Estreno en España: 4 Abril 2008

Puntuación: 73.jpg

thesavages1.jpg

Sinopsis

Lo último que hubieran deseado hacer los hermanos Savage es volver atrás, a su difícil historia familiar. Después de haberse liberado del dominio de su padre, ahora se encuentran firmemente anclados a unas vidas propias bastante complicadas. Wendy es una autora de teatro que se esfuerza por salir adelante, una desocupada que pasa sus días solicitando becas, robando suministros de oficina y quedando con su vecino casado. Jon es un neurótico profesor de facultad que escribe libros sobre oscuros temas. Pero entonces llega la llamada que le informa de que el padre al que siempre ha temido y evitado, Lenny Savage, se consume lentamente. Ahora, mientras dejan de lado sus ajetreadas vidas, Wendy y Jon se ven obligados a vivir juntos bajo el mismo techo por primera vez desde su infancia, redescubriendo las excentricidades que les sacaban de quicio. Enfrentados con una agitación total y luchando por la manera en que deben hacerse cargo de los últimos días de su padre, se encuentran confrontados con el significado de la vida adulta, la familia y, lo más sorprendente, lo que significan el uno para el otro.

savages2.jpg

Crítica de Cine.com por Leo Aquiba Senderovsky

El cine independiente americano también tiene su estándar de producción, representado por compañías como Fox Searchlight, la división “independiente” de
la Fox, y otras similares. Su estándar repercute en las historias que se narran. Es imposible imaginar al cine independiente americano actual alejado del género familias disfuncionales. Y este es otro exponente de lo mismo. Los Savages, hermano y hermana, son dos solteros cuarentones en crisis, con una familia de origen completamente desmembrada, y un padre déspota devenido en anciano con demencia senil, al que deben cuidar. Tamara Jenkins consigue realizar un drama correctamente narrado, con algunos apuntes de humor generados por lo patético de determinadas situaciones, sin correrse de un drama que apunta a la empatía del espectador. En cuanto al elenco, se apoya en dos grandes actores, Laura Linney, mejor aprovechada que en sus últimas apariciones, y Philip Seymour Hoffman, a quien la fachada de “cine independiente” le sienta mejor que a nadie. Philip Bosco, a cargo del anciano convertido en eje del conflicto familiar, se encuentra a la altura de los dos hermanos, particularmente en los momentos en que es testigo silente de la pelea entre ambos. Si la consideramos dentro del tipo de películas que los estudios financian para mostrar que Hollywood puede darle espacio al cine de bajo presupuesto, no deja de mostrar las costuras que otras producciones similares poseen y saben ocultar mejor, entroncada en una estructura narrativa equivalente al grueso de estas películas. Si obviamos ese contexto, La familia Savages funciona salteando el golpe bajo y con secuencias dramáticas correctamente construidas y estupendamente interpretadas. A pesar de recurrir constantemente a historias demasiado similares entre sí, esa extraña y a veces interesante etiqueta denominada cine independiente americano, parece tener cuerda para rato, a veces mérito más de sus actores que de sus realizadores.

thesavages4.jpg

Dirección y guión: Tamara Jenkins.
País:
USA.
Año: 2007.
Duración: 113 min.
Género: Drama, comedia.
Interpretación: Laura Linney (Wendy Savage), Philip Seymour Hoffman (Jon Savage), Philip Bosco (Lenny Savage), Cara Seymour (Kasia), Peter Friedman (Larry), Gbenga Akinnagbe (Jimmy), Tonye Patano (Srta. Robinson), Guy Boyd (Bill), David Zayas (Eduardo), Debra Monk (Nancy Lachman).
Producción: Ted Hope, Anne Carey y Erica Westheimer.
Música: Stephen Trask.
Fotografía:
Mott Hupfel.
Montaje: Brian A. Kates.
Diseño de producción: Jane Ann Stewart.
Vestuario: David C. Robinson.
Estreno en USA: 28 Noviembre 2007.

tamarajenkins.jpg

Biofilmografía de Tamara Jenkins

La guionista y directora Tamara Jenkins comenzó su carrera cinematográfica escribiendo y dirigiendo varios cortos ganadores de premios como FAMILY REMAINS que obtuvo un Premio Especial del Jurado a
la Excelencia en
la Realización de Cortos en el Festival de Cine de Sundance de 1994.

Además de sus obras cinematográficas, las obras literarias de Jenkins han sido publicadas en Zoetrope: All-Story, Tin House Magazine, y más recientemente su ensayo «Holy Innocents», aparecida en el libro de Lisa Yuskavage: Small Paintings 1993-2004 publicado por Abrams. También ha dirigido obras de teatro en el The New Group, ha trabajado con adolescentes creando una película de educación sexual para la organización sin ánimo de lucro Scenario, y ha dirigido una serie de anuncios de servicio público para Amnistía Internacional.

