Estreno en España: 5 Octubre 2007

Puntuación: 9.jpg

 

easternpromiseszu6.jpg

Sinopsis

El misterioso y carismático Nikolai Luzhin (Viggo Mortensen), nacido en Rusia, es el chófer de una de las familias más importantes del crimen organizado de Europa Oriental. La familia pertenece a la hermandad mafiosa Vory V Zakone. Encabezada por Semyon (Armin Mueller-Stahl), el encantador dueño de un caro restaurante ruso que esconde una naturaleza brutal y fría detrás de su sonrisa, la suerte de la familia se tambalea por culpa de Kirill (Vincent Cassel), su alocado hijo, que hace más caso a Nikolai que a su propio padre. Pero la cautelosa vida de Nikolai cambia de golpe cuando conoce a Anna Khitrova (Naomi Watts, nominada a un Oscar), una comadrona que trabaja en un hospital en el norte de Londres. Anna está muy afectada por la situación en la que se encontraba una adolescente que muere dando a luz, y decide buscar a la familia de la chica basándose en el diario que la chica dejó escrito en ruso. Helen (Sinéad Cusack), la madre de Anna, no la desalienta en su empeño, pero su irascible tío Stepan (Jerzy Skolimowski), que también nació en Rusia, le dice, con mucha razón, que se ande con cuidado. Al escarbar en el diario, Anna desencadena involuntariamente la ira de los Vory. Nikolai no tarda en verse atrapado entre su lealtad por Semyon y Kirill y el amor que siente por Anna. La familia le presiona, pero, ¿en quién debe confiar? Varias vidas, la suya incluida, dependen de una cadena construida a partir de asesinatos y engaños. La venganza se cierne sobre la familia.

eastern_promises.jpg

Crítica de Cine.com por Leo Aquiba Senderovsky

Analizando la carrera de David Cronenberg, salta a la vista cómo fue virando desde películas de corte fantástico y de terror, a relatos más compactos, complejos, y contenidos, sin dejar de lado su particular mirada sobre la ambigüedad de las personas. Su película anterior, Una historia de violencia, consiguió volver a colocar a Cronenberg en la vereda del éxito y del elogio de la crítica, y en este caso, vuelve sobre sus propios pasos, con un relato diferente pero en estructura similar a aquella película. En este caso, el personaje de Viggo Mortensen desde el inicio se plantea como un ser oscuro, un hombre que se escuda en su rol de chofer personal, para cumplir con su trabajo como asesino de la mafia rusa, e ir escalando posiciones. Un ser con pocos escrúpulos, que se encuentra con una enfermera desesperada por averiguar la historia de una joven que muere al dar a luz, y a partir de ese encuentro, comienza lentamente a caer la armadura que protege a Nikolai (Mortensen), de los sentimientos humanos. Quienes comparen estas dos últimas películas de Cronenberg, encontrarán en principio, la misma estructura, una historia sencilla, que avanza lentamente y estalla ocasionalmente (la pelea de Mortensen con William Hurt, en Una historia de violencia, el enfrentamiento de Mortensen con los dos matones en el sauna, en Promesas del este), no solo a través de la violencia, sino también a través del sexo (con su mujer en aquella, con una prostituta ucraniana en esta). Esos arranques, junto con la interpretación, cada vez más precisa y contundente, de Mortensen, son lo que más evidencia que Promesas del este es una suerte de continuación temática (la violencia como constitución de la personalidad del protagonista y como eje de la historia) y estilística de Una historia de violencia. Promesas del este, con estupendas actuaciones, no solo de Mortensen, sino también de Naomi Watts, y de un desquiciado Vincent Cassel, es otra excelente historia de violencia, otra muestra que los relatos de mafiosos aún pueden ser originales y fascinantes, si se tiene un particular cuidado por los personajes y por lo que se quiere contar, más allá de la historia en sí. Cronenberg, lejos de repetirse, busca siempre afinar su lápiz, y en este caso, logra sacarle bastante punta a un estilo fino, sutil y rotundo a la vez.

easternpromisestr.jpg

Dirección: David Cronenberg.
País:
USA.
Año: 2007.
Género: Drama, thriller.
Elenco: Viggo Mortensen (Nikolai Luzhin), Naomi Watts (Anna Khitrova), Vincent Cassel (Kirill), Armin Mueller-Stahl (Semyon), Sinéad Cusack (Helen), Jerzy Skolimowski (Stepan).
Guión: Steve Knight.
Producción: Paul Webster y Robert Lantos.
Música:
Howard Shore.
Fotografía: Peter Suschitzky.
Montaje: Ronald Sanders.
Diseño de producción: Carol Spier.
Vestuario: Denise Cronenberg.

cronenberg.jpg

Biofilmografía de David Cronenberg

David Paul Cronenberg (Toronto, Canadá, 15 de marzo de 1943) es un actor y director de cine canadiense. Es uno de los principales originarios de lo que se ha denominado horror corporal, el cual explora los miedos humanos ante la transformación corporal y la infección. En sus películas, lo psicológico es típicamente mezclado con lo físico. En la primera mitad de su carrera exploró estos temas principalmente a través del terror y la ciencia ficción, aunque su trabajo hace tiempo se ha extendido más allá de estos géneros.

