catchandreleaseposter

Sinopsis

Tras la súbita muerte de su prometido, Gray Wheeler (Jennifer Garner) encuentra la comodidad en compañía de los amigos de él: el alegre y cómico Sam (Kevin Smith), el súper responsable Dennis (Sam Jaeger), y, por raro que parezca, su viejo amigo de la infancia Fritz (Timothy Olyphant), un playboy irresponsable que ella antes creía que era el hombre en quien menos se podía confiar del mundo. A medida que se revelan secretos sobre su supuestamente perfecto prometido, Gray empieza a ver nuevas facetas del hombre que pensaba que conocía, y al mismo tiempo, se ve atraída por el último hombre del que hubiera pensado enamorarse.

[youtube id=”csw5Z7UOQeI” width=”600″ height=”350″]

Crítica de Cine.com por Leo Aquiba Senderovsky

Sencilla y simpática película, que coquetea con el drama y la comedia, virando constante pero inteligentemente de un registro a otro, y con apuntes de humor negro.

La película se inicia en el velorio del novio de Gray, y aquí ya se muestra cómo abordará el drama humano de esta joven que queda viuda antes de casarse.

Si bien la dirección no evidencia aristas interesantes, oscilando entre la imagen publicitaria y la telenovela, y la trama por momentos se vuelve algo predecible, es esa sencillez en la historia lo que la vuelve agradable.

Narrativamente, lo más interesante es la reconstrucción que se hace del novio fallecido, sin que se vea de él ninguna foto, quedando siempre como el fantasma que desde afuera vuelve cada vez que se descubre algún secreto suyo.

Jennifer Garner cumple con méritos un papel que, contrariamente a sus habituales roles de heroína, le permite mostrarse versátil, pasando de la risa al llanto, y de vuelta a la risa. También vale destacar la participación de Juliette Lewis, y del reconocido director Kevin Smith, que aquí interpreta al personaje más patético y más generoso de la película, protagonista de los momentos más graciosos.

Un film pasatista, simple, simpático, y que sabe manejar los sentimientos, sin caer en el golpe bajo y la lágrima fácil.

catch_and_release_movie_image_jennifer_garner_timothy_olyphant

Dirección y guión: Susannah Grant.País:USA. Año: 2006. Duración: 124 min. Elenco: Jennifer Garner (Gray Wheeler), Timothy Olyphant (Fritz), Kevin Smith (Sam), Sam Jaeger (Dennis), Fiona Shaw (Sra. Douglas), Juliette Lewis (Maureen). Producción: Jenno Topping. Música: BT y Tommy Stinton.Fotografía: John Lindley. Montaje: Anne Coates. Diseño de producción: Brent Thomas. Vestuario: Tish Monaghan. Estreno en USA: 26 Enero 2007.

Biografía de Susana Grant

Nació en Nueva York, el 4 de enero de 1963. Obtuvo nominaciones al Premio de la Academia, al Writers Guild y el BAFTA como Mejor Guión Original por Erin Brockovich dirigida por Steven Soderbergh y protagonizada por Julia Roberts y Albert Finney. De 1995 a 1998, Grant fue escritora, productora, y directora de la popular serie de televisión “Party of Five”, que recibió un Globo de Oro como Mejor Drama de Televisión. Nacida y criada en Englewood, Nueva Jersey, Grant se graduó por el Amherst College, con un título en Filología Inglesa, y estudió el programa de guionistas del American Film Institute´s Center para Estudios Avanzados de Cine y Televisión. En 1992, recibió la Beca Nicholl para guionistas otorgada por la Academia de Cine Artes y Ciencias.

las-vueltas-de-la-vida1

CÓMO SE HIZO “LAS VUELTAS DE LA VIDA”

