Estreno en España: 13 Junio 2008

Puntuación: 7.jpg

12-poster.jpg
Sinopsis

Un jurado decide la suerte de un muchacho acusado del asesinato de su padrastro de origen ruso en pleno conflicto en Chechenia. «12» es una adaptación libre del drama judicial «Doce hombres sin piedad», llevado a la gran pantalla por Sidney Lumet en 1957.

12-2.JPG
Crítica de Cine.com
por
Leo Aquiba Senderovsky

Nikita Mikhalkov regresa al cine con esta nueva versión de Doce hombres sin piedad, aquella ópera prima de Sydney Lumet, adaptada de la obra teatral de Reginald Rose, y reversionada cuarenta años después en una película para televisión, protagonizada por Jack Lemmon y George C. Scott. Mikhalkov traslada el debate del jurado a un crimen similar pero situado en pleno conflicto entre rusos y chechenos, con resultados dispares. Por empezar, 12 se beneficia de un inteligente trabajo visual, con una muy rica secuencia inicial, y flashbacks muy logrados. Mikhalkov adapta simétricamente la estructura y algunos elementos secundarios de la obra original, y construye unos personajes cargados de matices, enfocándose en el perfil racista e intolerante de uno de los miembros del jurado, quien más instala en la mesa del jurado la pugna actual entre rusos e inmigrantes. Los doce miembros, lejos del perfil original, se muestran más exacerbados, virulentos y llenos de humor a la hora de exponer sus maleables posturas con respecto al crimen. Los flashbacks, si bien se encuentran integrados al planteo central, frecuentemente sirven para escarbar en la realidad rusa, y en ese sentido, tienden a distanciarse de la compacta puesta que caracterizaba a las versiones anteriores. Muestra de ello es la diferencia en la duración de esta versión con respecto a las anteriores (dos horas y media, contra hora y media de aquellas). El abordaje político funciona más en el espacio donde debate el jurado que en las escenas que rodean el crimen supuestamente cometido por el joven checheno, y la duración de esta película tiende a acentuar la intencionalidad política de Mikhalkov a la hora de trasladar la compleja y maravillosa discusión. De esa manera, la versión de Mikhalkov posee elementos muy interesantes, pero carece de la fuerza narrativa de sus anteriores versiones, que radicaba en su brevedad y su preferencia por el espacio del jurado como escenario cuasi único en el desarrollo de la situación.

12-3.JPG
Dirección: Nikita Mikhalkov.
País:
Rusia.
Año: 2007.
Duración: 153 min.
Género: Drama, thriller.
Elenco: Sergey Makovetsky, Sergey Garmash, Aleksey Petrenko, Yury Stoyanov, Nikita Mikhalkov, Valentin Gaft, Sergey Gazarov, Alexander Adabashian, Victor Verzhibsty, Alexey Gorbunov, Roman Medianov, Sergey Arteybashev, Apti Magamaev.
Guión: Nikita Mikhalkov, Vladimir Moiseenko y Aleksandr Novototsky; inspirado en la obra de Reginald Rose.
Producción: Nikita Mikhalkov y Leonid Vereschagin.
Música: Eduard Artemiev.
Fotografía:
Vladislav Opeliants.
Montaje: Andrey Zaitsev y Enzo Meniconi.
Dirección artística: Viktor Petrov.
Vestuario: Natalia Dziubenko.
Estreno en Rusia: 20 Septiembre 2007.

nikita-mikhalkov.jpg
Biofilmografía de Nikita Mikhalkov

Nikita Sergeyevich Mijalkov (en ruso: Никита Сeргеевич Михалков; n. Moscú, 21 de octubre de 1945) es un actor y director de cine ruso.

Mijalkov nació en una familia de distinguidos artistas. Su bisabuelo fue el gobernador imperial de Yaroslavl, cuya madre era una princesa de Galitzia. El padre de Nikita, Sergei Mijalkov, es más conocido como autor de literatura para niños aunque también escribió la letra del Himno de la Unión Soviética. La madre de Nikita, la poetisa Natalia Konchalovskaya, era la hija del artista vanguardista Pyotr Konchalovsky y nieta de otro pintor sobresaliente, Vasily Surikov. El hermano mayor de Nikita es el director Andrei Konchalovsky, basicamente conocido por su colaboración con Andrei Tarkovsky y sus películas de acción en Hollywood, como Tango y Cash.

Mijalkov estudió interpretación de niño en el Teatro del Arte de Moscú y después en la escuela Schukin del Teatro Vakhtangov. Todavía estudiante, apareció en el film de Georgi Daneliya Ya shagayu po Moskve (Un paseo por Moscú) (1964) y en el film de su hermano Andrei Konchalovsky Dvoryanskoe gnezdo (Hogar de los valientes) (1969). Pronto estuvo en camino de convertirse en una estrella de la escena soviética.

Mientras continuaba su carrera de actor acudió a la escuela de cinematografía del estado donde estudió dirección a las órdenes de Andrei Tarkovsky, maestro de su hermano y de Andrei Konchalovsky. Dirigió su primer corto en 1968, Vuelvo a casa, y otro en su graduación, Un día tranquilo al final de la guerra en 1970. Mijalkov había aparecido en una veintena de películas, incluyendo la de su hermano Tío Vanya (1972), antes de colaborar en el guión, dirigir e interpretar su primera obra, En casa entre extraños en 1974, un Western Rojo situado en los años 20 en la guerra civil en Rusia.

