Estreno en España: 19 Octubre 2007

Puntuación: 71.jpg

first-snow_b.jpg

Sinopsis

Guy Pearce es el encargado de dar vida a Jimmy Starks, un vendedor de éxito con interesantes ideas empresariales que, sin duda, le harán un hombre rico. Tras citarse con un cliente, Jimmy sufre una avería y debe permanecer en un pueblo desolado hasta que su coche sea reparado. Aquí conoce a un vidente, encarnado por el actor J.K. Simmons, quien por un puñado de dólares le predice su futuro: morirá con la llegada de la primera nevada. Será a partir de este momento cuando Jimmy empiece a luchar desesperadamente por cambiar el presente y así evitar el terrible futuro que le aguarda.

firstsnow.gif

Crítica de Cine.com por Leo Aquiba Senderovsky

First snow aparenta ser un thriller, y en parte lo es, aunque sus dosis de suspenso tienden a dilatarse y enmascararse dentro de la dramática historia de un hombre intentando evitar su trágico destino y tratando de cambiar, a último momento, el curso de su vida. Es también una road movie, y una suerte de western de hombre solo, un hombre que espera la llegada de su hora crítica, representada por la figura de aquel viejo amigo a quien traicionó, y de quien aguarda su venganza. Violencia, mentiras y paranoia, son algunos de los elementos que envuelven la personalidad de Jimmy, en una excelente interpretación de Guy Pearce (luego de su protagónico en Memento, parece el actor perfecto para este tipo de personajes violentos y conflictuados). Si bien la tensión, a medida que se centra en la paranoia y el divagar de Jimmy, se va diluyendo hasta llegar al clímax, es este el ritmo adecuado para que la propuesta de First snow se diferencie de la mayoría de los thrillers actuales, sin por ello perder la atención del espectador. Un buen guión (de los responsables de la estupenda Hijos de los hombres) y un relato clásico que acierta al apegarse al personaje y la historia, sin necesidad de cubrirse bajo el ala de un género en particular, apoyado por una más que eficiente dirección.

 

firstsnow_365.jpg

Dirección: Mark Fergus.
Países:
USA y Alemania.
Año: 2006.
Duración: 101 min.
Género: Drama, thriller.
Elenco: Guy Pearce (Jimmy Starks), Piper Perabo (Deidre), William Fichtner (Ed), J.K. Simmons (Vacaro), Shea Whigham (Vincent), Rick Gonzalez (Andy Lopez), Luce Rains (Roy), Adam Scott (Tom Morelane), Jackie Burroughs (Maggie).
Guión: Mark Fergus y Hawk Ostby.
Producción: Bryan Furst, Sean Furst, Tom Lassally, Robyn Meissinger y Bob Yari.
Música: Cliff Martinez.
Fotografía:
Eric Alan Edwards.
Montaje: Jay Cassidy.
Diseño de producción: Devorah Herbert.
Estreno en USA: 23 Marzo 2007.

 

fergus.jpg

Biofilmografía de Mark Fergus

Mark Fergus nació y creció en Queens, Nueva York, primera generación americana de descendientes irlandeses. Después de graduarse por al Universidad de Boston, donde estudió cine, Mark Fergus comenzó a escribir con su compañero Hawk Ostby en 1996. La primera colaboración entre Fergus & Ostby fue el thriller negro Consequence, sobre un desgraciado hombre que asume la identidad de su hermano muerto, sumergiéndose en una pesadilla de repercusiones inimaginables. Escrita para HBO Pictures y protagonizada por Armand Assante, Rick Schroder y Lola Glaudini, la película se emitió en HBO el pasado año.

Fergus & Ostby firmaron entonces un acuerdo con Jersey Films y Universal Pictures para dos películas, la primera de las cuales fue la adaptación de la novela de Philip K. Dick A Scanner Darkly. La historia trata sobre un policía de narcóticos infiltrado cuya mente se está desintegrando y ya no es capaz de distinguir si es un oficial de policía espiando a los criminales o un adicto a las drogas paranoico que es observado por cámaras de vigilancia detrás de las paredes. El siguiente guión del equipo fue Manhunt, un thriller de acción inspirado en El fugitivo y Deliverance, basado e hechos reales. Escribieron Hijos de los hombres, dirigida por Alfonso Cuaron, y presentada en el Festival de Cine de Venecia con gran éxito. Protagonizada por Clive Owen, Julianne Moore y Michael Caine, se estrenó en Estados Unidos en navidades de 2006.

