Estreno en España: 30 Mayo 2008

Puntuación:


Sinopsis

En un pequeño pueblo de Maine, después de una súbita tormenta, aparece una espesa niebla que cubre el lugar, atrapando a la gente en sus hogares, en los supermercados… y matando a todo aquel que se adentra en su oscuridad.


Crítica de Cine.com
por
Leo Aquiba Senderovsky

Podríamos empezar a analizarla por su tristísimo final, por la necesidad (o no) de ese final, del cual, por obvias razones, no diremos palabra. Seguramente debe corresponderse con el final del relato de Stephen King (que no he leído), de otra forma suponemos que, debido a su enorme crueldad, ni siquiera se hubiera rodado. Podemos tomar otra vía y afirmar que no debe ser confundida con el clásico de 1980 La niebla (The fog, no The mist), de John Carpenter, y su insignificante remake de 2005. Esto nos lleva a pensar en Frank Darabont, el director de esta, director a su vez de películas como Cadena perpetua o La milla verde. Cierto es que Darabont ha realizado en sus inicios varios guiones de películas de terror, y que pocos son los casos de directores americanos que escriben sus propios guiones (en el caso de Darabont, esto sucede la mayoría de las veces). Tanto Cadena perpetua como La milla verde son también adaptaciones de cuentos de Stephen King. Que esta se inscriba dentro de un reconocido patrón de realización, patrón que salvo por el hecho de ser adaptaciones del exitoso autor, no sigue un mismo género ni un mismo tono, no evita que los resultados de unas y otras sean completamente dispares. Darabont se mete con el cine de terror, pero comete sendos traspiés al navegar sin rumbo entre el cine clase b y su propia forma de entender la dirección, lo cual provoca varios desaciertos técnicos (especialmente, los malos cortes entre plano y plano), como si Darabont hubiera intentado aplicar cierta mirada ajena a su propia experiencia como director, fracasando rotundamente en ello. Las torpes referencias bíblicas, encarnadas en el personaje de Marcia Gay Harden, quien aún a pesar de estar al borde de la sobreactuación, es lo mejor del elenco, se multiplican a lo largo de la película, repercutiendo en el desenlace (que sólo desde ese punto puede considerarse pertinente a la historia). Es de suponer que en el texto de King estas referencias son mayores y más complejas, en la película estas se muestran considerablemente chatas e injustificadas, puestas allí solo para suscitar la división entre los refugiados del supermercado. De este conflicto también podría establecerse paralelismos políticos, pero la medianía de la película hace que cualquier doble lectura quede al margen. Del resto, no hay mucho que se pueda decir. Los efectos especiales son correctos, Thomas Jane muestra una vez más su limitado talento como protagonista, por allí se cuela alguna referencia al autor (ver los afiches del atelier de David en la primera escena), y lo demás, apenas mediocre y carente de un interés similar a las anteriores películas del director.


Dirección: Frank Darabont.
País:
USA.
Año: 2007.
Duración: 127 min.
Género: Thriller sobrenatural.
Elenco: Thomas Jane (David Drayton), Marcia Gay Harden (Sra. Carmody), Laurie Holden (Amanda), Andre Braugher (Norton), Toby Jones (Ollie), Bill Sadler (Jim), Jeffrey DeMunn Dan Miller), Frances Sternhagen (Irene), Alexa Davalos (Sally), Nathan Gamble (Billy Drayton).
Guión: Frank Darabont; basado en el relato de Stephen King.
Producción: Frank Darabont y Liz Glotzer.
Música: Mark Isham.
Fotografía:
Rohn Schmidt.
Montaje: Hunter M. Via.
Diseño de producción: Gregory Melton.
Vestuario: Giovanna Ottobre-Melton.
Estreno en USA: 21 Noviembre 2007.


Biofilmografía de Frank Darabont

Frank Darabont (28 de enero de 1959) director, guionista y productor de cine estadounidense.