Filmografía

* Fugitive Love (1991)

* Family Remains (1993)

* Slums of Beverly Hills (1998)

* Choices: The Good, the Bad, the Ugly (2004)

* The Savages (2007)

savages6.jpg CÓMO SE HIZO «LA FAMILIA SAVAGES»

1. El proyecto

Como les sucede a muchos americanos, la directora y escritora Tamara Jenkins se despertó un día para descubrir que vivía en un mundo extraño, nuevo, que envejece muy rápido. Todos los días sacaba a pasear a su perro por una residencia de la vecindad, observando a enfermeras paseando en silla de ruedas a la gente a su cargo, cada vez más, por la calle. Ella había visto a su abuela ingresar en una residencia y a su propio padre desarrollar demencia. A través de todo ello, comenzó a darse cuenta de que casi nadie escribía acerca de estas experiencias esenciales, excepto en la más grave, empalagosa y sentimental de las maneras. Así fue como Jenkins se decidió a tocar el tema desde su propia perspectiva, cruda, real, con tintes de comicidad. Estaba fascinada por la manera en que los adultos jóvenes reaccionan al ver a sus propios padres hacerse mayores, y quería bucear bajo la piel de nuestra ansiedad social ante el crecimiento, por no decir ante el envejecimiento. “Era algo que estaba sucediendo a mi alrededor y al principio tenía miedo de escribir sobre ello. Es un tema que intimida, pero al final, creo que
LA FAMILIA SAVAGES es una historia que no trata sólo de enfrentarse a la muerte, sino también, de verdad, de vivir la vida, incluso en la más pequeña de las maneras”. Jenkins había saltado antes a primera línea con su debut como guionista y directora, aclamada por la crítica, de SLUMS OF BEVERLY HILLS, la valiente e hilarante historia de una pobre familia judía que intenta salir adelante en la periferia de Beverly Hills en los liberados años setenta. Protagonizada por Natasha Lyonne, Alan Arkin, Marisa Tomei, Carl Reiner y Jessica Walter, la película se convirtió en una favorita del culto, y dejó clara la habilidad de Jenkins para atravesar territorios con una devastadora agudeza. Nadie estaba seguro de adonde llevaría la imaginación de Jenkins después de aquello, incluyendo al productor Ted Hope, quien, impresionado por su trabajo anterior, había contratado a Jenkins a ciegas para que se encargara de escribir “lo que quiera escribir, siempre que tenga algo de humor”. Hope, que había fundado luego la compañía de producción This is that con Anne Carey y Anthony Bregman, recuerda vívidamente el momento en que Jenkins le llamó y le dijo que ya se había imaginado de que iría su próxima película. Le invitó a su interpretación hablada en The Moth, un local de Gramercy Park dedicado a obras urbanas en la que los oyentes pueden escuchar a todo el mundo, desde cuentistas en formación a narradores maestros y a autores de éxito. “Durante la actuación, Tamara contó la historia de llevar a su padre, que estaba sufriendo de demencia, a un viaje en avión por el país”, explica Hope. “Tenía a la audiencia histérica. La narración fue increíblemente conmovedora y sentida, y contenía estos personajes reales que resultaban únicos y fascinantes de observar. Y todas las cosas que aparecían en la actuación, los personajes dinámicos, las crudas emociones, el equilibrio entre el humor, la tragedia y la vida real, Tamara fue capaz de llevarlo al papel, y a la pantalla, en “
LA FAMILIA SAVAGES”, afirma Hopes. Jenkins hace hincapié en que la narración del cuento en The Moth fue sólo una de las muchas semillas que condujo a la creación, en múltiples capas, de
LA FAMILIA SAVAGES. “La historia se ensambló como un mosaico compuesto por todos estos pequeños fragmentos de ideas, algunos de ellos de mis propias experiencias, algunos de otras cosas que había observado a mi alrededor”, explica ella. “Luego, todo comenzó a encajar, realmente, a través de los personajes de Wendy y Jon, estos dos hermanos adultos que tienen modos totalmente diferentes de enfrentarse al mundo y que sin embargo se ven arrojados en esta experiencia completamente primaria en la que no tienen otra opción que apoyarse uno en el otro”.
