Estreno en España: 13 julio 2007

Puntuación: * * * (de 5)

fast_food_nation_ver2.jpg

Sinopsis

Don Henderson (Greg Kinnear), un ejecutivo corporativo de una importante cadena de restaurantes de comida rápida, tiene un problema: la carne de las hamburguesas más famosas de la empresa está contaminada, y él tiene que averiguar por qué. El descubrimiento de la respuesta no será tan simple o tan limpio como él había esperado. Emprendiendo un viaje al lado oscuro de la comida típicamente americana, decide abandonar la cómoda sala de reuniones de California para adentrarse en el mundo de los mataderos.

fastfoodnation.jpg

Crítica de Cine.com por Leo Aquiba Senderovsky

El cine norteamericano último no cuenta con muchas producciones de corte político. Por el contrario, pocas son las películas y realizadores que ponen su dedo acusador sobre la situación política de Estados Unidos. El personaje que nada habitualmente por esos mares es Michael Moore, sus películas son realizadas con dinero de Reino Unido, y con Fahrenheit 9/11 salió con los tapones de punta, siendo repudiado de inmediato por el stablishment de Hollywood. El otro caso es el de Super size me, de Morgan Spurlock, antecedente temático ineludible de esta película, que muestra al director exponiendo su cuerpo a la ingesta del alimento más común (y más peligroso) de Norteamérica. Y otro caso distinto es el de contados realizadores ubicados en un lugar de prestigio dentro del panorama cinematográfico estadounidense, que en algún momento despuntan con un film político, como Soderbergh en Traffic. Como aquella, Fast food nation es un análisis de todo lo que oculta un negocio habitual en Estados Unidos. Comenzando por un ejecutivo tratando de armar una campaña publicitaria y descubriendo ciertas groseras irregularidades en la fabricación de las hamburguesas, hasta la minuciosa descripción de las condiciones inhumanas en las que trabajan inmigrantes ilegales en los mataderos. Esto último es donde la película logra posarse con astucia, logrando imágenes muy crueles, que contrastan inmediatamente con la imagen feliz que muestran las cadenas de hamburgueserías. Un análisis agudo, que cae en golpes bajos necesarios para la narración, y que representa un certero tiro por elevación a la industria de la comida rápida. En ese sentido, tanto la representación de ese mundo, como las actuaciones de los sometidos a esta cruel realidad, en especial de Wilmer Valderrama, a años luz de Fez, el adolescente extranjero que interpretaba “That 70’s show”, son lo más destacable de esta película. Una película dura, que asusta y con razón, y una pieza extraña y valiosa en la ecléctica filmografía de Richard Linklater, cineasta que demuestra que puede ocuparse de cuestiones y temas absolutamente disímiles, con natural diferencia cualitativa entre una y otra película. Este film en particular no está entre las mejores piezas de Linklater, pero tampoco entre las peores, y termina siendo necesario y valioso en cuanto al “mensaje” (término discutible y mal utilizado por muchos realizadores, pero que vale la pena ser considerado en este caso) que quiere dar, con un final sobrecogedor y cargado de ironía. Un punto a favor del cine político, que tímidamente parece asomar su cabeza en plena era Bush.

fast-food-nation.jpg

Dirección: Richard Linklater.
Países:
Reino Unido y USA.
Año: 2006.
Duración: 114 min.
Género: Drama.
Interpretación: Patricia Arquette (Cindy), Bobby Cannavale (Mike), Paul Dano (Brian), Luis Guzmán (Benny), Ethan Hawke (Pete), Ashley Johnson (Amber), Greg Kinnear (Don Henderson), Kris Kristofferson (Rudy), Avril Lavigne (Alice), Esai Morales (Tony), Catalina Sandino Moreno (Sylvia), Lou Taylor Pucci (Paco), Ana Claudia Talancón (Coco), Wilder Valderrama (Raúl).
Guión: Eric Schlosser y Richard Linklater; basado en el libro de Eric Schlosser.
Producción: Jeremy Thomas y Malcolm McLaren.
Música: Friends of Dean Martinez.
Fotografía:
Lee Daniel.
Montaje: Sandra Adair.
Diseño de producción: Bruce Curtis.
Vestuario: Kari Perkins y Lee Hunsaker.

 

richard_linklater_1.jpg

Biofilmografía de Richard Linklater

Richard Linklater (Houston (Texas); 30 de julio de 1960), Nacido Richard Stuart Linklater, es un director de cine estadounidense.

Fue uno de los primeros y más exitosos talentos en emerger durante la década del noventa en el firmamento del cine hollywoodense. Suspendio su educación en la Sam Houston State University en 1982 para trabajar en una plataforma petrolera en las costas del golfo de Méjico. En 1994 tuvo una hija (Lorelei Linklater), la cual interpreta algunas lineas en su pelicula Despertando a la vida.