Frank Darabont nació en un campo de refugiados en Montbeliard, Francia. Sus padres abandonaron Hungría después de la Revolución Húngara de 1956. Siendo todavía un bebé, su familia se trasladó a Estados Unidos.

Darabont entró en el mundo del cine a los 20 años. Una de sus primeras obras fue un cortometraje titulado «Dollar Baby» a partir de la adaptación de una novela de Stephen King (1983). A partir de este corto, King le concedió a Darabont los derechos para adaptar al cine su novela corta «Rita Hayworth and the Shawshank Redemption». Darabont rodó su primer largometraje en 1990. Se llamó «Buried Alive» y fue una película para la televisión por cable estadounidense. El éxito le llegó cuando en 1994 realizó la adaptación de la obra de King. La película se llamó «The Shawshank Redemption» y Darabont se encargó de adaptar el guión y de dirigirla. Por esta película Darabont fue candidato al Oscar al mejor guión adaptado, además de conseguir otra nominación en la categoría de mejor película. Sin embargo, no consiguió la nominación en la categoría de mejor dirección.

Antes de comenzar su carrera como director, Darabont ya había destacado escribiendo guiones de películas de terror entre los que se incluyen «Pesadilla en Elm Street 3», «El terror no tiene forma» o «La mosca II». Además, ha escrito varios guiones para la serie de televisión de George Lucas y Steven Spielberg «El joven Indiana Jones».

Después de periodo de cinco años, Darabont volvió a dirigir en 1999. La película se tituló «La milla verde», y Darabont se encargó de escribirla, producirla y dirigirla. Como pasó con su anterior trabajo, la película estaba basada en una obra de Stephen King, y fue muy bien recibida por la crítica. Y como también pasó anteriormente, la película fue nominada a los Premios de la Academia en las categorías de mejor película y mejor guión adaptado, pero no consiguió la nominación en la categoría de mejor dirección. A esta película le siguió en 2001 «The Majestic», aunque esta película no tuvo tanto éxito como las anteriores.

Frank Darabont está considerado como uno de los guionista con más talento de Hollywood, habiendo asesorado, por ejemplo, en los guiones de dos película de Steven Spielberg: «Salvar al soldado Ryan» y «Minority Report».

Filmografía

* «Enterrado vivo» (1990) (TV) (Director)

* «The Shawshank Redemption» (1994) (Director y guionista)

* «La milla verde» (1999) (Director, guionista y productor)

* «The Majestic» (2001) (Director y productor)

* «The Mist» (2007) (Director, guionista y productor)


CÓMO SE HIZO «LA NIEBLA DE STEPHEN KING»

En 1977, cuando el ahora legendario escritor de ficción Stephen King conoció el éxito por primera vez, quiso encontrar una manera de agradecerlo. En una muestra de apoyo a otros artistas emergentes, dio permiso a los estudiantes y aspirantes a directores de cine para adaptar sus historias cortas por tan sólo un dólar. A principios de los 80, Frank Darabont escribió, produjo y dirigió una de estas «Dollar Babies.» A King le encantó la adaptación del director de 23 años de «La mujer de la habitación», un relato de King sobre una mujer con una enfermedad incurable que desea morir. «Hay algo en el estilo de Stephen como narrador que siempre me ha calado», explica Darabont, que se crió en Los Ángeles. «Su trabajo me habla, sus personajes me hablan. Es un maestro de la narración y lo que escribe me deja boquiabierto. Me inspira para ponerme detrás de la cámara». A Darabont le llamó la atención La niebla por varios motivos. «La trama está especialmente bien escrita. Me encantó leer esta desintegración de la sociedad a lo ‘Señor de las moscas’ que ocurre cuando la gente está en una olla a presión de terror». Tras Woman in the Room, su debut como director y guionista, Darabont escribió, solo o en colaboración, películas como «Pesadilla en Elm Street 3: Los guerreros del sueño», «El terror no tiene forma» y «La mosca II», así como episodios de «Historias de la cripta» y «Las aventuras del joven Indiana Jones». Darabont siempre tuvo en mente adaptar uno de sus relatos cortos favoritos, La niebla. «La niebla me encantó desde que lo leí en 1980 en Dark Forces, una antología publicada por Kirby McCauley. Recuerdo que leí la historia antes de empezar mi carrera cinematográfica y que pensé: algún día me encantaría convertirlo en una película». «Recuerdo estar sentado en el set de mi primera película como guionista, «Pesadilla en Elm Street 3″, en 1986, y pensar que ya que mi carrera como guionista estaba despegando, debería empezar a pensar en qué me gustaría dirigir», recuerda Darabont. «Como mi corto le había gustado, decidí pedirle a Stephen los derechos de La niebla o de Rita Hayworth y la redención de Shawshank». Después de meditarlo, Darabont se decantó por esta última, estrenada como «Cadena perpetua». El resto es historia. Elegir adaptar el drama carcelario le condujo «a dar una impresión de mí mismo mucho más refinada de lo que realmente pretendía», se ríe el director. «Siempre pensé que si tenía la suerte de poder dedicarme al cine haría películas de terror de bajo presupuesto.» Alabada por la crítica y el público, «Cadena perpetua» (1994) se ha convertido en una de las películas más reputadas del siglo XX.