Con Hawk Ostby, Mark Fergus ha completado recientemente dos adaptaciones para el director Jon Favreau. La primera, John Carter of Mars, está basada en la novela de ciencia ficción de Edgar Rice Burroughs. Será producida por Paramount Pictures.

La segunda es Iron Man, de Marvel Studios, que ha comenzado su producción en Febrero de 2007. La película está protagonizada por Robert Downey Jr. y Terrence Howard, y dirigida por Favreau.

Fergus y Ostby están trabajando de lleno en su siguiente guion original, Switch, que Fergus también dirigirá. Algo cercano a la obsesión es lo que se explora en First Snow, la historia trata sobre dos desconocidos que caen en la trampa del destino, de la que ninguno puede escapar sin desgarrar sus vidas.

 

first_snow_pearce-gun_1174342631.jpg

 

 

 

CÓMO SE HIZO «FIRST SNOW (LA PRIMERA NEVADA)»

First Snow es una película de inspiración hitchcockniana que causará sensación entre los espectadores, que no podrán evitar hacerse preguntas sobre las cosas que les han pasado antes y después de entrar en la sala y ver la película. Y eso es lo que los autores Mark Fergus y Hawk Ostby han querido expresar – hacer que el público se haga las mismas preguntas que Jimmy Starks. ¿Realmente tenemos el control de nuestros destinos…o simplemente los dioses se ríen de nosotros? Para ambos autores, el suspense era un ingrediente fundamental, y para Fergus, que debuta como director con esta producción, la clave era el silencio. “Fue un reto crear esa tensión una vez que el público conoce desde las primeras escenas de la película, el posible final de la historia,” comenta Fergus. “Así que decidimos que en algunas secuencias nuestro personaje estuviera a solas con sus pensamientos, obsesionado con su futuro en silencio”. El recurso es eficaz. Eventualmente, el espectador empieza a compartir la obsesión de Jimmy, preguntándose si ese coche que acaba de pasar tiene algún significado, pensando si esa persona que acaba de cruzar la calle puede haber echado algún mal de ojo. “Cualquier cosa puede ser amenazadora si se quiere percibir de esa forma,” observa Fergus. “Y ya que esta película no tiene villanos con los que crear el suspense (quiero decir, Jimmy es su propio enemigo), es el silencio el que debe conducir el suspense”. Una vez que Fergus y Ostby acordaron hacer del silencio, de aquello que no se dice, el principal recurso para implicar al público, Ostby recuerda lo que les impulsó a escribir el guión de First Snow – la imagen callada pero muy asustada de un amigo tras oír una noticia muy preocupante. “Mark y yo estábamos en Nueva Orleans con un amigo nuestro que decidió ir a que le leyeran su futuro,” recuerda Ostby. “Así que acude a uno de estos adivinos y sale al rato, apenas teniéndose en pie y con la cara extremadamente pálida. Le preguntamos qué pasaba, pero no nos contaba nada. Todo lo que le pudimos sacar era que sabía demasiado. Y eso se convirtió en el eje de nuestra historia”.

En aquella época Fergus jugaba con la idea de escribir sobre un personaje que intenta luchar con el destino, de manera que ambos guionistas decidieron casar estos conceptos, y así fue como surgió First Snow. En definitiva, se trata de una historia del conflicto entre el destino y la libre voluntad, aunque la película no llega a ninguna conclusión, porque ¿cómo podría?

“Todos nos hemos enfrentado a la pregunta de quién controla realmente nuestro destino, y de, si pudiéramos saber qué nos va a ocurrir, si elegiríamos vivir nuestra vida de otra forma. Así que cuando Jimmy se obsesiona con estos dilemas, nosotros estamos con él,” dice Fergus. “La obsesión de Jimmy por encontrar respuestas es lo que hace que la tensión crezca, y es esta obsesión la que finalmente hace que Jimmy esté en una situación extremadamente peligrosa. Es cuando intenta escapar de su destino cuando realmente corre hacia él”.