Nació en el seno de una familia lituana y judía en Toronto; su padre era periodista y su madre, pianista. Asistió al Harbord Collegiate Institute en su juventud y luego se graduó en literatura en la Universidad de Toronto. Ha citado a William S. Burroughs y Vladimir Nabokov como sus influencias.

Después de dos sketches y dos cortometrajes de art cinema (Stereo, en blanco y negro, y Crimes of the Future, en color), Cronenberg se asoció con Ivan Reitman. El gobiernó canadiense proveyó financiamiento a las películas de Cronenberg durante los 70s. Cronenberg alternó sus originales películas de horror corporal como Shivers con proyectos que reflejaban su interés en las carreras de autos y las pandillas de motociclistas. Rabid explotó el insospechado talento en la actuación de la estrella porno Marilyn Chambers (la primera elección de Cronenberg había sido una desconocida joven llamada Sissy Spacek). Rabid fue una revelación con la distribución internacional y sus dos siguientes películas de terror ganaron un apoyo más sólido.

Durante su carrera, las películas de Cronenberg han seguido una pregresión definida, un movimiento del mundo social a la vida interior. En sus primeras películas, científicos modificaban cuerpos humanos, lo cual daba lugar a anarquía social (p.ej. Shivers o Rabid). En su período intermedio, el caos causado por el científico es más personal, (p.ej. The Brood, Scanners, Videodrome). En el período más reciente, es el científico el que es alterado por su experimento (p.ej. el remake de The Fly). Este período concluye con Dead Ringers – presumiblemente su mejor obra – en la cual un par de ginecólogos gemelos se adentran en la codependencia y la adicción a las drogas. Sus más recientes películas tienden más hacia lo psicológico, a menudo contrastando con realidades subjetivas y objetivas (eXistenZ, M. Butterfly, Spider).

Cronenberg ha dicho que sus películas deberían ser vistas «desde el punto de vista de la enfermedad» y eso, por ejemplo, él identifica con los personajes en Shivers luego de que han llegado a infectarse con los parásitos anárquicos. Esta perspectiva está ilustrada en The Fly cuando el héroe descubre que ha sido genéticamente fusionado con un insecto. En vez de decir «Mi telepod se ha descompuesto», dice «Mi telepod se ha transformado en un empalmador genético». Enfermedad y desastre, en el trabajo de Cronenberg, son mejores problemas con que lidiar que los agentes de transformación personal. Similarmente, en Crash (1996), la gente que ha resultado herida en accidentes de tránsito trata de ver su calvario como «un fertilizante en vez de un evento destructivo». En 2006, Cronenberg habría manifestado que estaba molesto con Paul Haggis por haber elegido el mismo nombre para su galardonada película Crash, sintiendo que no sólo era éticamente incorrecto, sino irritante también.

Aparte de The Dead Zone (1983) y The Fly (1986), Cronenberg no ha trabajado dentro del mundo del cine comercial y de alto presupuesto de Hollywood, aunque ha tenido ocasionales acercamientos. En algún momento fue considerado por George Lucas como un posible director para la película Return of the Jedi pero fue desestimado. Cronenberg también trabajó por casi un año en una versión de Total Recall, pero experimentó «diferencias creativas» con los productores Dino de Laurentiis y Ronald Shusett. Una versión diferente de la película fue finalmente realizada por Paul Verhoeven. A fines de los 90s se anunció a Cronenberg como director de una secuela de otra película de Verhoeven, Basic Instinct, pero esto también fracasó. Su trabajo más reciente, el thriller A History of Violence (2005), es uno de los de más alto presupuesto y más masivo a la fecha. Él ha dicho que la decisión de dirigirla fue influenciada por haber tenido que aplazar su salario en la cinta de bajo presupuesto Spider, sin embargo es una de sus películas más aclamadas por la crítica a la fecha.