«Cadena Perpetua obtuvo siete nominaciones a los Oscar. Todos los días hay alguien que le dice a Frank que es su película favorita o que es la mejor película de la historia», dice la coproductora Denise Huth, que lleva ocho años trabajando con Darabont y que ahora es vicepresidenta de producción en la productora de éste, Darkwoods Productions. «Obviamente le encanta oír eso, pero también supone mucha presión para él».

La presión continuó con las dos siguientes películas de Darabont. Aunque consideró adaptar La niebla en 1995, a «Cadena perpetua» le siguió otra adaptación de King, «La milla verde», que fue nominada al Oscar a la Mejor Película y que Tom Hanks protagonizó en 1999. Su siguiente trabajo fue «The Majestic», protagonizada por Jim Carrey en 2001. Estas dos películas, igual que «Cadena perpetua», le permitieron «satisfacer mis impulsos a lo Stanley Kubrick, con una forma de dirigir muy precisa y meticulosa.» Empezó escribiendo películas de terror y «de repente me encontré trabajando en un tipo de producciones que estaban a otro nivel», dice.

Su primera pasión, sin embargo, fue el cine de género. «A la gente que sólo conoce a Frank por las películas que ha dirigido le asombra que quiera hacer una película de terror, pero cuando le conoces, lo que te extraña es que aún no hubiera hecho ninguna», dice Huth.

Anna Garduño, una de las coproductoras de LA NIEBLA DE STEPHEN KING, le conoce desde que eran compañeros de clase en el Hollywood High School. «Es un director de género. Le encantan las películas de terror porque abren una ventana a tu propio espíritu. Es un campo muy interesante en el que profundizar». Finalmente, hace un par de años Darabont empezó a considerar seriamente adaptar «La niebla» a la gran pantalla. ¿Por qué ahora? «Me sentía preparado para probar algo totalmente distinto a lo que había hecho hasta ahora», dice Darabont. «Esta película es una oportunidad de volver a mis raíces. Tenía muchas ganas de volver al género que siempre me ha fascinado. También quería probar una forma distinta de dirigir, tocar jazz en vez de dirigir una orquesta sinfónica. Quería dejar de lado la precisión meticulosa en favor de una dirección más de guerrilla, rodarla muy rápido y de la forma más barata posible teniendo en cuenta el material. Algunas de las mejores películas de terror tuvieron un presupuesto muy pequeño y se rodaron en un tiempo muy limitado, y yo quería seguir esa tradición. Es una de las historias más conocidas de King y sus fans llevaban mucho tiempo esperando su adaptación al cine», dice Darabont. «Esperas a que todos los planetas estén alineados y de repente llega el momento adecuado».