Notas de producción

Para Susannah Grant escritora y directora de Las Vueltas de la Vida “el tono de la película es inusual, porque no es un drama y no es una comedia. Para mí, es como la vida —mucho de ambas cosas. Ya conoces el viejo dicho: tragedia más tiempo igual a comedia”. Grant tiene gran reconocimiento entre la crítica por su capacidad de encontrar elementos cómicos del drama de la vida —y viceversa— hecho que se ve claramente reflejado en películas como sus Zapatos, 28 Días y Erin Brockovich, por la que fue galardonada con una nominación al premio de la Academia. Jennifer Garner, que asume el papel principal de Gray Wheeler, está de acuerdo en que la delgada línea entre la comedia y el drama requiere un punto de equilibrio. “Intentas ser todo lo honesto que puedes en cada momento —no ser demasiado exagerado en ninguna de las direcciones. Es como si estás con una novia; un momento ella está hecha polvo, y el siguiente, ambos estáis riendo histéricamente todavía con lágrimas en los ojos. “Según la productora Jenno Topping, Garner se convirtió desde el principio en una voz importante e influyente en el proceso creativo. “Jennifer estuvo implicada desde muy pronto”, dice. “Hay pocas actrices que puedan interpretar este papel, manejando los cambios entre humor y drama a menudo en la misma escena”. Click here to find out more! El proyecto empezó cuando unas pocas ideas surgieron de la mente de Grant. “Estaba intrigada por la idea de que la peor cosa que le podría ocurrir a alguien se pudiera convertir en lo que salve su vida, lo que la mueva hacia un mayor sentido de la existencia”, dice. Mientras se tramaba la idea, un amigo le contó una historia: mientras asistía al funeral de un amigo que había muerto, había visto como la viuda era consolada por los amigos varones de su marido. De estos dos hechos Grant creó la historia de Gray Wheeler, interpretada en la película por Jennifer Garner, que se encuentra con el repentino fallecimiento de su prometido, Grady. Ahora que se ha ido, sus secretos largamente guardados, los trapos sucios y los resentimientos salen a la superficie… con resultados cómicos. “De repente Gray se da cuenta de que ya no tiene a su novio para ser el parachoques de las relaciones con sus amigos “, dice Garner, “Sam empieza a beber y a comer demasiado y descuida el trabajo. Dennis revela que se siente atraído por ella. Y luego está Fritz, el amigo de la infancia de Grady, que no encaja con los otros, pero que resulta saber quien era Grady mucho mejor que cualquiera de ellos”. “Todas las relaciones terminan cambiando en el despertar de la muerte de Grady”, dice Grant. “Ellos luchan cómicamente con este cambio. Nadie pasa por este tipo de cambios en la vida a propósito —siempre somos arrastrados a ellos, gritando y pataleando. Al final de la película, llegan a un nivel más rico de la existencia”. Las Vueltas de la Vida marca el debut de Grant como escritora y directora; aunque había estado íntimamente implicada en varias películas de éxito como guionista, el momento y el proyecto eran perfectos para dar el salto detrás de la cámara. “Hay una culminación natural del proceso de la historia cuando diriges”, dice Grant. “No lo escribí pensando en dirigir, pero una vez que lo terminé, pensé: ‘Éste quiero llevarlo hasta el final’. Reconociendo la naturaleza de colaboración de la realización de cine, Grant explica, “Todos los guiones originales vienen de un lugar importante para ti. Como escritora, haces el guión exactamente como quieres que sea —hay preguntas e ideas en él que te preocupan. Cuando los productores y los directores llegan a bordo, algunas de estas ideas desaparecen para dejar paso a preguntas e ideas que son importantes para ellos. No quería que pasara con este guión”. Grant dice que desde el primer momento, Topping se convirtió en la mejor y más fiera defensora de la película. Las Vueltas de la Vida sólo marca la última colaboración entre las colegas