Cronenberg ha contratado a Howard Shore para componer la banda sonora en prácticamente todas sus películas. Otros colaboradores regulares incluyen al actor Robert Silverman, el director de arte Carol Spier, el editor de sonido Bryan Day, el editor Ronald Sanders, su hermana, la diseñadora de vestuario Denise Cronenberg, y, de 1979 hasta 1988, el director de fotografía Mark Irwin.

Desde Dead Ringers (1988), Cronenberg ha trabajado con el director de fotografía Peter Suschitzky en cada una de sus películas. Suschitzky fue el director de fotografía de Star Wars Episode V: The Empire Strikes Back, y Cronenberg ha dicho repetidamente que el trabajo de Suschitzky en esa película la hizo la más hermosa película de ciencia ficción que haya visto, lo cual fue un factor que lo motivó a trabajar con él en Dead Ringers.

Asociado con la lealtad que muestra a sus colaboradores clave, Cronenberg permanece siendo un cineasta canadiense incondicional, con casi todas sus películas –incluyendo las grandes de estudio The Dead Zone y The Fly — habiendo sido filmadas en su provincia natal de Ontario (excepciones notables incluyen M. Butterfly y Spider, cuya mayor parte fue filmada en China e Inglaterra, respectivamente. Además, Rabid fue filmada en los alrededores de Montreal). La mayoría de sus películas han sido al menos parcialmente financiadas por Telefilm Canada, y Cronenberg es un partidario de los proyectos fílmicos apoyados por los gobiernos, diciendo «cada país necesita [un sistema de fondos gubernamentales] con el fin de tener un cine nacional enfrente a Hollywood.»

Cronenberg también ha aparecido (como actor) en películas de otros directores. La mayoría de sus papeles son cameos, como en Into The Night, To Die For, y Alias, pero en alguna ocasión ha interpretado papeles principales, como en Nightbreed o Last Night. No ha interpretado ningún papel principal en alguna de sus películas; sólo hizo una breve aparición como ginecólogo en The Fly; se puede escuchar fuera de cámara como un aparcador en Crash; y también puede ser visto fugazmente entre la multitud de obsesos sexuales en Shivers.

En 2002, fue nombrado Oficial de la Orden de Canadá.

Filmografía

* Transfer (1966) (cortometraje)

* From the Drain (1967) (cortometraje)

* Stereo (1969)

* Secret Weapons (TV) (1970) (episodio de la serie Programme X)

* Crimes of the Future (1970)

* Tourettes (TV) (1971)

* The Victim (TV) (1975) (episodio de la serie Peep Show de la CBC)

* The Lie Chair (TV) (1975) episodio de la serie Peep Show de la CBC)

* Shivers (1975)

* The Italian Machine (TV) (1976) (episodio de la serie Teleplay de la CBC)

* Rabid (1977)

* Fast Company (1979)

* The Brood (1979)

* Scanners (1981)

* Videodrome (1983)

* The Dead Zone (1983)

* The Fly (1986)

* Dead Ringers (1988)

* Naked Lunch (1991)

* Nightbreed (1990, como actor)

* M. Butterfly (1993)

* Todo por un sueño (1995, como actor)

* Crash (1996)

* Last Night (1998, como actor)

* eXistenZ (1999)

* Camera (2000) (cortometraje)

* Jason X (2001, como actor)

* Spider (2002)

* A History of Violence (2005)

* Eastern promises (2007)

easternpromises-vm.jpg

CÓMO SE HIZO «PROMESAS DEL ESTE»

PROMESAS DEL ESTE ha sido llevada a la pantalla mediante la colaboración creativa que ha unido a un realizador canadiense, un guionista británico, productores y equipo procedentes de ambos países y de Estados Unidos, además de un actor capaz de dar vida al complejo personaje principal. Antes de que David Cronenberg y Viggo Mortensen rodaran una de las películas más aclamadas de 2005, Una historia de violencia, el guionista Steve Knight había empezado a buscar una historia que pudiera seguir a su laureado primer guión, Negocios ocultos. Sabía que debería transcurrir en un Londres que poca gente conoce. El guionista dice:“Escribí Negocios ocultos porque me interesaban las historias de ese otro Londres, el Londres de los inmigrantes. Me parece que no basta con una película para explorarlo. Negocios ocultos era la historia de un africano y de un turco, PROMESAS DEL ESTE trata de otra comunidad y de otra experiencia”. El productor Paul Webster dice:“En los últimos 20 años, Londres se ha convertido en una ciudad políglota. PROMESAS DEL ESTE es una de las primeras películas que lo muestra. En cierto aspecto, es la continuación de la primera película de Steve: un thriller que transcurre en un Londres desconocido para muchos”. En principio, Steve Knight había recibido el encargo de escribir un telefilm de una hora acerca del tráfico de seres humanos controlado por europeos del Este, lo que le llevó a investigar a las personas que obtienen beneficios con este negocio. Esta organización mafiosa se llama Vory V Zakone, y existe en la realidad. El guionista se dio cuenta pronto de que la historia podía transformarse en un largometraje. Steve Knight llamó a sus contactos en Londres y Nueva York para poder conocer a miembros de la organización, además de hablar con miembros de la policía de Londres, de la Oficina rusa en el West End y del FBI. El guionista dice:“La realidad es tan extraña y dura que preferí suavizarla a la hora de escribir el guión. La esclavitud existe en barrios absolutamente normales; no se ve, pero está ahí. También me sorprendió descubrir cómo las diferentes nacionalidades, rusa, china y turca, funcionan cada una a su manera, pero con conexiones entre sí. La policía se enfrenta a grandes dificultades para penetrar en esos submundos que tienen su propia policía e intentan pasar desapercibidos fuera de su ambiente”.