El catalizador de todo esto es un viejo llamado Vacaro, el adivino, que primero parece ser un charlatán, con sus respuestas a las preguntas más habituales sobre la fama y la fortuna. Pero realmente la pregunta que crea todo el misterio y alimenta la paranoia de Jimmy es precisamente la que decide no responder.

“Vacaro es un personaje que tiene lo que podemos considerar una gran bendición o una gran maldición,” señala Ostby. “Cuando se encuentra con Jimmy y tiene esa reacción al sostener su mano, es como si hubiera mordido una manzana podrida, y su reacción es la de alejarse de aquel tipo tanto y tan rápido como sea posible.” Fergus coincide, “Es verdad. Aunque por fuera parece que Jimmy es un tipo normal, en el fondo está podrido. Así que la historia se convierte en un relato sobre alguien que necesita abrirse para verse dentro y ver en qué clase de ser humano se ha convertido”.

Una de las grandes tareas del dúo creativo ha sido la de convertir a este personaje – que ocupa la pantalla el 99% del tiempo – en alguien que pueda caer bien al público. Estaba claro que Guy Pearce era el hombre adecuado para este trabajo…aunque no era un trabajo fácil.

“Cuando leí el guion por primera vez, me engancharon los conceptos que había detrás de la génesis de la historia, pero el personaje que supuestamente iba a interpretar no me gustó demasiado, y supongo que no era esa la idea,” recuerda Pearce. “Quiero decir, los motivos y la moral de Jimmy son, por lo general, bastante cuestionables. Es insensible, arrogante, y pasa bastante de todos los que están a su alrededor, así que necesité un poco de tiempo para retratarle”.

Sin embargo, después de reunirse con Fergus, Pearce se sintió atraído por el reto del personaje. “Mark es todo lo que su personaje no es – sensato, amable – así que todo el proceso de encontrar a Jimmy a través suyo fue bastante interesante”.

Fergus cree que Pearce es el candidate perfecto para el concepto elaborado por él y por Ostby. “Una de las cosas que andábamos buscando era alguien que no llevase a Jimmy al lado oscuro con demasiada rapidez, y Guy es una persona estupenda y dulce, pero también puede ser oscuro y aún así caer bien,” observa Fergus. “Queríamos a alguien que eventualmente fuera capaz de hacer que el público se identificara con él, y Guy resulta ser el tipo de persona con el que se tiene empatía”.

La complejidad del personaje de Jimmy fue una de los elementos que atrajeron a los socios productores Sean y Bryan Furst. “Nos atraen las historias con personajes poco convencionales y con argumentos que no necesariamente se desarrollan de forma clara”, comenta Bryan, quien junto con Sean, ha producido películas notables con una motivación clara hacia los personajes, como The Cooler, con William H. Macy y Alec Baldwin como protagonistas, y Matador, con Pierce Brosnan y Greg Kinnear.

“Nos gusta el material que subvierte los géneros, que asume una perspectiva diferente sobre personajes que ya hemos visto, pero descubriendo algo nuevo en ellos. Quiero decir, es evidente que el personaje de Jimmy es un arquetipo. Es el típico embaucador de discurso suave, que no inspira demasiada confianza. Pero esos elementos antiheroicos quedan redimidos por la desintegración total del personaje, de forma que el público comienza a identificarse con él, aunque pensado ‘sí, hay cosas que yo habría hecho mejor’”.

Sean coincide en que la elección de Pearce fue un paso decisivo a la hora de conseguir que First Snow sea la cautivadora película que es. “Cuando estás hacienda una película tan orientada al personaje como ésta, ya puedes rezar para que tengas un actor con tanto talento y compromiso como Guy,” observa Sean. “Si ves las películas que ya ha hecho, como Memento, queda claro que siempre escoge papeles interesantes, y también es evidente que llega a rodar con los deberes hechos. No es que necesariamente traiga preparada la técnica más previsible, pero siempre aporta el ingrediente correcto para el personaje”.

El productor Bob Yari también cree que contar con Pearce como protagonista hizo que el proyecto fuera más interesante. “El guión que Mark y Hawk escribieron era fantástico, y teníamos muchísima fe en Mark como director debutante, pero no fue hasta que Guy firmó y aportó su enorme talento a la película que vimos que realmente esta visión podría llegar a dar sus frutos”.