profesionales y amigas personales. “Nuestros maridos se conocen, nuestros hijos juegan juntos”, dice. “Por supuesto, trabajar juntas significaba pasar mucho más tiempo con ella… Jenno es una gran defensora de un proyecto. Creo que conozco sólo un 30% de lo que hizo por mí; el resto fueron desafíos a los que se enfrentó antes de que se convirtieran en problemas”. Topping dice que Grant eligió una película especialmente gratificante con la que hacer su debut como directora. “El tono es uno de los grandes valores de la película”, dice la veterana productora. “Es un tono muy efímero, sensible, frágil, con momentos cómicos y dramáticos que se suceden uno detrás de otro. Por supuesto, eso es lo que es la vida —justo cuando menos esperas reír por algo, todo se sucede delante de ti”. Como propio escritor y director, Kevin Smith (que asume su primer papel principal en una película en Las Vueltas de la Vida) tiene grandes alabanzas para Grant, y anota que fue un recurso incalculable en el escenario. “Tengo mucho respeto por alguien que dirige su propio material, porque está muy cercana a él”, dice. “Era genial tener a la escritora en el escenario —podía volverme hacia Susannah y decir, ‘¿Cómo quieres que diga esto? Hey, ¿podemos probar algo diferente?’ Tener a la escritora ahí era hermoso porque era capaz de decirnos la inflexión exacta que tenía en la cabeza cuando estaba escribiendo”. Timothy Olyphant, que interpreta a Fritz, añade: “Creo que es fantástico trabajar en algo cuando sólo hay un “chef” en la cocina. En el transcurso del rodaje, a medida que las escenas cobraban vida, podía hacer los ajustes que no pudo haber anticipado”. Jennifer Garner se hace eco de estos sentimientos: “La transición de Susannah de escritora a directora fue perfecta. Yo estaba asombrada por su calma como directora. Estaba muy calmada y sabía muy bien lo que quería de cada escena”. Grant dice que lo mejor que hizo como directora de Las Vueltas de la Vida fue rodearse de gente de talento. “Todo el mundo aporta algo que hace más rica la película”, dice, “y yo disfruté viendo a la gente traer todo lo que podían”. Esa fue la mejor lección, dice —aprender cuando dejar de lado algunas de sus intenciones originales en favor de una nueva idea, no importa como venga-. Al igual que el personaje que creó para Garner, la experiencia de Grant dirigiendo la película fue como las vueltas de la vida. “Realmente no sabía que esperar, excepto que iba a ser exigente de un modo que no había experimentado antes. Pero entonces, justo antes de empezar a rodar, fui a ver a un director en avión —un hombre que ha dirigido un montón de películas”, recuerda Grant. “Empezamos a hablar y dijo, ‘Es duro recordar esto, pero tienes que divertirte’. Eso se quedó en mi cerebro, y como estaba rodeada de gente que tenía lo mismo en mente, fue divertido. Hubo presiones y prisas, por supuesto, pero algunos días, no podía creer lo que me estaba divirtiendo”. Encabezando el reparto de Las Vueltas de la Vida está Jennifer Garner. Para la directora primeriza Susannah Grant, estuvo claro inmediatamente que el papel estaba en las manos adecuadas. “En cuanto contratas a un actor, el papel es todo suyo. Tú has hecho tu trabajo y ahora les pertenece a ellos”, dice Grant. “Jennifer creó un trasfondo completo para Gray. Reunía todo lo que yo esperaba para el papel —es muy buena, muy divertida, muy conmovedora; trabajó muy duro, y aún así no ves ni un ápice de esfuerzo. Su actuación es simplemente hermosa”. “Como actriz, Jennifer es capaz de estar disponible emocional y cómicamente —se te rompe el corazón por ella”, dice Topping. “Tiene una habilidad increíble para que sientas empatía y simpatices con su personaje, ya que su mundo está abierto”. Según Garner, antes de que Gray pudiera hacer algún movimiento, primero tenía que asumir quien era el hombre con quien estaba prometida —no el hombre que ella pensaba que era. “Poco a poco, pierde la idea de quién es —y ni