“El personaje de Semyon está basado en el dueño de un restaurante de Nueva York”, sigue diciendo.“El de Anna es un homenaje a la comadrona que trajo al mundo a mi hijo mayor en el hospital Whittington de Londres”.

Y añade:“A través del personaje de Anna quise llevar a una londinense normal a un mundo desconocido. Son dos mundos que no suelen encontrarse de frente. Por eso se me ocurrió la escena de la cesárea, para que la comadrona entrara en contacto con una adolescente de 14 años esclavizada”.

“El tráfico sexual es una auténtica industria en el Reino Unido”, dice Paul Webster.“Según la policía, está sobre todo en manos de delincuentes procedentes de Europa del Este”.

Varias productoras procedentes de Inglaterra, Canadá y Estados Unidos unieron sus fuerzas para llevar la película a la pantalla. El productor sigue diciendo:“Steve cuenta historias emocionantes en las que une elementos exóticos a ambientes familiares. Cuando leí el guión en 2004, me pareció comercial, conmovedor, emocionante y factible, pero necesitábamos un director de primera, y lo encontramos”.

El realizador David Cronenberg recuerda que leyó el guión y se sintió “inmediatamente atrapado en el intenso mundo de la subcultura mafiosa londinense. En cierto modo, Steve ha vuelto a inventar el género de cine negro: el guión hace uso de las bases del género, pero las invierte, aportando un nuevo interés. No es una película retro, al contrario, es moderna e intensa”.

Y sigue diciendo:“También me pareció que los personajes estaban muy bien construidos, sobre todo Nikolai, y me apeteció hacerlos vivir en la gran pantalla”.

El realizador y el guionista empezaron a trabajar juntos. Este último dice: “Fue una relación perfecta entre un guionista y un director. David tiene una visión muy clara de lo que quiere hacer. Nos reunimos y me explicó qué necesitaba”.

El productor Robert Lantos, de Serendipity Point Films de Toronto, ya había trabajado en dos ocasiones con David Cronenberg:“David tiene un don único,mágico incluso. Es capaz de crear una realidad fascinante, hipnótica en la pantalla.Trabajar con él siempre es una experiencia memorable”.

Añade:“David sentía una auténtica pasión por el guión de PROMESAS DEL ESTE, y pensé que la poderosa historia de Steve unida al dominio del medio de David era una combinación irresistible”.

Al unirse Robert Lantos a la película, se convirtió en una coproducción anglocanadiense. El rodaje tuvo lugar en el Reino Unido y la posproducción en Canadá.

En cuanto al reparto, David Cronenberg sólo pensó en un actor para interpretar el papel de Nikolai Luzhin: “Cuando trabajé con Viggo Mortensen en Una historia de violencia, me pareció que tenía un aspecto eslavo. Quería volver a trabajar con Viggo y cuando leí el guión, pensé inmediatamente en él. Es un actor brillante, más de lo que la gente piensa; me parece evidente en PROMESAS DEL ESTE”.

Añade: “El personaje es muy preciso, muy controlado, muy prudente. A primera vista, Nikolai es un delincuente, pero también tiene un lado tierno, es fuerte y delicado a la vez”.

Viggo Mortensen dice: “Nikolai es un hombre con muchos secretos. Su amistad con Kirill hace que sepa mucho de los negocios de la familia”.

Para preparar el papel, el actor se trasladó a Rusia y se sumergió en la cultura, yendo al cine, viendo la televisión, poniendo a prueba sus conocimientos del idioma (había tomado lecciones antes).También se documentó acerca del tráfico sexual y de las bandas con base en los Urales.