Filmografía

  • A Scanner Darkly (Una mirada en la oscuridad) (2006). Director, guionista (Novela: Philip K. Dick)
  • Fast Food Nation (2006). Director, guionista.
  • The bad news bears (2005). Director
  • Antes del atardecer (2004). Director, Guionista, Producción
  • Escuela de Rock (2003). Director
  • Waking life (2002). Director, Fotografía, Guionista
  • Spy Kids (2001). Actor / Actriz
  • Los Newton Boys (1998). Director
  • Suburbia (1996). Director
  • Antes del amanecer (1995). Director, Guionista
  • Slacker (1991). Director, Productor, Actor
  • Jóvenes desorientados (1993). Director, Guionista

CÓMO SE HIZO «FAST FOOD NATION»

1. Origen del proyecto

Retrotrayéndonos a 1979, cuando el productor Jeremy Thomas estaba al cargo de la producción de The Great Rock ‘n’ Roll Swindle (1980), un pseudocumental acerca de los Sex Pistols, banda pionera del punk rock británico, aquél no hubiera podido esperar que la experiencia le significaría una amistad durante décadas, y finalmente que le llevaría a una versión cinematográfica del libro titulado Fast Food Nation, en 2005. “En aquella película, entablé amistad con Malcolm McLaren” —explica Thomas. Décadas más tarde, resulta que Thomas ha Ganado el Oscar por producir El último emperador (The Last Emperor, 1987), y McLaren es un empresario musical de gran éxito—. “Cierto día, Malcolm vino a verme a Londres y dijo: ‘Hay un libro increíble que deberías leer. Se convertiría en una película imponente’” —recuerda Thomas—. “Leí Fast Food Nation, y quedé impresionado”. La idea que compartían McLaren y Thomas difería de la de otros productores que habían considerado el material. “Entendíamos el libro como largometraje de ficción, no como documental” —comenta Thomas. Y lo cierto es que el autor de Fast Food Nation, Eric Schlosser, tampoco mostraba demasiado entusiasmo por el formato del documental para su libro. “Mucha gente se me había acercado proponiéndome un documental inspirado en Fast Food Nation, y parecía una gran idea. El problema estribaba en que nunca tuve suficiente confianza en el canal televisivo o en el estudio que estaba detrás” —comenta—. “Me daban la impresión de que iríamos a parar a una especie de traición de los contenidos, dado lo cargado que estaba mucho del material. Sentí con mucha intensidad que nada de lo que había en el libro iba a parecer otra cosa que puro escapismo”.

“A lo largo de los meses, hablamos unas cuantas veces, y finalmente logré que Eric optara por mí” —comenta Thomas. De hecho, cuando Thomas y Schlosser se estaban presentando, el autor ya había desarrollado una relación con el director Richard Linklater, y había discutido algunas ideas para la adaptación cinematográfica de Fast Food Nation.

“Conocí a Richard en Austin en 2001, cuando me hallaba de gira con mi libro” —recuerda Schlosser—. “Me cayó muy bien”. “Había leído su obra, no solamente Fast Food Nation, sino otras obras que había escrito a lo largo de los años; siempre me ha gustado como escritor. Asimismo, me da la impresión de que debe haber sentido algo por algunas de mis películas” —nos dice Linklater—. “Así que comenzamos a hablar, y cuando Eric y yo coincidimos, iniciamos una colaboración casi al instante”.

“La idea que surgió de nuestros encuentros era que la película no sería un documental, sino un estudio de personajes de las vidas que están tras los hechos y los números de la comida rápida” —comenta Linklater—. “De todos modos, me interesa más la ficción que la no ficción. Me gusta trabajar con los actores y sus interpretaciones”.

Linklater es famoso por sus películas de personajes, así que “cuando Eric mencionó una historia de personajes en y alrededor de este mundo, me atrajo” —comenta el director—. “Desde un punto de vista antropológico y socioeconómico, creo que se trata de una cultura digna de estudio. Las plantas de empaquetado de carne y los temas laborales son aspectos que me fascinan. Siempre quise hacer una película sobre gente que tiene este trabajo y todo lo que ello implica”.

“Jeremy Thomas tomó el toro por los cuernos. Es el tipo que piensa: ‘Aquí hay una película.’ Es grande trabajar con un productor como éste” —opina Linklater—. “Lees ‘Una producción de Jeremy Thomas’ en la pantalla, y ya sabes que eso significa que probablemente va a ser algo distinto”.

Noticias relacionadas

 

Confirma Wilmer Valderrama participación en ‘CHiPs’