siquiera puede ponerse histérica con él, porque se ha ido”, dice. Así que aunque lo pierde de un modo terrible, lo va superando”. “Jennifer tiene una comprensión clara de quién es Gray desde el principio”, dice Grant. “Hace algo invisible que mantiene unida la película: aunque todos los personajes tienen sus momentos, es la actuación de Jennifer —incluso cuando está siendo divertida— lo que te recuerda por qué están todos juntos”. “Me encanta la idea de que Gray sea cuidada por los mejores amigos de su prometido”, dice Garner. “Es como la vida real: siempre que he estado en una relación, he acabado queriendo mucho a sus amigos —siempre me ha encantado ser la chica entre los chicos”. En efecto, como Las Vueltas de la Vida trata tanto de la gente alrededor de Gray como de la propia Gray, los cineastas tuvieron cuidado de que para cada papel se contratase al actor idóneo. “Hacer un casting es como casarse”, dice Grant. “No vas a hacerlo con alguien que es casi el indicado”. Ideal para el papel de Fritz, el amigo playboy de Grady de la infancia, y guardián de sus secretos, es Timothy Olyphant, que actualmente hace el papel de Marshal Seth Bullock en “Deadwood” de HBO. “Me gustan los personajes complicados”, dice el actor. “Siempre es divertido cuando tienes varios ángulos. Te da libertad para probar cosas diferentes en cada momento”. “Fritz aparece en Boulder —esta pequeña ciudad— desde Los Ángeles y no encaja, pero no se va”, dice Olyphant. “Siempre hace lo incorrecto, pero parece ajeno a cómo lo ven los demás. Aún así, a medida que Gray aprende más sobre su prometido, también aprende más sobre Fritz”. Para el papel de Sam, el sarcástico aunque alegre amigo de Gray que se gana su sustento recabando frases inspiradoras para cajas de té, los cineastas estaban impactados por una sugerencia creativa. “Una noche en la cama, estaba pensando en el casting y mi marido dijo, ‘Ya está bien. Descríbeme a quien estás buscando’. Así que buscó en una lista completa y dijo, ‘¿Qué tal Kevin Smith?’ Resulta que Kevin es amigo nuestro. Yo dije, ‘Nunca pensé en eso.’Tienes toda la razón. Tiene que ser Kevin’”. Cuando Topping se acercó a él, Smith estaba desconcertado. “Un día, Jenno me llamó y me preguntó si estaría interesado en actuar en una película. Mi primer pensamiento fue, ‘¿Dónde está Kutcher? ¿Me estás tomando el pelo?’” Aunque Smith ha aparecido en seis de sus propias películas (como la casi muda Silent Bob) y en un puñado de cameos, Las Vueltas de la Vida marca su primer papel principal en un largometraje. “Me enamoré del papel inmediatamente —me sentaba como un guante. Pensé, ‘Oh, puedo hacer esto’”, dice. “Conseguí hacer todas las bromas. Garner y Olyphant tenían que parecer completamente sexys; Entro como si fuera un experto. De repente, soy un actor legítimo, no sólo uno que no habla en su propia película”. Grant no podía haber sido más feliz cuando Smith entró por la puerta. “Habíamos visto muchos buenos actores e incluso habíamos ido a Inglaterra en la búsqueda”, recuerda. “Entonces, Kevin hizo la audición y llamamos a sus agentes inmediatamente. Ni siquiera pudo llegar hasta su casa antes de tener que dar la vuelta y conducir hasta nuestra oficina”. Para el papel de Dennis, los cineastas estaban igualmente seguros de que habían encontrado a su hombre. “Sam Jaeger llegó y simplemente supe que era el ideal —no había duda”, dice Grant. “Casi no podía distinguir si realmente era como el personaje o un actor muy, muy bueno. Finalmente me di cuenta de que era un poco las dos cosas. Hay elementos de la personalidad de Dennis en Sam, pero lo más importante, es un actor fantástico, increíblemente sutil. “Nos enamoramos de Sam instantáneamente”, dice Topping. “No te quieres perder ni un segundo de su actuación, porque piensas que te vas a perder algún parpadeo de emoción. Además, su sentido del humor seco es el equilibrio perfecto para el personaje de Kevin Smith —son la extraña pareja”. El enfoque de