Steve Knight dice: “Se sumergió en ese mundo, habló con rusos muy poco recomendables. Los diálogos son míos, pero Viggo le ha puesto el corazón a Nikolai”.

David Cronenberg dice: “Aprendió a hablar ruso bastante bien para el papel.Aporta intensidad, humor y sutileza al personaje, además de hablar con acento ruso, incluso el timbre de su voz es diferente”.

El productor Paul Webster dice: “Viggo me parece un actor muy especial por la atención que pone en los detalles. Empezó a estudiar meses antes de empezar a rodar, es increíble”.

El actor añade: “Conocer el lugar de donde viene mi personaje, los ambientes, me ayuda a aportar realismo al papel.También creo que es más fácil para los otros actores si soy realmente convincente”.

Quedaba encontrar una actriz capaz de estar a la altura de Viggo Mortensen, y los productores escogieron a Naomi Watts. El director dice: “Naomi es muy respetada. Todos dicen que es una fantástica actriz y que es un placer trabajar con ella. Es muy fácil dirigirla, sabe meterse en la piel del personaje inmediatamente. Es muy guapa, pero es una belleza real, sin exotismos, lo que le permite interpretar a personas normales”.

Sigue diciendo: “Anna es vulnerable, aún está muy afectada por ciertas cosas que pasaron en su vida. Empieza a volver a comunicar con la mitad rusa de sus raíces, por parte de padre, al investigar la procedencia de la adolescente a través de su diario. Su vida en Inglaterra es aburrida y se siente atraída por la vitalidad de los inmigrantes rusos. Nikolai le da miedo, pero quiere flirtear con el peligro. Naomi encarna los cambios y matices de Anna a la perfección”.

Hacía tiempo que Naomi Watts tenía ganas de trabajar con Cronenberg.Además, el guión de Steve Knight le pareció “estupendo, un gran thriller, una ventana a un mundo desconocido. Anna ha dado la espalda a su parte rusa, se esconde en su trabajo, no ve a su familia para no recordar traumas del pasado. Pero lo que más me gusta de ella es que se siente tentada por el peligro. Nikolai es como el lobo feroz, le intriga. Cuando se da cuenta de que se ha metido en un mundo que le va grande, pide ayuda a su familia”.

Paul Webster cree que “la trayectoria de Anna añade mucha tensión emocional a la historia. Naomi da un toque de testarudez al personaje, está decidida a no tener miedo”.

La actriz, entre otras cosas, tuvo que aprender a montar en una moto rusa de 200 kilos. Dice, riendo: “Ahí estaba yo con 180 kilos de acero y casi la misma cantidad de gente mirándome. Pero lo conseguí, ahora puedo añadirlo a mi lista de conocimientos”.

“Nunca había firmado un contrato para hacer un papel sin hablar antes con el director, pero lo hice en PROMESAS DEL ESTE.Al final no conocí a David hasta llegar a Londres, algo muy poco habitual, pero confié en él desde el primer momento”.

El actor francés Vincent Cassel interpreta al temperamental Kirill. En opinión de David Cronenberg hay que “pensar en Kirill como si fuera el hijo de Saddam Hussein, tiene demasiado poder, poca cabeza y es muy inseguro, una mezcla peligrosa. Al contrario de Nikolai, Kirill es apasionado y emocional, forman una extraña pareja”.

Steve Knight añade: “Kirill es como un petardo, puede ser muy violento y muy cariñoso. A pesar de lo que hace, su energía y entusiasmo consiguen que caiga bien”.

El realizador dice: “Vincent sabe comunicar con precisión el caos interno y externo de su personaje, es muy fácil trabajar con él. Además, su aspecto físico y su fuerte presencia combinan muy bien con Viggo”.

Vincent Cassel tenía ganas de trabajar con David Cronenberg, pero no estaba seguro de querer volver a interpretar a “otro malo, pero es un personaje multidimensional. Ha tenido una infancia muy dura, es violento y peligroso, pero también es conmovedor. Para mí, lo más difícil fue ser creíble como ruso, hablando ruso o inglés con acento ruso, me costó mucho trabajo”.

Paul Webster dice: “Es increíble ver a Vincent pasar de chulo y granuja a niño atemorizado por un padre autoritario.Vincent lo hace muy bien. Su personaje vuelve a ser un niño cada vez que está con su padre”.