Aunque First Snow se centra en torno al antihéroe Jimmy Starks, sin los personajes que giran a su alrededor, ni Jimmy ni su historia parecerían completos. Por ello, la película goza de un increíble reparto de talentosos actores que dan vida a diversos personajes secundarios. William Fichtner añade un toque de contrapunto cómico muy necesario para compensar la desnudez del retrato que se hace de Ed, el compañero de trabajo y mejor amigo de Jimmy, mientras que Piper Perabo añade la chispa que necesita Deirdre, la novia de Jimmy. El aclamado actor de carácter JK Simmons interpreta a Vacaro, el vidente que hace que la vida de Jimmy entre en deriva con su lectura del futuro, y Jackie Burroughs hace un indispensable cameo como la madre moribunda de Vincent, el amigo de la infancia al que Jimmy traicionó.

Fergus no podría haber quedado más contento con la cantidad de talento –entre reparto y equipo – reunido para su debut como director. “Si tienes a la gente adecuada apoyandote, una película tiene muchas posibilidades de salir realmente bien,” comenta Fergus. “Tener a Guy como protagonista fue una bendición, pero el reparto de secundarios fue también increíble”.

William Fichtner interpreta al principal personaje de apoyo de Jimmy, Ed. Fergus comenta que Fichtner vió una enorme generosidad en este personaje y supo trasladar eso a la pantalla. “Tenía otras ideas para Ed, tal vez hacerle el competidor principal de Jimmy,” admite Fergus. “Inclusó pensé que podría haber un sustrato oscuro en su personaje, y que secretamente odiase a Jimmy. Pero Bill decía que veía a un tipo genuinamente agradable en el personaje, y quería darle vida como la tabla de salvación de Jimmy, como el amigo que siempre lo aleja del abismo. Al final, él y Guy se salieron con la suya en cuanto a la interpretacion del personaje, y la verdad es que estuvo muy bien y el resultado ha quedado estupendo”.

Fichtner comenta cómo inmediatamente sintonizó con su personaje y con el guión en su conjunto. “No es habitual que se lea un guión y, en una primera lectura, enganche tanto,” comenta el actor, conocido por sus papeles en películas como Crash y Black Hawk derribado. “Pero este guión tenía personajes realmente interesantes y una atmósfera hitchcockniana que lo hacía fascinante. Encontré una sinceridad inmediata en la amistad entre Ed y Jimmy, fue un aspecto que disfruté explorando. En una amistad, siempre hay alguien que da más que el otro, y en este caso es Ed sin duda. Me pareció una relación muy real”.

Al igual que Fichtner, Piper Perabo aportó un toque personal a la interpretación sobre lo que estaba en el papel, en su papel como Deirdre. “Tal y como está en el guión, Deirdre era un tanto complemento respecto a Jimmy; estaba ahí más como un añadido, una función, del personaje de Jimmy, hasta que Piper y yo nos sentamos y nos pusimos a investigar otras formas de hacerla una entidad completa, una fuerza vital,” recuerda Fergus. “Durante el proceso de recreación de Deirdre, este personaje se convirtió en una figura que existe de forma independiente, a pesar de Jimmy. Tenía su propia vida y el público podía preocuparse por lo que le ocurriera”.

Perabo hizo suyos los puntos fuertes de Deirdre, aprovechando el hecho de que Fergus y Ostby estaban interesados en que su papel fuera más allá de la típica novia. “Lo que me gustaba de Deirdre es que sientes como si siempre estuviera a punto de salir por la puerta,” comenta la actriz. “Eso la hacía más dinámica. Hay muchas cosas en la vida de Jimmy que no son demasiado concretas, y me gustaba el hecho de que ella representaba una de esas fuerzas. Además me gustaba el registro de Deirdre como personaje,” añade Perabo. “Al principio de la película, su realidad es mucho más sólida que al final. Pasa de estar bastante segura de que ella y Jimmy se mueven en la dirección correcta, y de que conseguirá estabilizar a Jimmy, a ver cómo se hunden los cimientos de su realidad según empiezan a pasarle cosas a Jimmy. Ese tipo de cosas pasan en las relaciones de verdad, y eso es lo que hace que la suya sea tan creíble”.