Las coproductoras Garduño y Huth creen que Darabont simplemente necesitaba volver a divertirse. «Creo que quería hacer algo que le recordara por qué le gusta dirigir. Es como si volviera a ser un niño,» dice Garduño. «Él tenía muchas ganas de divertirse. Esta es la primera película en la que realmente ha disfrutado rodando», afirma Huth.

Darabont está de acuerdo. «Rodar esta película me ha permitido dejar de lado todo lo que sabía y cambiar totalmente mi forma de dirigir,» dice. «Es rápido y divertido, no es algo preciso y calculado. No piensas tanto las cosas, actúas por instinto. Fue una experiencia liberadora y me encantó».

Al ya haber adaptado anteriormente otras historias de King, escribir el guión fue «un proceso muy sencillo, porque el material de partida era muy rico», dice Darabont.

En la película se conserva la idea central de la historia: «Las reglas desaparecen, y la superstición sustituye a la razón y el pánico al pensamiento,» dice Darabont. «Lo que me gusta de la historia de Stephen es que hay una niebla que les atrapa en un supermercado, sin tener ni idea de lo que pasará después, pero la auténtica amenaza resulta no ser lo que hay fuera, sino el terror inherente, los clientes se enfrentan los unos a los otros. De repente tus amigos y vecinos están perdiendo el juicio, y son peligrosos».

La ganadora de un Oscar Marcia Gay Harden está de acuerdo: «Me atrajo el aspecto a lo ‘Señor de las moscas’ de la historia. LA NIEBLA DE STEPHEN KING da muchísimo miedo pero a la vez es una película inteligente. ¿Qué hace la gente cuando se encuentra en una situación catastrófica? ¿Son héroes? ¿En qué momento la gente pierde la razón?»

Darabont introdujo algunos cambios, como añadir el personaje de Jessup (Sam Witwer). Esto siempre ocurre, dice, cuando adapta el trabajo de King. «Confía en lo que hago con su material. No le molestó que me tomara libertades con «Cadena perpetua» y «La milla verde», y estuvo de acuerdo con las que me tomé con esta historia. La ficción y el cine son dos lenguajes diferentes, así que hay cosas que cambian. Intentas crear la ilusión de que estás contando la misma historia que él escribió. Quería sacar a relucir lo mejor de la historia, pero siendo respetuoso y manteniendo el estilo de King en el guión en la medida de lo posible».

«Frank nunca haría nada sin que Stephen estuviera totalmente de acuerdo. Para él es una responsabilidad enorme,» dice Anna Garduño. «Frank y Stephen conectaron a un nivel muy profundo sobre cómo había que tratar el material».

¿Cuál fue el comentario más destacado de King al leer el guión? «Stephen me escribió un e-mail pidiéndome que los actores no intentaran imitar el acento de Maine en la película porque sonaría como un anuncio de Pepperidge Farm (marca de galletas de Maine)».

Los efectos especiales, los efectos visuales y la creación de las criaturas juegan un papel fundamental en la película. El coordinador de efectos especiales Darrell Pritchett fue el encargado de los efectos físicos en el set, entre ellos la niebla. A través de tubos gigantes hechos de un material similar a la película de plástico resistente, se bombeaba una combinación de propilenglicol y agua. En cuestión de minutos, el set estaba prácticamente oculto por el vapor.

«Cuando llegamos a Shreveport y Darrell hizo la primera prueba con la niebla todos nos quedamos con la boca abierta», recuerda Randi Richmond. «No podías ver nada a un metro y medio de distancia. Todos dijimos: ‘Esto funciona. ¡Esta es realmente la niebla!’ Frank no estaba en ese momento. Fuimos a buscarle corriendo, como unos niños la mañana de Navidad.» Durante la producción, la niebla era un actor más en el set, aunque no recibió una acogida muy calurosa. «Dentro de ella no puedes ver nada. Si aparece algo, cuando te das cuenta ya lo tienes encima,» dice Jeff DeMunn. «La niebla es un adversario formidable y estar en su interior no es muy agradable».