Dennis es: “Coge las piezas y sigue moviéndote con la esperanza de que pase el dolor”, dice Jaeger. “Es un testamento de los matices del escrito de Susannah que percibamos las diferencias en los personajes y cómo tratan el fallecimiento de Grady —las formas en las que conectan y las formas en las que no conectan”. La mujer con la que Grady tuvo una aventura, Maureen, interpretada por Juliette Lewis, está experimentando su propio sentido de la pérdida. “No hay blanco y negro en esta historia, no todo es bueno o malo”, explica Lewis. “Maureen no es la chica mala ni la amante; tiene buen corazón. Es una mamá soltera que tiene que levantarse todas las mañanas y ganarse la vida porque tiene un niño que criar”. Grant dice que Juliette Lewis fue la primera y la única actriz que le vino a la mente cuando empezó a pensar en quien podría dar vida a Maureen. “Nunca escribo con actores en particular en mente, pero cuando había terminado el guión, sabía perfectamente que Juliette era la única que sería perfecta para el papel”, dice la escritora y directora. “Llegó y leyó, y tal y como había pensado, era perfecta. Juliette es la artista creativa más notable”, continúa Grant. “Está completamente centrada y es completamente libre al mismo tiempo —encuentra el equilibrio”. “¿Qué grande es Juliette Lewis?” afirma con entusiasmo Garner. “Este es un personaje distinto a cualquiera que hubiera interpretado antes, lo que ya es decir, porque siempre interpreta papeles muy interesantes. Juliette lo interpreta con mucho corazón. Maureen no está allí para meterse en el camino de nadie; está allí porque intenta hacer lo correcto para su hijo y porque, como todos los demás, echa de menos a Grady”. Casi tan importante como hacer el casting de los actores fue encontrar la localización perfecta; Boulder, Colorado, se convirtió en una parte integral de la historia. Topping explica, “Susannah había pasado mucho tiempo en Boulder —su hermana vive allí. Personifica una ciudad en la que el tiempo se puede detener; es una ciudad universitaria y mucha gente se queda allí después de graduarse, viviendo la vida post universitaria para siempre. Puedes salir a correr o montar en canoa y quedar con tus amigos. Realmente es una buena vida —es fácil no trasladarse después de la universidad, no crecer. Es el escenario perfecto para este grupo de gente cuyas vidas se han quedado estancadas”. Grant añade, “Una cosa que realmente quería hacer era crear un mundo que fuera como una burbuja. Las ciudades universitarias son como eso —es muy fácil resistirse a madurar. Boulder era una ciudad maravillosa para eso”. La ciudad de Boulder también tuvo influencia al dar vida a los personajes, particularmente para Garner. “En cuanto supe que íbamos a hacer la película en Boulder, entré en todas las páginas web de la ciudad y conseguí información sobre Pearl Street y los carriles bici”, dice. “Aprendí cosas sobre Green Party donde trabaja Gray y me convertí en una experta sobre el problema de Boulder con los perros de las praderas. Tenía tanta información al azar que casi sentía que llevaba viviendo allí durante mucho tiempo”. Incluso los extras se añadieron al ambiente de la película. Normalmente en un escenario cinematográfico, los extras dan vueltas por allí en silencio —quizá leyendo o si no pasando el tiempo silenciosamente durante lo que puede ser un proceso aburrido de esperar por sus escenas. En Boulder no: “Los extras trajeron a sus hijos, trajeron sus instrumentos y cantaron, escalaron paredes de roca —era increíble”, dice Grant. Esa energía era palpable en toda la ciudad, continúa: “Todo el mundo dejó lo que estaba haciendo por nosotros —no podían haber estado mejor”. Para los cineastas y el reparto, el título Las Vueltas de la Vida condensaba lo que sería la película, porque cada uno tiene una interpretación diferente de lo que el título significaba exactamente. Te recuerda que la vida es una lucha constante y que tienes que adaptarte.