante escritor y poeta bosnio contemporáneo quien escribió el guión para ambas películas con muchos elementos autobiográficos. En 1989 Kusturica fue aún más aclamado por la película Tiempo de gitanos (Dom za vesanje), una profunda pero mágica mirada dentro de la cultura gitana y la explotación de sus jóvenes.

Kusturica prosigió realizando grandes películas de renombre dentro de la siguiente década, incluyendo su debut en Estados Unidos, con la comedia de humor absurdo, El Sueño de Arizona («Arizona dreams») (1993), y volvió a ganar la Palma de Oro en 1995 con la épica comedia negra «Underground».

El famoso músico Goran Bregović compuso la música para varias de sus películas, incluyendo Tiempo de gitanos, El sueño de Arizona (con Iggy Pop) y Underground.

«Underground», escrita por Dušan Kovačević y cofinanciada por el canal estatal yugoslavo, causó cierta controversia. La película detalla la historia de Yugoslavia desde el inicios de la Segunda Guerra Mundial hasta la Guerra de los Balcanes, iniciada en la década de los noventa. Mientras algunos críticos señalaban que se trataba de una propaganda que mostraba el conflicto desde un punto de vista pro-Serbio, otros señalaban que su irónica caracterización de las etnias de los Balcanes iba en detrimento de todas ellas.

En 1998 Kusturica ganó el León de Plata a la mejor dirección en el Festival de cine de Venecia por «Gato negro, gato blanco» («Crna mačka, beli mačor»), una desaforada comedia farsesca ambientada en un campamento gitano en las riberas del Danubio.

En el año 2000 en la película La viuda de San Pedro («La Veuve de Saint-Pierre») dirigida por Patrice Leconte Kusturica hace su segunda aparición como actor con solo un par de líneas, la primera la hace en «Underground», donde aparece unos segundos como comprador de armas.

En 2001 dirige «Super 8 Stories», un típico documental «en el camino» sobre la gira y vida de los músicos de Emir Kusturica & The No Smoking Orchestra. Este film ofrece una hilarante visión detrás de las bambalinas y rebosa de material sobre intimidades, pequeños matices a ser «leídos entre líneas» y detalles de los «pequeños placeres» de sus protagonistas, .

En el film «El buen ladrón» («The good thief») de 2002, dirigido por Neil Jordan, Kusturica interpreta un guitarrista eléctrico y experto en seguridad que está constantemente tocando «riffs» de Jimi Hendrix.

En 2004 Kusturica y su film «La vida es un milagro» (Život je čudo), concerniente a la guerra civil yugoslava, recibieron el Premio de la Educación Nacional (Prix de l’ Education Nationale) de Francia. «La vida es un milagro» será utilizado, como una herramienta educativa a nivel nacional, en conjunto con un CD-ROM instructivo destinado a incitar el análisis y el debate entre estudiantes.

Emir Kusturica ganó en el año 2005 el Premio Europeo de Arquitectura Phillipe Rotthier por su proyecto de ciudadela étnica «Drvengrad» («pueblo de madera») ubicado sobre el monte Zlatibor en Serbia. El premio es dado cada tres años por la «Fundación para la Arquitectura» («Fondation pour l’architecture») de Bruselas, Bélgica y es una de las más prestigiosas distinciones belgas y europeas en el campo de la arquitectura.

En el Festival de cine de Cannes de 2005 ofició de Presidente del Jurado.

En 2006 ha realizado un documental dedicado al famoso futbolista Maradona

Actualmente centra su residencia en Microclub los sábados.

Filmografía

* Maradona, 2008

* Promise me this, 2007

* La vida es un milagro (Život je čudo), 2004

* Super 8 Stories, 2001, documental

* Gato negro, gato blanco (Crna mačka, beli mačor), 1998

* Underground, 1995

* El sueño de Arizona (Arizona dream), 1993

* Tiempo de gitanos (Dom za vešanje), 1988

* Papá está en viaje de negocios (Otac na službenom putu), 1985

* ¿Te acuerdas de Dolly Bell? (Sjećaš li se, Dolly Bell), 1981

* The Brides are coming, 1978

* Guernica, 1978, corto