La veterana actriz Jackie Burroughs tiene un papel mucho más pequeño que el de Perabo, pero consigue, no obstante, crear un personaje redondo en escasos minutos como Mrs. McClure, la madre de Vincent, un tipo al que Jimmy ayudó a enviar a prisión años atrás.

“Jackie es una de mis personas favoritas del mundo,” admite Fergus. “Me enamoré de ella en Tales of the City, donde interpretaba a la madame de un burdel que a la vez es la persona más triste, diviertida, dulce, vulgar, feroz y frágil. Fue una de las mejores interpretaciones que haya visto nunca, así que cuando Hawk y yo escribimos el guión, ya tenía en mente a Jackie para interpretar a la madre de Vincent”.

Guy Pearce, frente a Burroughs en la intensa escena en la que discuten la reciente salida de Vincent de prisión, está de acuerdo con la evaluación que el director hacer del talento de la actriz. “Por debajo de su apariencia de criatura frágil, Jackie tiene una maravillosa capacidad vital,” observa Pearce. “Pero es deliciosa y está claro que simplemente ama la vida. Incluso aunque su personaje está casi derrotado, consigue dar electricidad a su interpretación”.

Burroughs era igualmente admirable como co-protagonista. “Ésta ha sido para mí la mejor, mejor experiencia, sin ninguna duda,” exclama. “Actuar con Guy – hace que seas perfecto y que lo quieras hacer lo mejor posible para él”.

Como Vacaro, el vidente cuyas predicciones hacen que Jimmy pierda el control, el actor J.K. Simmons causa también una impresión imborrable en un papel pequeño pero fundamental. “Vacaro es un personaje maravilloso y un tipo extraño a la vez, aunque por su apariencia parezca un tipo corriente,” observa Simmons. “Pero es el aspecto místico del personaje, según vamos aprendiendo más cosas de él, lo que lo hace más interesante, y el impacto que tiene en la vida de Jimmy.” Al igual que los otros actores, Simmons respondió inmediatamente al guión de Fergus y Ostby. “A menudo lees un guión y encuentras que hay una historia estupenda ahí, y piensas, ‘Puedo trabajar con esto.’ Y otras veces lees un guión y te dices, ‘No necesito pedir que cambien nada. Está genial como está’ y éste era uno de esos guiones”.

Tanto Fergus como Ostby estaban emocionados con la forma en la que Simmons captura la ambigüedad de Vacaro en la película. “Queríamos que Vacaro fuera casi como un personaje en blanco y negro en una película de color,” comenta Fergus. “No sabes de dónde viene, o cuáles son sus intenciones. ¿Quizás está preparando a Jimmy para un gran engaño? ¿Es un vendedor, como sostiene Jimmy? ¿De qué va realmente? Y J.K. interpretó al personaje perfectamente, así que el público está siempre intentando adivinar sus intenciones aunque nunca tiene una seguridad absoluta”.

Después de que el actor Shea Whigham fuera añadido al reparto en el papel del amenazador Vincent, y Rick Gonzales se incorporara como Andy, el compañero de trabajo de Jimmy, junto con Adam Scott como su cómico colega, dio comienzo el relativamente rápido rodaje de 28 días de First Snow en Albuquerque, Nuevo Mexico. En esencia, el paisaje del suroueste se convirtió en el personaje del que todo surgió.

El neoyorquino Fergus se enamoró de Albuquerque y sus alrededores cuando visitó la zona junto a su novia años atrás. Al final, el viaje no sólo le abrió los ojos, sino que también le abrió la creatividad, encontrando el sitio perfecto que el guionista/director había estado buscando para ubicar su historia.

“Nunca había estado en esta parte del país, y aquí estaba, en esta zona impresionante, maravillosa, y que además es también una ciudad,” recuerda el director. “Hay un algo crudo, sin pulir, en el área, y un montón de culturas diferentes, arquitecturas en contraste, y diferentes épocas. De hecho Nuevo México es como una colisión constante en todos los aspectos…lo que lo hacía el lugar perfecto para localizar una película cuya historia es la de un hombre que choca consigo mismo”.

A Fergus le sorprendieron los alrededores de Albuquerque no solamente por su belleza sino también por su amplitud. “Justo a las afueras de la ciudad, tienes este desierto inacabable, con trenes que se mueven en el horizonte. Es extraordinario, poder ver realmente tres estados a tu alrededor. Se pueden apreciar los picos helados de Colorado, y para estos ojos acostumbrados a Nueva York, eso era sorprendente”.