Armin Mueller-Stahl regresa a la gran pantalla después de varios años con un papel de importancia.“Hace mucho que me fijé en Armin”, dice el director.“Tiene una voz y una cara fantásticas. Sabía que podía ser inmensamente tierno y horriblemente duro a la vez. Era lo que necesitaba para el papel de Armin, porque en esta película nadie es lo que parece”.

Sigue diciendo: “Armin aceptó el papel y tuvo que hablar inglés con acento ruso, lo que no es nada fácil para un alemán”.

El actor dice: “Es una historia muy negra. Semyon es un hombre brutal, el mundo está lleno de personas como él. Los monstruos no lo muestran, lo llevan dentro. La organización Vory es secreta porque no es visible. Aunque suele interpretarse a los jefes de organizaciones ilegales de una forma tradicional, tuve la suerte de poder hacerlo a mi manera. Durante el rodaje, David es muy amable, pero se concentra en la historia, en lo que debe pasar en la escena. Cuando le conocí, pensé: ‘Qué hombre tan amable, y hace películas estremecedoras’”.

David Cronenberg ya conocía a la actriz irlandesa Sinéad Cusack por haber dirigido a su marido Jeremy Irons en dos películas (Inseparables y M. Butterfly). La actriz dice:“Estaba feliz de poder trabajar con David. El guión me pareció muy maduro, los personajes están muy bien descritos. Cualquiera que haya leído la prensa sabe que existe el tráfico de personas desde Rusia”.

El director explica: “No quería que la madre de Anna fuera del tipo ‘abuela’, sino una mujer atractiva e intensa. Esas dos mujeres, que viven bajo la sombra de una doble tragedia, la muerte del padre y del hijo de Anna, forman una familia muy especial, sobre todo por la presencia del tío Stepan, un hombre orgulloso de ser ruso”.

Jerzy Skolimowski, un cineasta muy admirado por David Cronenberg, es el tío Stepan. “Las películas que hizo Jerzy durante la nueva ola polaca de los sesenta me dejaron atónito. Recordé que Jerzy había interpretado a un agente del KGB en Noches de sol (1985) de una forma genial. Quedamos en Londres y aceptó el papel”.

El productor Robert Lantos dice: “Estaba encantado de poder colaborar en una película como esta, que reúne a actores de gran talento.Todos están maravillosos en PROMESAS DEL ESTE. No importa cuántas veces vea la película, sigue habiendo escenas que me dejan sin respiración”.

Hablando de David Cronenberg, añade: “Siempre respeta el plan de trabajo y el presupuesto; hace lo que dice y lo hace bien.Trabajar con David no representa ningún esfuerzo”.

Aunque el reparto, los decorados y el tema son, en su mayoría, una novedad en una película de David Cronenberg, no pasa lo mismo con el equipo técnico. El director ha reunido a numerosos colaboradores habituales, empezando por Carol Spier, la diseñadora de producción.

En esta ocasión, Carol Spier se ha basado en un concepto doble: los dos mundos que coexisten en Londres. “La vida de Anna, su casa de clase media, su trabajo en el hospital, debía contrastar con el lujo del mundo de Nikolai”, dice la diseñadora que pasó un fin de semana en San Petersburgo visitando restaurantes y el famoso Hermitage. “Descubrí la opulencia del mundo de Catalina la Grande, lo que Semyon quiere para su restaurante. Pero Semyon viene de un mundo muy diferente y se pasa un poco, es su idea de lo que haría Catalina la Grande”.

Para la escena en la que Semyon ofrece un banquete a su familia, la asesora Syvena Rowe, especialista en cocina rusa, se encargó de preparar la comida. “Fue como preparar una fiesta”, recuerda Carol Spier, riendo. “Es una escena muy opulenta, algo poco habitual en las películas de David”.

El director está de acuerdo: “Era un banquete suntuoso,me recordó a Satiricón, de Fellini. El nuestro no es ni tan opulento ni tan decadente, pero mientras hacía travellings alrededor de la mesa, pensaba en aquel banquete. Era un requerimiento del guión, pero cuando empezamos a buscar la subcultura rusa, nos costó dar con ella.Tardamos en descubrir que hay al menos diez buenos restaurantes rusos en Londres, pero no es fácil encontrarlos”.

La habitual diseñadora de vestuario del director, Denise Cronenberg, que también es su hermana, estudió numerosas fotos de personas rusas, desde prostitutas a camareros. No tardó en darse cuenta de que los hombres llevaban jerséis de cuello alto y de que les gustaba el negro. “El negro es sinónimo de poder”, dice Denise Cronenberg. “La figuración masculina rusa llegaba vestida con chaquetas de cuero negro. Los inmigrantes rusos que conocí me dijeron que yo era como los rusos, porque pagaba en efectivo”.