La historia comenzó a ampliarse convirtiéndose en otro tema cinematográfico rico, pero raramente explorado, la compleja red tejida por la relación hermano – hermana. Mientras Jenkins siguió escribiendo, comenzó a ver a Wendy y a Jon en términos de dos personajes de cuento de hadas, poco probables: Hansel y Gretel, el dúo forjado por los hermanos Grimm que, abandonados por su padre leñador, se encuentran perdidos en un bosque encantado. “Yo estaba leyendo la obra de Bruno Bettleheim The Uses of Enchantment, y me acuerdo de que esta idea de Hansel y Gretel se parecía mucho a lo de Wendy y Jon”, recuerda Jenkins. “Hansel y Gretel es realmente una historia acerca de niños que se enfrentan a la muerte por primera vez; son rechazados por sus padres, se ven arrojados al bosque y obligados a encontrar su propio camino, a crecer y, cierto sentido, a convertirse en personas. De modo que comencé a ver a Wendy y a Jon como una versión moderna, de mediana edad, de Hansel y Gretel, un hermano y una hermana obligados a hacer un viaje a esta surrealista Tierra de
la Ancianidad en la que no están muy seguros de sobrevivir”.
Pero si Jenkins se vio empujada en parte por esta sencilla y resonante alegoría, se entusiasmó aún más con la conversión de Wendy y Jon en algo de la vida real, desarrollando cada uno, de manera orgánica, una reacción opuesta a la terrible situación de su padre, con Wendy esperando de modo obsesivo hacer todo bien y Jon intentando mantener un sentido de realismo frío y distante. “Realmente adoro a estos personajes”, admite Jenkins. “Son terriblemente humanos y están increíblemente estropeados y totalmente jodidos y los adoro por eso. Son estas dos personas incompatibles, dañadas, que se encuentran en una especie de desarrollo suspendido. Aun cuando están en la mediana edad, todavía no son personas que están acabadas, y eso las hace muy interesantes”. Jenkins también se sentía intrigada por la idea de que Wendy y Jon se encontraran en una posición en la que sintieran que debían cuidar de su padre, alguien que hizo un trabajo tremendamente pobre al cuidarlos a ellos de niños. “Es una situación en la que se encuentra un montón de gente, según he descubierto, y despierta muchas cuestiones provocativas”, comenta Jenkins. “Me alegra poder crear una tema de conversación acerca de algo que está en la mente de mucha gente. Sobre todo, quería crear personajes con los que la gente se pueda identificar puesto que no son perfectos y están haciendo una de las cosas que más miedo le da hacer a uno. Deseaba capturar la realidad de que nadie sabe realmente lo que está haciendo cuando se trata de estas cuestiones”. Mientras que el territorio se adentra en la oscuridad, el humor era una cuestión esencial para el enfoque de Jenkins. “Esta historia, definitivamente no es EL SÉPTIMO SELLO”, dice riendo, refiriéndose al drama clásico, aunque gravemente serio, sobre la muerte de Ingmanr Bergman. Es una especie de perspectiva diferente acerca de todo el trastorno angustioso en el que nos encontramos”. Ted Hope y Anne Carey quedaron encantados con el guión completo, del que pudieron ver inmediatamente que llevaba el inconfundible sello creativo de Jenkins. “Tamara es alguien que siempre encuentra el lado divertido de la tristeza o la triste diversión que hay en ciertas situaciones”, comentan. “En esta historia, te sientes como si apartaras las cortinas y echaras una mirada íntima a un mundo privado. Es un mundo que te rompe el corazón y sin embargo la película resulta increíblemente divertida y llena de esperanza. Se trata de dos personas que ni siquiera se daban cuenta de que tenían realmente una familia y que llegan a comprender la importancia de una familia. Aun cuando su familia fuera algo tan disfuncional, Wendy y Jon siguen sintiendo ese misterioso amor y apoyo que existe por debajo de toda la belicosidad. La historia te lleva a querer saber cuál será el siguiente paso en la vida de esta gente”. También forman parte del equipo como productores ejecutivos, el marido de Tamara Jenkins, el guionista ganador de premios de
la Academia Jim Taylor, y su socio guionista durante mucho tiempo, Alexander Payne, el director, ganador de Oscar, de películas como ENTRE COPAS, A PROPÓSITO DE SCHMIDT y ELECTION. Payne, que es conocido por su exigente forma de escribir y realizar películas, estaba impresionado con el punto de vista de Jenkins. Dice acerca del guión: Resultó divertido, triste y auténtico al mismo tiempo”.
Jim Taylor consideró que el guión de su mujer era tanto “muy humorístico como muy conmovedor”. Jim resume: “Creo que a menudo somos tan reverentes con este tipo de experiencias que tendemos al sentimentalismo y no exploramos el humor que hay en ellas. Pero poder reírse de algo tan difícil ayuda a la supervivencia de todo el mundo”.

Noticias relacionadas: 

Terrance Howard y Robert Downey Jr podrían actuar en ‘Pelham 123’