Cuando Fergus y Ostby se encontraban en pleno proceso de escritura del guión, el propio Fergus vivía en Albuquerque. Según el novel director, fue entonces cuando la historia cuajó realmente. “Aún no habíamos definido el concepto final de la historia; de repente fue el paisaje y su vastedad, el que nos dio la clave. Fue como si de pronto nos hubiéramos dado cuenta de que la historia es realmente la de un tipo que cree que tiene las riendas de su vida y cree que la controla, y que se da cuenta de que no es más que una mota de polvo. Eso es lo extraño de Nuevo Mexico — te hace recuperar un sentimiento de insignificancia y humildad, y al vez hace que el propio hecho de estar vivo te sorprenda. No hace falta decir que estos no son pensamientos que se suelan tener regularmente en Manhattan”.

Desde el principio, los productores fueron conscientes de que First Snow tenía que hacerse en las localizaciones reales para poder preservar la autenticidad del guión. “Realmente, aquel era el único lugar en el que nos planteábamos rodar la película porque era el sitio en el que había sido concebida,” explica Sean Furst. “Albuquerque ofrece una dicotomía y una dinámica de diferentes miradas y culturas que resultan muy interesantes; el paisaje se presta perfectamente a lo que esta película representa”.

Una vez establecida la localización, el director de fotografía Eric Edwards, cuyos créditos anteriores incluyen Mi Idaho privado y Todo por un sueño, dos de las películas favoritas de Fergus, se unió al proyecto, junto con la diseñadora de produccion Devorah Herbert y el resto del talentoso equipo.

“Me uní a este proyecto sin saber exactamente lo que podía esperar, pero todos los que quisimos tener a nuestro lado realmente parecían querer contar esta historia,” recuerda Fergus. “Me sentí muy afortunado de que realmente todos quisieran ser parte de esta película de una forma tan sincera, y de que pronto formásemos un equipo indisoluble”.

En cuanto a trabajar con un presupuesto limitado y un plan de trabajo bastante apretado, Fergus comenta que tener un equipo experimentado fue clave para mantenerle completamente centrado en el proyecto. “Eso me permitió convertir las limitaciones en factores a mi favor,” explica. “El plan de trabajo era tan rápido que no tenía más remedio que decirme a mí mismo, ‘vale, había planeado quince tomas para esta secuencia, ¿cómo puedo hacerla en sólo tres?’ y al final era mucho mejor tener esas tres”.

Fergus comenta que ese estilo de producción “rápido, sucio y apresurado,” le permitió captar correctamente el ritmo deseado, un ritmo en el que se deja de lado la preparación y simplemente se rueda por instinto. “Mi instructora, Judith Weston, me dijo en una ocasión que hiciera mis deberes y que luego los quemase antes del primer día de trabajo. Es un gran consejo”.

Siendo un guionista, no fue fácil para Fergus deshacerse de sus propias notas, pero el actor principal Guy Pearce comenta que el director hizo algo muy inteligente. De hecho, Pearce cree que la relativa inexperiencia de Fergus como director no afectó en nada a la producción. Simplemente, hizo que todos, reparto y equipo, asumieran un protagonismo que probablemente no habrían tenido con otro director al mando.

“El trabajo de Mark tras la cámara y su camaradería con todo el mundo tuvo su recompensa,” comenta Pearce. “Estaba tan apasionado con la película, que realmente conseguía comunicar su visión y apasionarnos a todos”.

Incluso con la experiencia y el saber hacer acumulados, Fergus aún cree que dirigir una película no es demasiado diferente de lo que es uno de los temas tratados por esta película, que es que las cosas no siempre salen como han sido planeadas. “Tuve que dar un gran salto de fe y todo el mundo estuvo a mi lado” comenta Fergus. “En ese proceso creo que la película se convirtió en algo más espectacular de lo que yo podía haber imaginado, y al final, supongo que lo que yo quería simplemente era que mi visión se hiciera realidad…y dejar a los dioses el resto”.

 

 

 

Noticias relacionadas:

El Festival SITGES apuesta a las óperas primas