La diseñadora explica: “En cuanto a Anna, no se preocupa mucho por la ropa, tiene otras cosas en las que pensar. Casi siempre lleva lo mismo.Aparte de su uniforme cuando está en el hospital, suele llevar vaqueros y una chaqueta plastificada para ir en moto”.

Denise Cronenberg añade: “Viggo Mortensen debía tener un aspecto intimidante en el papel de Nikolai, pero el hecho de que es un chófer limita bastante la selección del vestuario. No quedó más remedio que vestirle con traje de chaqueta, corbata, camisa de vestir, guantes y gafas oscuras. Era curioso ver cómo se metía en la piel del personaje en cuanto se vestía”.

Sigue diciendo:“Vincent Cassel en el papel de Kirill fue el más difícil.Viste ropa muy cara, pero la chaqueta negra de cuero es una prueba de que es ruso. Cortamos y cosimos sus chaquetas porque no encontré nada que me gustara”.

Carol Spier explica: “La paleta de colores es de suma importancia en todas las películas que he hecho con David. En el mundo de Anna casi no hay colores, todo es muy simple. La familia mafiosa, al contrario, se distingue por sus ricos colores de tonos oscuros”.

Como es habitual en las películas del realizador, las dos mujeres trabajan juntas. Denise Cronenberg dice: “David confía en que Carol y yo coordinemos el aspecto visual que necesita”.

Otros colaboradores cercanos del realizador son el director de fotografía Peter Suschitzky, el montador Ronald Sanders, el oscarizado maquillador Stephan Dupuis y el también oscarizado compositor Howard Shore.

El director de fotografía dice: “El hecho de que nos conozcamos tan bien nos permite ganar mucho tiempo.Todos sabemos cómo trabaja el otro”.

“Cuando Viggo Mortensen acepta un papel, es el mejor colaborador que uno puede tener”, dice David Cronenberg.

El actor leyó, entre otros, el libro de Alix Lambert acerca de los tatuajes de los miembros de bandas en Rusia, además de ver el documental que rodó sobre ese tema, The Mark of Cain. El director dice: “La investigación de Viggo fue clave para refinar algunos aspectos del guión con Steve. Nos sumergimos en un fascinante mundo de simbolismos”.

David Cronenberg explica: “Los tatuajes se convirtieron en una metáfora en la película. Es un mundo muy especial que se muere debido a los cambios producidos en Rusia en la última década. Los tatuajes nacieron en una organización mafiosa con una estructura y una jerarquía perfectamente definidas, los Vory V Zakone, que más o menos significa ‘hermanos ladrones’”.

“No tiene nada que ver con la Mafia”, sigue diciendo. “Además, en la Rusia actual y en la diáspora londinense, se está convirtiendo en algo muy diferente, es lo que queríamos explorar en PROMESAS DEL ESTE”.

Los miembros de los Vory son en general rusos y georgianos, con algunos azerbaiyanos, uzbekos, ucranianos, kazajos, abjasios y, en la película, turcos. La organización nació durante los años 30, cuando Josef Stalin purgó el partido bolchevique de “enemigos del pueblo” y los mandó a los campos de trabajo en Siberia. Fue allí donde nació la hermandad Vory, así como el código que rige a los gánsteres rusos. Los Vory organizan tribunales para juzgar a los violadores del código. Las penas van desde mutilaciones a la muerte.

La organización se hizo más fuerte durante el gobierno de Leonid Brézhnev, cuando la economía soviética se quedó estancada y el mercado negro cobró importancia. Con la caída de la Unión Soviética, los Vory se hicieron más poderosos y se extendieron por otros países, sobre todo en Europa Occidental y Estados Unidos. Al igual que hace 70 años, sus miembros son mayoritariamente reclutados en las cárceles.

“Los delincuentes en las cárceles rusas dicen que los tatuajes son una carta de presentación”, explica el realizador.“Si alguien no lleva tatuajes, no existe. Indican qué tipo de delincuente es, los años de cárcel, la orientación sexual, etcétera. Nadie debe llevar un tatuaje que indique un eslabón superior al que le corresponde realmente en el mundo del hampa. El castigo sería terrible. Dicen que los tatuajes son su pasaporte, pero es el pasaporte de un país muy sombrío y muy pequeño”.