La película contiene más de 300 planos de efectos visuales, orquestados por el supervisor de efectos visuales Everett Burrell y su equipo de CafeFX. Greg Nicotero, de KNB EFX Group, y su equipo se encargaron del maquillaje de efectos especiales y trabajaron en estrecha colaboración con Burrell y Cafe. Nicotero fue también el director de la segunda unidad.

Un paseo por sus oficinas de producción será un festín para los ojos de cualquier fan de la ciencia-ficción o de la creación de criaturas. Tentáculos pintados a mano hechos de gomaespuma gruesa, muñecos que imitan cadáveres, representaciones gigantes de insectos y pájaros amenazadores (son perfectos para conseguir chorros de sangre falsa) se acumulan en el estudio. «LA NIEBLA DE STEPHEN KING pretende ser simplemente una película de terror», dice Frank Darabont. «No quiero perder el tiempo con definiciones insulsas. Sencillamente quería hacer era una película de terror».

Nicotero y Darabont, con la ayuda de Bernie Wrightson, buen amigo y reputado artista conocido por sus ilustraciones de terror, se pasaron meses diseñando las terroríficas criaturas. Contaron con la ayuda de los artistas Michael Broom, Tristan Shane y Aaron Sims. «Cada vez es más difícil diseñar monstruos, porque ya se han hecho muchos. Menos mal que tenía a Greg Nicotero para solucionarlo. Los dos crecimos leyendo Famous Monsters of Filmland, así que eso simplificó bastante las cosas. Hablamos en un lenguaje misterioso lleno de referencias a películas y que nadie más parece entender.», dice Darabont.

En la historia, King habla de cuatro tipos de criaturas, de las que no da una descripción precisa: arañas, pájaros, insectos y una criatura con tentáculos. Convertir estos conceptos en criaturas vivientes fue un auténtico reto.

Howard Berger y Greg Nicotero fundaron KNB EFX Group (KNB) en 1988. En los últimos 20 años, ha demostrado su talento en películas como «Bailando con lobos», «La milla verde», «Sin City», «Transformers» y «Pulp fiction». Sus prótesis y maquillajes pueden verse en trabajos tan variados como «Kill Bill», «Boogie Nights», «Austin Powers en Miembro de Oro» o «El ejército de las tinieblas». Su trabajo en «Sin City», la adaptación al cine de Robert Rodríguez de las novelas gráficas de Frank Miller, llamó la atención por las prótesis faciales creadas para Mickey Rourke, Benicio Del Toro, Nick Stahl y Rutger Hauer y obtuvo el premio al mejor maquillaje del año en el Festival de Cine de Hollywood de 2005.

Para la trilogía de Robert Rodríguez «Spy Kids» hicieron no sólo el vestuario, sino también marionetas animatrónicas y prótesis. En series como ‘Deadwood’, ’24’ y ‘Ley y orden’ puede verse el trabajo de Nicotero. Nicotero y Berger diseñaron y supervisaron la criatura y el maquillaje de efectos especiales para la antología de terror Masters of Horror, que incluía algunos de los personajes más terroríficos de KNB. KNB también satisface la demanda de duplicados de animales y «bichos» animatrónicos. Kevin Costner les propuso su primer gran reto, crear los búfalos muertos de «Bailando con lobos». Desde entonces, han creado animales animatrónicos para «Eraser», «Hulk» y «Superdog», entre otras. Uno de sus mayores retos fue «Las crónicas de Narnia: el león, la bruja y el armario», para la que Nicotero y Berger crearon literalmente cientos de criaturas fantásticas, desde sátiros y centauros hasta un león animatrónico y docenas de duendes y brujas. La película, rodada en ocho meses en dos continentes, les valió un British Academy Award y un Oscar al Mejor Maquillaje.

Noticias relacionadas:

Una más de Stephen King