Mijalkov estableció su reputaación internacional con su segunda obra, Esclavo del amor (1976). Desarrolada en 1917, narraba los esfuerzos de un equipo de rodaje por crear un melodrama mudo en un balneario mientras la revolución rusa explotaba a su alrededor. La película, basada en los últimos días de Vera Kholodnaya, fue aclamada internacionalmente tras su estreno en los EE.UU.

El siguiente film de Mijalkov, Una pieza inacabada para piano (1977) era una adaptación de una obra temprana de Chekhov, Platonov. Fue ganadora del primer premio en el Festival de cine de San Sebastián. En 1978, mientras protagonizaba el épico film de su hermano Siberiada, Mijalkov hizo Cinco tardes, una historia de amor acerca de una pareja separada por la Segunda Guerra Mundial, que se encuentra de nuevo tras 18 años. El siguiente film de Mijalkov, Oblomov (1980), con Oleg Tabakov en el papel principal, estaba basado en la novela de Ivan Goncharov acerca de un perezoso joven noble que se niega a dejar su cama. Parientes (1981) es una comedia acerca de una mujer provinciana en Moscú envuelta en los complicados enredos de su parientes. Sin Testigos (1983) sigue la larga conversación nocturna entre una mujer, (Irina Kupchenko) y su ex-marido (Mijail Ulyanov) accidentalmente encerrados en una habitación.

Al inicio de los 80, Mijalkov reasumió su carrera como actor, apareciendo en la popular Estación para dos de Eldar Ryazanov (1982) y en Un romance cruel (1985). En ese periodo también interpretó el papel de Henry Baskerville en la versión soviética de El perro de los Baskerville. También apareció en sus propias películas, como En casa entre extraños, Esclavo del amor, Una pieza inacabada para piano y Quemado por el Sol.

Incorporando varios relatos cortos de Chekhov, Ojos negros (1987) fue protagonizada por Marcello Mastroianni como un hombre mayor que cuenta la historia de un amor que tuvo en su juventud con una mujer a la que ha sido incapaz de olvidar. El film fue aclamado internacionalmente, recibiendo Mastroianni el premio al mejor actor en el Festival de Cannes y la nominación a un premio Óscar por su actuación.

El siguiente film de Mijalkov, Urga, el territorio del amor (1992), transcurría en el poco conocido mundo de los mongoles, que viven en la frontera entre Rusia y China. Recibió el León de Oro del Festival de cine de Venecia y fue nominado al los premio Óscar como mejor película en lengua extranjera. Anna: 6-18 (1993), documenta el crecimiento de su hija Anna mientras crece de la infancia a la madurez.

La más famosa producción de Mijalkov hasta la fecha, Quemado por el Sol (1994), estaba ambientada en la tensa atmósferade la época de las purgas de Stalin. La película recibió el gran premio del Festival de Cannes y el premio Óscar a la mejor película en lengua extranjera, entre otros muchos honores. En el 2000, Quemado por el Sol era la película más rentable producida en la Europa del Este. Se espera una secuela.

Mijalkov usó el prestigio y el dinero de Quemado por el sol para acumular $25.000.000 de presupuesto para su mayor épica producción hasta la fecha, El barbero de Siberia (1998). El film, que abrió el Festival de Cannes de 1998, se diseñó como una extravagancia patriótica de consumo doméstico. Julia Ormond y Oleg Menshikov (un habitual de Mijalkov) interpretaban los papeles principales, mientras que el director aparecía como el zar Alejandro III de Rusia.

La película recibió el premio estatal ruso y disparó rumores acerca de las ambiciones presidenciales de Mijalkov. El director, no obstante, eligió la administración de la industria cinematográfica rusa. A pesar de la oposición de directores rivales, fue elegido presidente de la sociedad rusa de cineastas y ha dirigido el Festival de cine de Moscú desde el 2000. También instauró el Premio Águila dorada de la academia rusa en oposición al tradicional Premio Nika.

En el 2005, Mijalkov retomó su carrera de actor, protagonizando nuevas películas – El consejero de Estado, que rompió records de taquilla en Rusia; Zhmurki, una comedia negra acerca de la mafia rusa; y el film de Krzysztof Zanussi Persona non grata.

En octubre del 2006, Mijalkov se hallaba en Serbia, dando soporte moral a la soberanía serbia sobre Kósovo.

En septiembre del 2007, la película de Mijalkov 12, una adaptación del drama judicial de Sidney Lumet Doce hombres sin piedad, recibió un León de Oro especial y fue alabada por numerosos críticos en el Festival de cine de Venecia. Recientemente ha asumido el papel de productor ejecutivo de la película épica 1612.

La vida personal de Mijalkov ha sido tan variada como su carrera en el cine.

Su primera esposa fue la renombrada actriz rusa Anastasiya Vertinskaya, a quién desposó en 1967. Tienen un hijo, Stepan Mijalkov, nacido en septiembre de 1966.

Con su segunda esposa la ex-modelo Tatyana, ha tenido su hijo Artem (1975) e hijas Anna (1974) y Nadya (1986).