Las estrellas tatuadas en las rodillas de Nikolai significan que nunca deberá arrodillarse ante nadie, ya que le elevan al nivel más alto de la organización. El equipo de Stephan Dupuis tardó cuatro horas en aplicar en el cuerpo de Viggo Mortensen los 43 tatuajes que se ven en la secuencia de tatuaje; entre otros muchos está “La calavera con flores”, “La calavera humeante”, “El tigre”, “La virgen y el niño”, “El ángel desnudo en una rueda”, “La segadora” y “El gato con pipa”.

El reciente envenenamiento con polonio de Alexander Litvinenko, un ex agente del KGB, dejó patente la existencia de una adinerada comunidad rusa en Londres. Sin embargo, la mayoría no vive en los barrios lujosos de la cosmopolita ciudad, sino en zonas menos caras hacia las afueras. Desconocidas de los turistas, esas comunidades tienen su propia vida.

David Cronenberg explica: “Rodamos donde viven los inmigrantes, en el East End, por ejemplo.Añade realismo y textura a la película”.

Los decorados interiores de PROMESAS DEL ESTE fueron construidos en los estudios 3 Mills, una antigua destilería de ginebra al Este de Londres. Los exteriores se rodaron en varios barrios en las afueras de la ciudad, Harlesden entre otros.

El productor Paul Webster dice: “Harlesden es un barrio muy peligroso. La noche que rodamos allí, teníamos a veinte guardas de seguridad y a cuatro policías. Normalmente, basta con cuatro guardas de seguridad y un policía. Para no llamar la atención, escondimos parte de los vehículos de producción”.

Un decorado exterior mucho más seguro fue Deptford, cuya historia remonta a la Edad Media, y donde Enrique VIII hizo construir un palacete estilo Tudor en el siglo XVI.

El único decorado exterior que puede considerarse como turístico es el Old Royal Naval College, en Greenwich, diseñado por sir Christopher Wren en el siglo XVIII. Pero el precioso edificio no saldrá en la pantalla. Sólo se rodó en la cocina, que hace las veces de cocina del restaurante Transiberiano.

Paul Webster dice: “PROMESAS DEL ESTE retrata el auténtico Londres de hoy en día, una ciudad cosmopolita multicultural. Se mire donde se mire, lo nuevo se mezcla con lo antiguo”.

El guionista Steve Knight añade: “Se hablan cientos de idiomas en Londres, y varios en la película. La variedad de exteriores refleja el Londres actual”.

Para garantizar que los actores tuvieran un acento correcto, estuvieron siempre presentes durante el rodaje tres asesores de diálogos escuchando a los actores a través de auriculares.

Olegar Fedoro, el asesor de Viggo Mortensen, dice: “Me esforcé para que cuando la película se estrene en Moscú, la gente diga: ‘Vaya, no tenía ni idea de que fuera ruso’. Empezamos a trabajar cuando Viggo volvió de Rusia. Está más preparado que la mayoría de actores”.

El asesor Andrew Jack se ha ocupado de que los actores hablen inglés con el debido acento ruso.Vincent Cassel, al ser francés, y Armin Mueller-Stahl, al ser alemán, tuvieron que hacer un esfuerzo aún mayor. Incluso hubo que pulir el acento de Naomi Watts, que a pesar de haber nacido en Inglaterra, tiene un deje australiano. Esin Harvey ha sido el asesor de turco.Trabajó con los actores que encarnan a la familia rival.

En opinión de David Cronenberg, la película es “un thriller sobre el crimen organizado donde se mezclan dramas familiares que explotan en una subcultura dentro de una cultura mucho más fuerte”.

Paul Webster recalca:“El triángulo emocional entre Anna, Nikolai y Kirill me intrigó cuando leí el guión de Steve Knight, pero me ha convencido del todo cuando lo he visto plasmado en la pantalla. David ha sabido reflejar el drama de un hombre dispuesto a sacrificarlo todo por su trabajo y la presión que esto conlleva. Puede decirse que el personaje de Viggo Mortensen llega a un acuerdo faustiano. David, a partir de estos elementos, crea un thriller dramático, envolvente y emocionante”.

Viggo Mortensen dice:“Tengo mucha suerte por haber rodado dos películas seguidas con David. Creo que en esta exploramos más el lenguaje. En Una historia de violencia era más importante el gesto”.

Y añade: “PROMESAS DEL ESTE es una continuación lógica de Una historia de violencia; ambas estudian el problema de la identidad, exploran la estructura de la familia tradicional, muestran a personas enfrentándose a situaciones peligrosas y a dilemas morales, y plantean la pregunta: ‘¿Tiene la violencia alguna justificación?’”

Noticias relacionadas:

Cronenberg se lleva el premio mayor en Toronto

La mafia rusa y el aborto abren el festival de cine de San Sebastián